Lo peor que nos podía pasar ya nos pasó

¡Ya está! Ya llore lo que iba a llorar, tal cual como lo dijo Falca. Es hora de pasar la página y dejarlo que se recupere tranquilo. Es momento de reponernos, de tranquilizarnos que ese man está que se juega ese Mundial y está haciendo todo lo posible, ¡ojala! De paso, le pido le pido disculpas por juzgar su decisión. Cada uno trabaja donde le dé la gana… ¡pero aja!, estaba como loco buscando razones…

En fin, para ayudarme a reponerme, se me dio por hacer un ejercicio que consistió en rebuscar aquellos momentos en los que viví, al lado de mi selección, esa misma sensación de desazón, de desolación, de retorcijones en el estómago y de achicharramiento del alma.

El objetivo era hacerme caer en cuenta que lo peor que nos podía pasar ya nos pasó, por lo que seguramente seremos premiados con una gran sorpresa en el Mundial… verán que si… y de pronto hasta con Falcao metiendo goles ¡Vamos Colombia!

Igual, esto fue lo que encontré y se los comparto (obviamente excluyo lo de Falca). Si se les da por hacer el mismo ejercicio, los invito a complementar esta lista en los comentarios aquí abajito, en Facebook o en Twitter (@ivanj_ortega).

La “cagada” de Higuita en Italia 90. Fue horrible, catastrófico, de muerte… sin palabras.

El chiripazo de Gheorghe Hagi. Esa sola jugada nos eliminó de USA 94. Esta trágica jugada nos obligó a vivir con secuelas mentales por el resto de nuestros días.

La “cagada” de Mondragón. Esta no fue en un Mundial, pero ese baloncito que se le coló a Mondragón contra Argentina en Barranquilla en las eliminatorias para el Mundial de Francia 98 fue toda una tragedia nacional. Ni los locutores argentinos se dieron cuenta que había entrado.

La lesión del Pibe antecito del Mundial del ’94. Situación que la vida nos hace volver a vivir con Falca. El pibe pudo jugar el Mundial pero no alcanzo a llegar en el nivel que se esperaba. Ojala que esta vez sea diferente.

El autogol del gran Andrés Escobar. Lo único que nos faltaba en USA 94. Fue justo ahí cuando arrancamos a llorar por la eliminación más de 30 millones de colombianos. El llanto se prolongó cuando supimos de su muerte días después. Recuerdo que mi tío me levanto con la noticia – Mataron a Escobar. Entre sueños respondí – Sí, yo sé, lo mataron hace rato en el techo de una casa. Cuando supe que era Andrés y no Pablo, me dije – Lo mataron por el autogol, estamos jodidos. Ahora nos dicen que no fue por eso, pero vaya uno a saber.

Javier Hernandez BonnetLa llegada de Javier “Refisal” Hernandez Bonnet al Gol Caracol como comentarista oficial de los partidos de la Selección. Esta más que comprobado científicamente que desde su llegada, la selección cayó en un bache deportivo que duro muchos años. El antídoto a tanta saladera tenía que llegar de afuera (¡Gracias Pekerman!). Nadie en Colombia hubiera sido capaz de sacarse semejante bulto de sal que por tanto tiempo se acumuló y se esparció entre nosotros, en los hogares colombianos, entre jugadores, técnicos, dirigentes y hasta entre los mismos periodistas deportivos que le seguían las aguas.

Y aquí les tengo el “cerecita del postre”, y probablemente la peor tragedia de todas:

Hijo del chiqui GarciaLa convocatoria del hijo del “Chiqui” García a la selección. Eso fue una cachetada para todo el pueblo colombiano. Todas la demás desgracias fueron fortuitas y sin mala voluntad, pero que se haya incorporado deliberadamente a nuestra selección este paquete no tiene nombre. Su función de volante de destrucción aplicaba para los dos equipos. Es más, fuera de las canchas tampoco demostró lucidez. Recuerdo que lo llevaron a Nueva York a jugar uno de esos amistosos contra Guatemala (o algo así) y le preguntaron que qué la parecía la estatua de la libertad, y el muy petardo dijo que estaba como “verde”. Eso fue lo único que se le ocurrió. Que tristeza. (Desafortunadamente no he podido encontrar esa nota en YouTube. Si alguien la tiene que la comparta, ¡por favor!).

