Leicester City FC : una verdad que da rabia‏

From GettySports
From Gettyimages

Desafortunadamente, en medio de su espectacularidad, la proeza del Leicester nos prueba también otras cosas.

Una gran demostración de trabajo, disciplina, esfuerzo, dedicación, etc., etc… Una historia maravillosa difícilmente repetirle… difícilmente repetible, ese es mi punto.

Todos somos felices cuando pasan estas cosas, incluso alcancé a emocionarme tanto con la historia de Rainieri y sus pupilos que hasta se me aguaron los ojos, sin embargo y a pesar de todo lo que estos pequeños grandes jugadores nos lograron demostrar, todos sabemos la dura verdad, en el fútbol –y quizás en la vida- el éxito está reservado el 99% de la veces para los que tienen el poder y el dinero.

Las raras veces en las que ganan los débiles son solo accidentes, situaciones fugaces que se desvanecen rápidamente y que serán simplemente recordadas con nostalgia.

Da rabia porque la historia futura del Leicester se puede casi predecir. Al igual que Grecia, Once Caldas y el Porto, campeones –casi simultáneos por allá en el 2004- a punta de esfuerzo y trabajo colectivo, serán prontamente olvidados. Su “cuarto de hora” está sentenciado y, más pronto que tarde, volverán a regir los poderosos perdedores momentáneos…

Fin del cuento de hadas 😦

Anuncios

Las “ayuditas” al Barça

fernando-torres-gabi-barcelona-atletico-madrid-04052016_f6vcscdqd3341hcswqhco7tef

Las escandalosas cifras de penales otorgados a favor del Barça y las numerosas tarjetas rojas sufridas por sus adversarios en la temporada 2015-16 hacen pensar que hay algo raro, muy raro…

El tuit de @2010MisterChip no deja otra lectura, ¡al Barça lo ayudan! ¡Esto es una vergüenza!

Sin embargo, tengo una teoría que podría tener sentido.  Claro, está un su derecho de desecharla, ya que seguro para usted estará un poco sesgada pues viene de mí, pero si tiene un tiempito… mire y vea.

Bueno, antes que nada quiero aclarar que no pretendo negar una tendencia que todos conocemos: los equipos ricos y poderosos son sistemáticamente favorecidos por los árbitros en todos los países y ligas del mundo. ¿Las razones?, pues ya se las imaginan. Ahora, sin querer justificarlo, lo que pretendo demostrar es que esa realidad innegable (¡y que no se hagan los locos del Madrid!) se ve MAXIMIZADA en el caso del Barcelona FC por razones meramente futbolísticas y de estilo de juego.

Primera observación: la posesión del balón.

Siempre ha sido cuestionada la utilidad de ganar la posesión del balón. Dicen muchos que no sirve para nada, que eso no cuenta en el marcador, que los partidos se vuelven aburridos, etc., con algo de razón, pero estos números mostrados por MisterChip quizás, si lo pensamos bien, son el resultado del estilo ampliamente preconizado por los culés. Estos datos son simplemente el premio a tener casi siempre el balón y tratarlo bien.  El Barça termina gran parte de los partidos con una posesión mayor al 70%.

¿Qué piensa usted que pasará si agarro el balón y se lo escondo al rival por largos ratos del partido? Pues, lógicamente se irá desesperando y terminará cometiendo una imprudencia, pegando una patada fuerte, un jalón de camiseta, etc.

Yo mismo puedo dar fe (lo que eso pueda valer). Cuando jugaba (aún juego) de volante de marca y el otro equipo nos movía el balón de aquí para allá y de allá para acá, me iba entrando la ardidera y el desespero, y a la mínima oportunidad pegaba mi patada. Me expulsaron varias veces en mi vida, todas por impotencia. No tener el balón me pone de mal humor, ¡el futbol se juega con el balón, carajo! Bueno, cabe decir que hay gente a la que no le importa mucho no tenerla, como el Cholo Simeone o Rainieri, pero eso son casos aparte.

Entonces resulta obvio. Si las faltas las comenten los que no tienen el balón, es lógico que los rivales del Barcelona FC terminen amonestados y muchas veces, en las duchas. Sin negar obviamente que los árbitros cedan ante la lógica presión de un gigante (de hecho, es una realidad que no comparto).

