Reflexiones para antes de convertirse en madridista

james_rodriguez1

Con la llegada James Rodríguez al Real Madrid la gran mayoría de los colombianos estaremos tentados a convertirnos en madridistas, incluso aquellos sin vergüenzas que se declararon barcelonistas a morir en las épocas de Guardiola y del Tiki-Taka efectivo. No los culpo, la verdad es que la llegada de James al Madrid es algo histórico para Colombia por la ilusión que representa ver a unos de los nuestros brillar al lado de los más grandes jugadores del mundo, pero si usted se considera un verdadero amante el fútbol no debería dejarse llevar por esta euforia momentánea y más bien lo invito a reconsiderar algunos hechos y a respetar los principios de todo buen hincha antes de cambiar de colores.

Primero, le pido que reflexione sobre este postulado de Eduardo Galeano, escritor uruguayo: “En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”. Así que déjese de estar brincando de un lado para otro, como sólo podemos hacerlo los cartageneros, quienes si tenemos una excusa científicamente avalada, de lo contrario usted tiene serios problemas de personalidad o no tiene ni idea de fútbol o todavía es un adolecente en pleno “tibiri-tabara”.

Pregúntese que pasaría si a James lo sientan y lo ponen a jugar sólo unos minuticos de vez en cuando, que es algo que suele pasar en el equipo merengue y en muchos grandes clubes del mundo como el América de Cali (¡plop!). Obviamente no deseo que le vaya mal a un compatriota que tantas alegrias nos ha dado y menos si por eso se nos viene abajo la mejor la selección Colombia de la historia, pero y si eso pasara, ¿qué pensaría usted del Madrid?, ¿lo odiaría?… No responda.

Ahora, pregúntese porque no se hizo hincha del Mónaco cuando James andaba por allá o porque no se hizo hincha del Atlético o del Porto cuando Falcao y otros colombianos estaban en esos equipos. ¿No será que usted solo se arrima cuando sabe que podría celebrar una Champions League, así como cuando se le arrimó al Barça?, ¿será que el hecho de que haya un colombiano solamente es una excusa para disimular su oportunismo?

Continúe haciéndose esta otra pregunta, ¿qué pasaría si Juan Guillermo Cuadrado llega al Barcelona? Estaría en tremendo lio, ¿cierto? Solamente si usted es un solapado estaría fresco gozándose los triunfos de ambos.

Bueno, pero no se me ofusque, toda esta reflexión que le invito a hacer es para pedirle que no se confunda; hacerle fuerza a uno de los nuestros no tiene por qué convertirlo en hincha acérrimo del equipo donde juega. No se traicione a usted mismo y al fútbol y recuerde que los jugadores cambian de equipo todas las temporadas, que los equipos tienen altos y bajos, y que la mayoría cambian de estilo y filosofía de juego según el DT de turno. No olvide que los verdaderos hinchas son los únicos que se quedan realmente para siempre. O pregúnteles a los del América, ¡eso sí es amor! (de verdad, los admiro).

Si lo analiza bien, se dará cuenta que hacerse hincha de equipos extranjeros puede ser más difícil de lo parece. No es que no se pueda, de hecho, yo soy del Barcelona FC, pero mi experiencia me permitió entender que para hinchar por un club extranjero debe haber una conexión especial, algo que comparta y lo identifique, algo lo suficientemente sólido para que sobreviva al paso y traspaso de un jugador en especial y que le permita aguantar amarguras, derrotas y humillaciones. No es fácil enamorarse de verdad de un club que juega a miles de kilómetros y por el cual nadie le ha infundado pasión directamente. Por eso, piénselo bien antes de volverse madridista si sólo lo hace por la llegada de James; no vaya a ser y en algún tiempo haga el ridículo que están haciendo hoy los dizques “Barcelonistas”.

Si usted ya era del Real Madrid antes de James o del Barcelona antes de Pep y Messi, no tiene que sentirse sermoneado, simplemente siga siendo coherente y tenga claro las verdaderas razones que lo llevaron a un lado o al otro o a ninguno. Y si gracias a James usted se enamora del club y se queda en el Madrid después de su partida y de doloras derrotas que seguramente vendrán, se habrá graduado de verdad como hincha REAL!

¡Buena suerte James y a ganarse la titular pues! (no le deseo más na’)

Visca Barça!!!

Anuncios

3 thoughts on “Reflexiones para antes de convertirse en madridista

  1. James 25 julio, 2014 / 8:07 am

    Hala Madrid

  2. sergio 25 julio, 2014 / 5:39 pm

    compa se gano una buena conmigo…primero se metió con el Madrid pero sobre todo se metió con la mechita esa si que no la perdono,,jajajaja…además el América es como la Holanda de los clubes, solo tiene subcampeonatos en torneos importantes (exceptuando por supuesto la Eurocopa del 88..hablo de Holanda).pero ahí seguimos hasta en segunda tenemos mas títulos que la mayoría de equipos colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s