El fútbol, mi papá y yo (parte 2)

Bueno, como les venía contando, mi papá fue el artífice de mi conversión a la “religión” del futbol. Seguramente, para usted, amigo lector, su padre también tuvo mucho que ver en su amor por el futbol. En mi caso, inicialmente esta pasión me fue transmitida a través de su contagioso entusiasmo cuando se veía los partidos de futbol por televisión (para entonces no había fútbol profesional en Cartagena) o simplemente se me fue pegando cuando lo acompañaba a sus partidos de rodillones y lo veía gozarse los partidos. Pero al crecer, cuando empecé a jugarlo de “verdad verdad”, vino su real influencia en lo que fue el fútbol para mí.

Mi papá se empeñó en convencernos, a mí y a mi hermano menor, de que teníamos las condiciones para jugar fútbol profesional. Confieso que en algún momento me lo creí y lo intente pero no llegue muy lejos. Me convocaron dos veces a pre-selección Bolívar, supuestamente el puente para las divisiones menores de algún club. Siempre me pregunté si él tuvo algo que ver porque de verdad nunca pensé que era lo suficientemente bueno para que me llamaran. Igual, siempre sentí su apoyo incondicional, como tenía que ser.

Lastimosamente su sueño nunca se cumpliría. Ni siquiera con mi hermano, quien tenía más contextura de atleta que yo y quien era mucho más competitivo. Cuando iba perdiendo un partido en pleno recreo, el vigilante del colegio tenía que estar “pilas” porque la pelea era inminente.

Nunca nos obligó, pero nos inscribió en de cuanta escuela de fútbol, en de cuanto torneo, liga o recocha que se atravesaba por ahí. Si no, igual le exigíamos que lo hiciera.

Leonel AlvarezAsí fue como termine jugando mi primer torneo, en el barrio de Crespo de Cartagena, a los ocho años, en un equipo llamado “La Segundita” entrenado por el “Mingo” Molinares, una de las tantas promesas del fútbol que se quedó en el camino hacia la gloria. Si recuerdo bien, siempre fui el menor en los equipos donde jugué, por lo que me llamaron por mucho tiempo “Ivancito” y también para distinguirme de mi papa que no se pelaba ningún partido. Lo que más recuerdo de esa época era que me decía que le metiera ganas y que metiera el pie duro como Leonel Álvarez. Cuando en el Mundial del 94 vi que Leonel fue el único que le metió “Cojones” a esa vaina, entendí por qué siempre fue su ídolo.

Después nos llevó a la escuela de fútbol de la Base Naval de Cartagena llamada Waltinho & Martelo. Ahí nos entrenaba el brasilero Walter Moraes “Waltinho”, gran futbolista que jugo en varios equipos colombianos y que fue campeón con Santa Fe en 1966 y 1971. Dice la leyenda que metía goles impresionantes desde 50 metros. Estando ahí, nos recorrimos todas las canchas deprimentes, empedradas y polvorientas de Cartagena. Se perdiera o se ganara, después de jugar un partido en Chambacú había que celebrar que terminabas con vida (habría que confirmarlo, pero posiblemente estas canchas han sido la únicas en el mundo en tener superficie de caracuchas, vidrios y piedras).

Cancha de San Fernando
Cancha de San Fernando

Tino aprilla - parmaLos domingos en las tardes nos sacaba el ratico y nos enseñaba lo que él llamaba “las últimas tácticas del Tino Asprilla”. Según él, era necesario complementar lo que nos enseñaba el profe. Yo le creía porque se veía que tenía talento. Le pegaba durísimo al balón, le metía chanfle, sabia inclinar el cuerpo, poner el pie de apoyo, y a pesar que de su peso y su barriga no lo dejaban maniobrar demasiado, hacia diagonales y piques cortos. Algo le aprendimos seguramente. Lo disfrutábamos mucho.

Siempre se implicó en el fútbol, patrocinaba los equipos donde jugábamos, nos acompañaba cada vez que podía, incluso a las practicas, también nos corregía, nos insultaba, peleaba con el profe si nos dejaba de suplentes, de hecho, a uno de ellos le partió el carné en la cara y casi se forma la de Troya. También insultaba de vez en cuando al árbitro, es más, recuerdo que en un partido se alcanzó a quitar las gafas y se le iba pa’ encima, pero lo agarraron, ¡que susto! Y hasta se metía con los del otro equipo cuando sospechaba que había uno “pasao” ¡Era bárbaro!