Segunda observación: muchos jugadores pisan el área rival

Pero además el Barça también tiene profundidad (aunque no ha estado tan incisivo en este cierre de temporada) y pisa el área rival con mucha, muchísima frecuencia, y con muchos jugadores. Entonces, no es tan ilógico que se beneficien de infracciones dentro del área, aún más sabiendo que ya los contrarios vienen mareados, y poniendo lo de los árbitros sin temple, “vendidos” o “regalados”, aparte.

En conclusión, creo que no queda duda de que el estilo del Barça garantiza una buena cantidad de faltas y penales a favor, mas allá de algunos dudosos comportamientos arbitrales, que al igual y sin duda alguna, también benefician en similar o mayor medida a los grandes equipos que le luchan lo alto del podio codo a codo.

¿Callar bocas o ir al mundial?

Tomado de Twitter
Tomado de alguna cuenta de Twitter

Al parecer la gente en Colombia está más interesada en que se le calle la boca a ciertos personajes del periodismo deportivo que en el verdadero objetivo: ir al mundial y entre paréntesis, jugando bien.

Cuando la selección gana, por acierto o no de Don José, jugando bien o mal, sacan pecho y celebran -más que la victoria y la cercanía a la clasificación- el poder escupirles en la cara al par de viejitos que son unos malaleche, que no saben nada y que se pueden meter sus criticas ya saben por dónde.

Así mismo, cuando los partidos se nos complican, en vez de escuchar voces de apoyo y debatir sobre soluciones, ahora se escuchan frases de preocupación sobre lo que dirán Vélez, Mejía y algunos otros que se atreven a criticar: “¡Ahora si le van a caer con todo al viejo!”, dicen algunos con cara de preocupación y ojos guaraposos. Yo me quedo callado, aunque me gustaría decirles: No se preocupen, de todas formas ya lo hacen y lo seguirán haciendo porque -les voy a contar un secreto- les pagan para eso: para abrir debates y ganar sintonía.

Yo, por mi parte, trato de no entrar del todo en ese juego. Escucho las críticas (sin ponerme muy bravo) para aprender a analizar mejor los partidos, seleccionando con “pinza de sacar cejas” los apartes importantes que me ayudan a entender el porqué de algunas situaciones y a comprender los errores y los aciertos. No todos vemos el fútbol de la misma manera y escuchar diversos puntos de vista no hace sino mejorar mi comprensión del juego.

De hecho, para compensar y no caer en sesgos, y porque además me parecen chéveres y más cercanos al sentir de la gente, también escucho atentamente lo que dicen Bonnet, Meluk, Pino Calad, Londoño, Casale, De Francisco, Guillo Arango, entre otros, que, sin decirles lambones, celebran casi todo lo que hace Pékerman… Igual aprendo mientras me divierto.

Yo hago la fácil, como un típico volante de marca, simplemente le pongo el filtro. Ignoro los comentarios que me parecen exagerados o fuera de foco y no caigo en el extremismo de apoyar todo lo que salga de la boca o teclados de unos, ni de otros. Tomo lo que creo que me sirve y punto.

No pienso que deba blindarme de la pasión y del sesgo que el fútbol mismo conlleva, ni que deba mantenerme lejos del folclorismo, pues me perdería GRAN PARTE DEL CHISTE!, pero les aseguro que disfruto del futbol en todo su esplendor cuando, en vez de pensar en lo que dirán los periodistas o los memes de las redes sociales, soy capaz de entender una parte de lo que estoy viendo (con madrazos incluidos o no) y no como usualmente me pasa cuando juego domino que no entiendo ni mierda de lo que estoy haciendo.

Hey!, en serio, no se amarguen tanto si hay gente que todavía escucha o lee a los viejitos, es cuestión de gustos. No le pierdan tiempo preocupándose por ellos. No es importante callar bocas. Lo que le suceda de bueno a nuestra selección será alegría para el más amargado de los colombianos y lo que le suceda de malo será tristeza para el más feliz y alegre de todos.

Vamos Colombia!! Vamos pa’ Rusia!!

