¿Quién es? ¿Quién es? Yo lo voy a decir…

hinchas-deportivo-cali-hinchada

Por ahí dicen que para triunfar en la vida uno no puede estar tratando de complacer a todo el mundo… Seré yo entonces un fracasado porque hoy trataré de complacer a un amigo que se me alcanzó a resentir cuando leyó la nota que le hice a los hinchas del América de Cali hace unas semanas… Así las cosas, hoy hablaremos del glorioso Deportivo Cali…

Nota: Si usted no es ni del Cali ni del América, mejor no siga leyendo… cosa que no me toque hacer otras entradas para complacer a los hinchas del Junior (tu papá!), de Millos, del Santafecito lindo, del verde, del poderoso, del blanco-blanco, de los heroicos, de los motilones, del ciclón bananero, de los pijaos, de los bucaros, etc…

Empecemos diciendo que si hay algo que sobresale del Cali es su encopetada hinchada, de la cual comprobé empíricamente que tiene la particularidad de defender al club más por lo institucional y administrativo que por lo deportivo (sin decir que menosprecian sus puntuales gestas futbolísticas). Morir en la suya en 1955 (el equipo desapareció) para después renacer al año siguiente, tuvo que haber sido equivalente a ganar la Copa Libertadores.

Sin pasar por “lambón”, considero que esta actitud es un rasgo casi exclusivo de las grandes organizaciones deportivas como Ferrari, el Barcelona FC, el Manchester United, el Real Madrid, los Yanquis de Nueva York, los Canadienses de Montreal, entre otros, que ante los periodos de pocos triunfos, han sabido mantener casi intacta su institucionalidad, principios y valores, lo que enorgullece particularmente a sus seguidores, así no sean socios activos.

De cierto modo los del Cali tienen de qué ufanarse; organizacionalmente es el único club que funciona como verdadero club, con sedes y canchas para sus socios (y hasta donde entiendo todavía no se ha convertido en una sociedad anónima con el lógico ánimo de lucro que esto contrae al existir inversionistas). El principio de “club” desde el punto de vista económico se entiende como el acceso a un bien colectivo (implica que se puede compartir) pero que es de uso exclusivo del conjunto de personas o miembros que se unieron para adquirirlo y al que no podrían hacerse sin la unión de sus esfuerzos. Entendiendo el bien como el goce del fútbol en toda su amplitud, la recreación y el esparcimiento, el Cali cumple a cabalidad con la definición. De hecho, la sobrepasa.

Una muestra de la grandeza de los miembros del Cali fue la donación sin remordimientos de 1.800 millones de pesos que hizo la empresaria azucarera María Clara Naranjo para cumplir lo que le dictó un sueño en donde se le apareció su tío y gran empresario del fútbol valluno Carlos Sarmiento Lora  (Vea aquí la nota), ayudando así a evitar una crisis por falta de liquidez.

Además, el Deportivo Cali es el único Club que tiene su propio estadio y aunque terminó siendo “el criadero de mosquitos más grande del mundo”,  la idea en si era muy buena. He visto cosas peores, como los 1.500 millones de pesos anuales que la gente Millos le pagó a Pórtoles por no hacer nada… Y aquí la idea nunca fue buena o peor, creo que nunca hubo una idea…

Nuevo estadio Cali

Por último, se enorgullecen porque no se dejaron infiltrar por el demonio del narcotráfico (no me consta) a pesar del coqueteo que les hicieron los Rodríguez Orejuela antes de irse para el América de puros ardidos porque la alta alcurnia caleña no los dejo entrar (Ojo, no me consta).

Solamente había algo que no entendía hasta hace poco de la gente del Cali, su canción-himno: Pachito E’che.

Si uno se pone a ver, es un porro, ritmo original de la costa atlántica colombiana, se lo dedicaron a Francisco Echeverri, un empresario paisa que nunca tuvo nada que ver con la cuidad de Cali, pues se consolidó en la industria hotelera capitalina, y además dicen que curiosamente fue escrita por el músico Alex Tovar para saldar una cuenta del Hotel Granada (en Bogotá) por allá en los 50s.

¿Cómo fue a parar esta canción al Pascual Guerrero? Explicaba Hernán Pelaez recientemente en el Pulso del Fútbol que los locutores de Todelar (Samuel Duque, entre otros) la ponían por esas épocas en los altoparlantes del estadio durante los entretiempos de los partidos. Esta explicación evidentemente no me satisfizo, pues era claro que algún detalle importante hacia falta… Finalmente encontré la historia completa aquí:

https://es-es.facebook.com/notes/las-porristas-del-deportivo-cali/pachito-ech%C3%A9-un-porro-hecho-himno/262299570480875

En fin, ya en lo deportivo, al Cali le guardo cierto resentimiento por dos razones: Uno, le gano a mi siempre querido y abandonado Real Cartagena en la única final del FPC que ha disputado con dos tantos de Rodallega (pa’ rematar!) en el 2005. Dos, me hizo ilusionar con la Libertadores del 99 pa’ después salir con nada!… Pero ahí está, es de los grandes de Colombia y además parió a Yepes, autor del “gol que no fue” más mencionado en la historia de los mundiales!

¿Quién es? ¿Quién es? Yo lo voy a decir… Cali! Cali!

Anuncios

3 thoughts on “¿Quién es? ¿Quién es? Yo lo voy a decir…

  1. Juan Carlos Espinosa Hernandez 22 agosto, 2014 / 12:49 pm

    Compa eso de que no se dejaron infiltrar de dineros calientes, yo tampoco lo afirmo o lo niego, pero amigos vallunos, hinchas del cali de toda la vida, me decian que si hubo por ahi los rumores!

    • @ivanj_ortega 22 agosto, 2014 / 1:11 pm

      Si viejo Juanca… ahora viendo el video se da uno cuenta de lo mal que le pegò.. pero eso si, ese Cali era muy bueno, tremendo equipazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s