La perla

Una noche, ya habiendo abandonado la ilusión de ser futbolista y después de varios semestres de ingeniería industrial, hablaba con mis amigos en la puerta de la casa. Hablábamos de fútbol, obviamente, y alguien menciono que Valenciano se ganaba como 80 mil dólares mensuales en el Morelia de México. Mi papá, que pasaba justo en ese momento por ahí, paro su marcha, me dio una palmadita en la cabeza y emputao me lanzo esta perla: “¡nojodaaaa!, deja esa maricaa de estar estudiando y ponte a patia’ balón”. Esa frase me perseguirá y me mortificara por el resto de mi vida. Igual, cuando me lo dijo, ya era demasiado tarde.

Gracias viejo

Gracias viejaMi papa me dejo siendo un adulto, casado y con un hijo (ahora son tres). Nunca le di expresamente las gracias por todo lo que me dio, aunque con mis actos supongo que le alcanzaba a demostrar algo de los valores que me había transmitido. Se preocupó por darme una carrera pero me dejo mucho más que eso, entre otras cosas, el amor por el fútbol, sin saber que esto sería un complemento importantísimo para el desarrollo de mi vida en casi todas sus facetas. De hecho, sacando cuentas, llegue a la conclusión de que el 90% de mis relaciones sociales tienen que ver con el fútbol. Al otro 10%, les toco el tema pa’ ver si caen y si no les gusta el fútbol pues le toca hacer un esfuercito.

Así como Di Stefano tiene en su casa un monumento de una pelota de cuero, de esa de las de antes, con la mención “Gracias vieja”, yo le tengo uno en mi corazón a mi papa con la leyenda: “Gracias viejo”.

Anuncios

6 thoughts on “El fútbol, mi papá y yo (parte 2)

  1. magaly vellojin 11 enero, 2014 / 1:03 pm

    HIJO, ME HAS HECHO LLORAR CON TODOS ESOS RECUERDOS DE LOS CUALES FUI TESTIGO DE MUCHOS DE ELLOS, PERO TU DESCRIPCION ES EXACTA Y ESO ME MUEVE MIS ENTRANAHIAS, GRACIAS POR RECORDAR TANTAS EMOCIONES JUNTAS.

  2. Mario 11 enero, 2014 / 6:22 pm

    Hombre Ivan…….

    Me transportaste en el tiempo con tu vivencia ya que en algun momento yo jugue al futbol tambien, aunque soy un apasionado del deporte no llegue al punto de practicarlo para intentar llegar a profesional, como tu. Pero si ayude bastante para que mi hermano lo lograra, pero reveses de la vida como la separacion de mis padres acabo con muchos de esos sueños.

    Cuando jugue y fue por poco tiempo, ya que nunca ne he consideradonisiquiera algo agil con la redonda, pero si con mucho temple para la defensa.

    asi como tu papa fue el pilar para tu pasion por el futbol, asi lo fue el mio por la musica, por eso me hice DJ y locutor de radio, lo cual me dio la oportunidad de conocer otros lugares y brillar con luz propia durante un tiempo como DJ.

    Gracias por esas memorias ya que el futbol y la musica siempre han estado ligados, de hecho los tambores y tropmetas siempre han resonado y seguiran haciendolo por un largo tiempo en todos los estadios del mundo.

    MARIO GONZALEZ

    DJ M

  3. sergio 11 enero, 2014 / 6:26 pm

    compa culo de blog…me alegro que compartas todo eso con los que en algún momento jugamos futbol contigo….pa la próxima un paratado de los partidos en la playa del decameron y del equipo del colegio
    un abrzo

  4. Tatiana 11 enero, 2014 / 11:11 pm

    Iva y Maga.. me han hecho llorar los dos.. muy linda la historia.. sigo pegada.. gracias x compartir.. saludos a mi amiga adri..

  5. ZAIDA ORTEGA NASSIFF 12 enero, 2014 / 7:56 am

    Hola papi, hermosos comentarios, que bueno que no has olvidado nada de las enseñanzas de tu padre, siempre se sintió orgulloso de ti…..de sus hijos, y conociendolo, se que desde el cielo donde Dios lo tiene, se siente feliz……tu tia te ama y llora al leer tus anecdotas, pero lo hago con tristeza por la usencia de Iván y con alegría al ver que no fueron en vano sus momentos junto a ustedes…..sigue adelante, papi, y como tu padre enseñale a mis muñecos el amor al deporte, sea cual fuere…….apoyalos …….te amo y eso tu lo sabes, y como dices a tu padre quizas no le dijiste muchas cosas pero se las demostrastes dia a dia…..y eso mijo es muy valioso. Bendiciones …mi futbolista estrella…..

  6. soffy 14 enero, 2014 / 1:21 pm

    .,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s