Dolor de estómago eliminatorio

James-Rodriguez

No sé si es de la emoción o del sustico (o sustote dada la situación actual), pero lo cierto es que últimamente he venido notando que unas 48 horas antes de los ansiados encuentros por la clasificación a Rusia 2018 me comienzan a dar unos dolorcitos abdominales extraños. Es como si tuviera ganas de “hacer del cuerpo” todo el día, causándome un miedo terrible a encontrarme en una situación de urgencia estando muy lejos de mi casa o muy temprano como para salir corriendo de la oficina.

Yo lo asumo con entereza y fuerza mental, y hasta me alegra que todavía sienta esa emoción cuando llega la hora de apoyar mi amada la Selección Colombia. Ese niño que no dormía esperando el partido del día siguiente, ilusionado, todavía sigue por ahí, pero no-joda, ¡que vaina tan incómoda!

Incluso, en estos momentos creería que no se justifica tanto sudor y escalofríos. Si bien ahora no estamos tan bien parados en la tabla de posiciones, no es tampoco pues que vayamos a jugar contra Alemania o Brasil en pleno mundial (¡me han debido ver ese día!). Bolivia no debería tenerme en este estado de estrés intestinal.

Confío en que lo que ha sabido escoger Pekérman dará resultado. Espero en realidad un planteamiento parecido al que usamos contra Chile en Santiago hace unos meses, 3 volantes de marca, dos extremos y uno arriba (ya no sería Jackson) aguantando y pivoteando. Sólidos en defensa y aprovechando cualquier contragolpe. No se necesita tampoco una revolución táctica para salir bien librados de La Paz y más ahora viendo que esa gente tiene un tierrero armado por un billetico que se les embolató.

Por ahora, tocara seguir “apretando” de aquí a que comience el partido. Una vez que comience, estoy seguro de que se me pasara el malestar y poder disfrutar del partido con mis amigos en el bar de siempre, tomándome unas cervecitas, y tan tranquilo que incluso me atrevería a pedir una hamburguesa con bastante tocineta y papitas fritas enchumbadas en aceite rancio.

Próxima fecha de eliminatorias: tres desafíos en uno para Colombia

seleccion_colombia-james-rodriguez-vs-bolivia

Ya falta poco para los próximos duelos de las eliminatorias. Por ahora, llama la atención para Colombia el desafío que representa jugar en La Paz y unos días después en Barranquilla por lo extremo de las condiciones climáticas en ambos escenarios. Algunos lo minimizan, sin embargo ya hemos salido mal librados en varias ocasiones cuando nos ha tocado hacer “el cambio”.

Además de una buena preparación física y una buena alimentación, para triunfar en La Paz hay que jugar con cierta inteligencia colectiva que permita dosificar el oxígeno y tramitar el partido en el medio campo, aprovechando las tres o cuatro ocasiones que se tengan. Es decir, se necesita un trabajo táctico bien elaborado, o sea, malas noticias!: no hay tiempo para tal trabajo con los nuevos y trabajo previo para afrontar estas condiciones con los jugadores actuales no ha habido realmente. La buena noticia es que afortunadamente para Colombia, el Cali acaba de hacer un papelón en la Copa Libertadores y nos acaba de recordar lo que no se debe hacer en el Hernando Siles. Esperemos que se pueda sacar el máximo provecho de esa cruel derrota (ocho jugadores de Bolivia estaban en cancha). En realidad creo que lo que para el Bolívar era felicidad y alegría puede que no le convenga tanto a Bolivia, pues nos han hecho un gran favor, nos han dado una advertencia. Eso por allá arriba no puede ser tomado a la ligera y Colombia tiene que ponerse serio y cuidar todos los detalles.

¿La solución? Según el seguimiento que le he hecho a la situación se estaría manejando lo del equipo “fantasma”, pero tengo mis dudas.

Pekerman ya utilizó en sus épocas de entrenador de la Argentina un equipo “fantasma” con jugadores con características y condiciones físicas para hacer un buen partido en la altura y le funcionó. Al parecer esta vez estaría pensando hacer lo mismo. Otros han intentado ese experimento y no ha funcionado, caso de Venezuela recientemente. Otros van con la “verdadera” y ganan, como el caso de Uruguay hace unos meses y el de nosotros mismos en las pasadas eliminatorias (aclarando q no debíamos volver a Barranquilla a jugar).

