Clases de fútbol para señoras – Lección #12: El penalti

Penalti1

Cuando su marido grite ¡penalti! o ¡penal hijueputa!!! está celebrando o maldiciendo una “falta” o una “mano” dentro del área de las 18 (área grande). Es una particular jugada que permite gozar o sufrir doble, pues se vive la euforia al momento de sancionarlo y se vuelve a vivir otra euforia cualquiera que sea el desenlace…

Debe saberse que al sancionarlo automáticamente viene un reclamo por parte de los jugadores del equipo afectado, rodean al árbitro como para pegarle pero no se asuste, nunca pasa a mayores… igual, nunca se cambia la decisión.

Un penalti quiere decir que se le otorga al equipo favorecido la posibilidad de cobrar un tiro desde unos 11 metros del arco sin ser obstruido por los jugadores de campo del equipo rival.

En ese momento se vuelve un juego de uno contra uno, el arquero contra el encargado de cobrar.

Algunas precisiones:

El arquero no se puede adelantar de la línea de gol antes del cobro.

Los jugadores de ambos equipos no pueden invadir el área, incluyendo la medialuna que adorna el borde de la misma.

Si el arquero la tapa, el rebote puede ser aprovechado por el mismo cobrador o por sus compañeros para intentar anotar. Si el rebote lo da uno de los postes del arco, solo sus compañeros pueden aprovecharlo para anotar, el cobrador queda inhabilitado de la jugada.

Al cobrador se le prohíbe amagar (ósea hacer que va a patear y cobrar realmente cuando el arquero ya se haya jugado). Al cobrador también se le había prohibido cortar la carrera, pero esta regla fue anulada recientemente.

Los penaltis también son usados como método de desempate en los partidos de eliminación directa como los de la segunda ronda del Mundial. Cada equipo tiene 5 oportunidades y el que anote más goles gana. Si el empate persiste después de los cobros regulares, se continúa la ronda a un cobro por equipo hasta que uno de los dos falle y el otro anote.

Por @ivanj_ortega

Espere próximamente: Cerrar un partido

Anuncios