Frustraciones “amistosas” de un hincha de la Selección

Amistosos-Colombia

Esto de seguir a la Selección Colombia se ha vuelto cada vez más difícil y hasta jarto en el caso de los misteriosos partidos amistosos.

Cuando se filtró que habría un amistoso en octubre en la cuidad de New Jersey me nació la ilusión de ir a ver nuevamente a mi querida Selección Colombia. Sólo me separarían 6 horas en carro desde la fría Montreal. La última vez que la vi fue en la derrota ante Brasil en las eliminatorias hacia Alemania 2006 en Barranquilla (sofocante anécdota que ya les había contado). Pero al confirmarse (filtrarse) que el rival de turno seria la temible selección de El Salvador perdí el impulso para organizar el paseo – ¡No aguanta! – Pensé, aunque sigo en Stand-by (si voy, les cuento). Ese mismo día anunciaron (filtraron) lo del “partidazo” contra Canadá, 120 en el Ranking FIFA y mi querida segunda patria, lo que me ilusionó, pues ingenuamente creí que al estar cerca podrían hacer el partido pasando la frontera contra el equipo de casa, en donde sin duda el Stade Olympique de Montréal se hubiera llenado a reventar (con Colombianos en su mayoría). ¡Pero no!, decidieron jugar en el mismo escenario (Red Bull Arena) con la probable asistencia de unos cuantos pelagatos que no pudieron ver el partido del día viernes contra El Salvador. Sinceramente, o uno no entiende nada de este negocio o estos empresarios son muy brutos.

Así pues, los de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) no sólo nos la ponen difícil para saber cuándo, dónde y con quien es que vamos a jugar los amistosos, pues nos toca sistemáticamente esperar a que un tercero lo filtre por otro medio, sino que además, improvisan con partiditos contra equipos de “pipiripao” (acertado término utilizado por mi tocayo Iván Mejía) para salir del paso, cumplir con los patrocinadores y llenarse los bolsillos.

¿Y lo deportivo, lo de pulir el trabajo táctico bajo presión, lo de acercarse a los hinchas, lo de jugar un amistoso en Colombia para retribuir tanto amor, lo de complacernos y tenernos informados a tiempo con algo de información oficial de primera mano?… ¡Nooo! ¿Eso pa’ qué? Si ya ellos saben que de todas formas ahí estaremos todos detrás de la Selección Colombia (de Bedoya) como uno buenos bobos, digo, hinchas. Ellos lo saben, esto es pasión, como el nombre del blog de un gran amigo (@juliuspinedo), y no habrá poder humano que haga que ignoremos ni un mísero partido de Colombia.

Yo sé que ya había tratado este tema unas semanas antes del Mundial de Brasil 2014, pero desafortunadamente nuevamente se vuelve a dar una situación similar con esto de los amistosos… ¿Por qué tanto misterio? ¿Por qué tanta improvisación? ¿Por qué se empeñan en deshacer con los pies lo que hicieron con las manos? ¿Por qué no preparar al equipo con rivales que sean capaces de  exigir al máximo a nuestros jugadores? Sigo pensando que dar tantas vueltas para concretar y divulgar los partidos amistosos de la Selección Colombia le está haciendo daño a todos, incluso a los propios dirigentes.

A Pékerman no me atrevo a culparlo directamente de esta jarta situación, pues está más que demostrado que sabe lo que hace y uno supone que no le queda más que trabajar con las posibilidades que le ofrece su empleador, pero ante los hechos, surge la duda sobre su responsabilidad en este desorden. Es claro que algo no cuadra en algún lado en el manejo de los amistosos. Entre unos y otros se andan tirando esa “papa caliente”. Bedoya afirma que es el profe quien decide… No sé, no creo, total, nadie sabe.

En la rueda de prensa seguida a la firma del nuevo contrato, el profe dijo que tenía la intención de aprovechar las fechas FIFA para mover el equipo y probar gente nueva. ¡Excelente!, me pareció a primera vista. También dijo que el amistoso con Brasil hubiera deseado no jugarlo, en lo que me pareció que tenía razón pues a unas semanas de finalizado el Mundial y con las ligas europeas recién empezando no había mucho que probar. Eso demuestra que en algunas ocasiones vale la pena dejar pasar la fecha FIFA. Entonces presumí que tanto el cuerpo técnico como los dirigentes estaban de acuerdo en que es mejor estar sólo que mal acompañado.

Hasta ahí todo normal y con fe esperaba que no fueran a repetir lo de los partidos contra Túnez, Senegal “B”, Jordania, y otros, donde sinceramente era obvio que nos habían tocado las “sobras” (sin ánimos de ofender) y que nos pusieran al frente, como ya lo habían hecho en buena y debida forma, a rivales como Holanda, Bélgica y el mismo Brasil (x2).

¡Pero no!, tras confirmarse (filtrarse) lo de los amistosos contra los potentes seleccionados de El Salvador y Canadá, en vez de alegrarme porque los veré nuevamente juntos en acción, empecé más bien a preocuparme por los efectos nocivos de una mala preparación que parece inminente. A muchos nos queda la sensación – o la certeza – de que hay negligencia o intereses oscuros alrededor de estos amistosos.

¿Será que los de la FCF se andan durmiendo en los laureles o están muy pretenciosos y no conectan a tiempo con los empresarios y/o con las otras Federaciones para armar partidos que cumplan con los objetivos deportivos propuestos y con una logística adecuada?

¿Será que el profe Pékerman se pasa de meticuloso en la escogencia de los rivales que finalmente se terminan emparejando con otros equipos y cuando ya decide es muy tarde?

¿O es que no le gustan los amistosos y punto, y le da larga para ver si Bedoya le acepta no jugarlos?

¿Será que hay intereses particulares que tienen a la FCF amarrada con algunos empresarios (Full Play Group, entre otros) a los que les es más rentable organizar partidos con equipitos en canchas de rayitas en Estados Unidos?  (Ver columna de Iván Mejía)

¿Será que al profe lo presionan para que acepte amistosos contra cualquier rival con tal de poder cumplir con obligaciones contractuales con los patrocinadores?

No sé, son tantas preguntas para algo que podría ser tan sencillo. Si se juega, que se juegue contra un equipo que ayude de verdad a preparar al equipo y en donde llenen el estadio (¡fácil!), y si no se va a jugar, pues que lo digan abiertamente y listo, pero que dejen el misterio…

Ahí está pues, ya me desahogue de todas mis frustraciones con este jarto tema…

¡Nos vemos en New Jersey!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s