Que sea una buena estrategia o no, no se sabe realmente, a veces funciona, a veces no. Depende del contexto y de las condiciones y del momento de la materia prima disponible, los jugadores.  Por eso, si lo del equipo “fantasma” va en firme se debe ser muy cuidadoso, pues se corren muchos riesgos y hay una mezcla de factores que no hacen tan fácil optar por esta alternativa.

El principal riesgo que se corre es darle la responsabilidad a unos muchachos con poca experiencia internacional en medio de un proceso que no tiene nada que ver con ellos y que saben que al finalizar el partido, pase lo que pase, serán en su mayoría desechados, poniendo en riesgo su carrera profesional de no salir bien el intento. Ejemplos: Stefan Medina, Helibelton Palacios, Frank Fabra…

El segundo riesgo, poner a todo el país a pelearse con los paisas. Para llevar un equipo fantasma, es decir, sin los de la gala, debe haber mucho trabajo colectivo como para que valga la pena prescindir voluntariamente de los jugadores de lujo. Por ahora, no se ha visto nada de eso. ¿Cómo se solucionaría eso? Llevando a Nacional con ajustes, dice el profe Vélez. Se aprovecha que ya vienen trabajados por el profe Rueda y que vienen de Medellín, que no está precisamente al nivel de La Paz, pero en algo puede ayudar. Sin embargo, en un país como el nuestro nunca aceptaríamos algo así y Pekerman ha demostrado que nos conoce. No lo hará. Como mucho preferirá ir con un equipo fantasma con máximo cuatro del Nacional.

Lo tercero, ponemos en riesgo los juegos olímpicos. No podemos olvidar que unos cuantos convocables para la fantasma y/o para la verdadera serán llamados para afrontar el repechaje olímpico contra los Estados Unidos para esos mismos días con la Sub-23. El “piscis” Restrepo ha trabajado duro para armar su equipo. Seria en parte injusto desbaratar ese proceso, sin embargo, ha sido tan bueno su trabajo que tiene hasta más recambios que la de mayores. Habrá que ver como cotejan ahí los dos entrenadores.

Entonces, no es sólo cuestión de armar un equipo fantasma para ir a La Paz y otro de lujo para jugar en Barranquilla, sino de armar tres equipos competitivos…

El “Pibe” Valderrama dijo hace poco que teníamos si apenas para sacar UN equipo, ¿de vamos a sacar tres? Estoy de acuerdo con él.

Vamos con todo La Paz, ganemos y después ya veremos.

Nota: Ecuador también llegaría a Barranquilla desde Quito. No olvidemos ese detalle.

¡Suerte muchachos! ¡!Quienes quiera que sean!!

ODA A CARLITOS

losjelpris

El Bayern Múnich y la Juventus ofrecieron un recital de futbol de aquellos que solo se pueden disfrutar, ambos dominaron por pasajes, ambos utilizaron sus armas, ambos encerraron a su rival y supieron propinar serios golpes que por poco noquearon al contrario.

Por 60 minutos el Bayern fue el equipo que las casas de apuestas esperaban que fuera, ganaba en el resultado 0-2 y en cada tramo de la cancha (pagaban en ese momento 20 a 1 la victoria de la Juventus). El gran mérito de Guardiola es lograr dominar a su rival incluso conformando un centro del campo con dos jugadores como Thiago Alcantara y Joshua Kimmich (jóvenes que en el momento ni siquiera se imaginan estar en una gala de balón de oro) y desarticular completamente la artillería de la vechia signora, que contaba con un apagado Pogba y los veteranos Marchisio y Khedira como soporte del medio…

Ver la entrada original 994 palabras más

¡Llega, llega, Rodallega!

Hugo Rodallega-Fulham

Según este análisis, Hugo Rodallega podría, sin ningún problema, estar en la lista de convocados para la próxima fecha de las eliminatorias a jugarse a finales de marzo del presente.

Yo sé que parece una locura, pero el debate es válido si consideramos los siguientes puntos… ¡¡yo mismo quedé sorprendido!!