Saludos

@ivanj_ortega

Anuncios

4 thoughts on “Lo peor que nos podía pasar ya nos pasó

  1. Vellojin Magaly 30 enero, 2014 / 1:21 pm

    HIJO MIO, QUE MEMORIA TAN FOTOGRAFICA TE DIO DIOS, YO SE Y HE SABIDO SIEMPRE DE TU FIEBRE POR EL FUTBOL, ESPECIALMENTE EL COLOMBIANO, LO QUE TAL VEZ ES SORPRESA QUE LLEVANDO TANTOS ANHIOS HABLANDO Y PENSANDO EN FRANCES, PUEDAS DESCRIBIR CON LUJO DE DETALLES TANTOS MOMENTOS VIVIDOS POR TI Y MUCHOS COLOMBIANOS. SIGUE ESCRIBIENDO HIJO, QUE RECORDAR ES VIVIR, SIGUE VIVIENDO TU FUTBOL, QUE DIOS TE BENDIGA.
    TU MAMI QUE TANTO TE PIENSA Y TE AMA, MAGALY.

  2. karimedlh 30 enero, 2014 / 2:12 pm

    La convocatoria del hijo de García fue una absurda y completa payasada. Realmente no recordaba ese episodio y me causó mucha gracia. Al final uno termina recordando esas situaciones con un poco de gracia; sin embargo, lo sucedido con Andrés Escobar fue un hecho que nos dejó perplejo porque se trató de la muerte de un gran y querido jugador.

    Saludos,

  3. Juan Carlos Espinosa 30 enero, 2014 / 8:48 pm

    Jejeje Ivan, como siempre yo por aqui… particularmente me acuerdo de algunas situaciones parecidas:
    – Colombia y Argentina jugaban un partido para las eliminatorias para el 2006 y Colombia estaba necesitada (como cosa rara) de puntos. Oscar Cordoba fue a hacer un saque y le reventò el balòn en la espalda a un defensa colombiano (no recuerdo quien)… Le quedo el balon servido a Crespo y gol… Al final Colombia empatò… y Maturana renunciò.
    – Para el partido contra Colombia en USA ’94, Rumania entrenò a puerta cerrada un dia antes… Un periodista de caracol se arrastrò por un monte para espiar la pràctica. Cuando se acabo, esperò a los jugadores rumanos en la puerta y les preguntaba “le tienen miedo a Colombia?”… Los rumanos no contestaban nada y seguian caminando… Contestaron al dia siguiente en la cancha.
    – Y por supuesto, tal como lo hemos hablado… Los partidos de preparacion para USA ’94… Eso jugaron contra todo équipo habido y por haber… Entre los équipos que recuerdo: El Bayern Munich, El Parma, El Milan, El Palmeiras, el Sao Paulo, la Fiorentina (que jugaba en segunda!), el Eintracht Frankfurt (era el sexto de la liga alemana!) plagaaados de suplentes!… Esto sirviò de mucho, pero no a Colombia, sino a sus rivales que tuvieron material suficiente para estudiar su forma de jugar!
    – Y todo el mundo recuerda a Max Caiman, bulto de sal que nos cayò… Pero no se si recuerdan tambien que para esa famosa carrandanga de amistosos, Bavaria (patrocinador oficial) saco el slogan “numero uno mi seleccion” del cual la propaganda la hacian los jugadores (hacian un gol y levantaban la mano y el dedo indice) … Bavaria llevò eso a los partidos “reales” de preparaciòn: Si Colombia hacia un gol, el jugador que levantaba el dedo indice se ganaba un billetico extra por esa cuña publicitaria en vivo. Lo jocoso del asunto es que después del descalabro de USA ’94, muchos taxis en Cartagena tenian una calcomanìa pegada en el parabrisas con la leyenda “numero uno mi seleccion” y con el dibujo de una mano… la sola diferencia, el dedo que estaba levantado no era el ìndice… sino el dedo medio.
    Saludos! Ya estoy trabajandole a mi blog tambien!
    @Jucaes1_

  4. daniel rodriguez 3 febrero, 2014 / 12:29 pm

    Compa bacano!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s