1) Hábitos de Pékerman:

Ya sabemos que Don José convoca generalmente jugadores que actúan en ligas extranjeras (de preferencia europeas) y que tuvieron algún paso por el proceso de juveniles. Este segundo punto es muy importante para el profe y es sin duda uno de sus criterios básicos de selección, pues además de todo, lo ayuda a ahorrar ese tiempo que tanto falta en las fechas FIFA. Además, para llamar de nuevo a “un viejo”, el profe se asegura de que este esté demostrando un gran rendimiento con regularidad (ver punto 2), como fue el caso Adrián Ramos en su momento, y que además pueda responder de cierto modo a una necesidad temporal o permanente (ver punto 3)… Como pueden ir viendo, de entrada, Hugo Rodallega cumple con las condiciones de base.

2) Buen rendimiento actualmente

Para quienes dudan de su rendimiento actual, miren por ejemplo lo que anda haciendo en el Akhisar Belediyespor de Turquía (12 goles, en 20 partidos, temp. 2015-2016). Nada mal, para estar en un “equipo chico” en una liga sumamente competitiva y exigente físicamente. Además no anda muy lejos del gran Samuel Etoo (a 2 goles) y de Mario Gomez (a 3 goles) en la carrera por el goleador. Ver tabla completa.

Aqui su golazo por la Copa de Turquía hace unos dias:

3) ¡No hay más!

Al ser un hecho irrefutable que andamos escasos atacantes en buena forma, la opción de Rodallega es más que válida. Hoy por hoy, sólo Carlos Bacca y de vez en cuando Luis F. Muriel ofrecen algo de tranquilidad. Duván Zapata y Adrián Ramos se asoman a veces. “Pipe” Pardo (Grecia), aunque no es delantero neto puede estar por ahí, al igual que Izquierdo (Bélgica) o Bryan Perea (Francia). Freddy Montero y Jackson Martínez ya se fueron p’al carajo, digo pa’ China. De Teo Gutiérrez, siendo fijo del profe, no sabemos realmente en qué anda, y de Falcao, pues en recuperación desde hace dos años (todavía confío en su vuelta). ¿Alguna otra opción? En México o en el medio local de pronto, pero no en Europa, no como sabemos que le gusta al profe. ¡Otro punto para Hugo!

4) Permiso para experimentar

Otro aspecto en favor de Hugo es la tendencia general en selecciones nacionales a explorar con mayor frecuencia en variantes de ataque que en otras posiciones (volvemos al tema del poco tiempo de trabajo disponible). La estabilidad en la base de jugadores aplica más que todo para defensas y volantes defensivos y uno que otro referente en fase ofensiva (lo que llamamos la columna vertebral). En ataque se “improvisa” un poco más y como en Colombia se sigue más o menos esta línea, acudir a Rodallega no sería incoherente desde ese punto de vista, además que ya se conoce con la base de jugadores.

5) Rinde en equipos del montón

Que Hugo Rodallega no pueda ofrecer una solución en el ataque es solo un paradigma que debemos romper como hinchas (aunque nos cueste). Ya nos ha  demostrado que sabe finalizar jugadas y rendir en equipos de poco volumen ofensivo, equipos del motón (caso nuestro hoy por hoy), como el Deportes Quindío, el Cali (¡risas!), el Fulham, el Wigan, su equipo actual en Turquía y la amarrada selección Colombia de Jorge Luis Pinto. Incluso, así y todo, jugando a nada, se rebuscaba de vez en cuando (8 goles en 41 partidos), en un equipo muy escaso en talento para la gestación. Cabe anotar que en esas épocas no estaban ni James, ni Cuadrado, ni los demás que empezaron a “explotar” justo cuando dejo de ser convocado.

6) Al que sabe, no se le olvida

Por último, les quiero recordar que si bien ya no es el mismo de hace unos 11 años cuando brilló siendo mejor que Messi y que Falcao en el suramericano sub-20 del 2005 (si, ¡es en serio!), creo que todavía tiene algo que ofrecerle a la selección, no se le pudo haber olvidado y lo está demostrando. Además, es sin duda un jugador más completo y con una mentalidad diferente. Es una pena, pues a pesar de ser una gran promesa, su falta de regularidad en Inglaterra, de una pizca de suerte (“estrella”), o más bien, de un buen representante, hizo que le perdiéramos el rastro y cayera en el semi-olvido.

En fin, por ahora todo parece alinearse para que sea tenido en cuenta. Yo creo en las segundas oportunidades, y por suerte el futbol y la vida nos las suelen ofrecer. ¡Esperemos a ver!

Algunos de sus goles: