Viendo fútbol por Vine®, Twitter® y WhatsApp®

Adictos-al-celular-futbol 

Aunque conozco muy poco de este fenómeno de las redes sociales, de sus tecnicismos cambiantes y de sus riesgos para la vida social real, si me gustaría hablarles hoy de algo en particular que esta increíble tecnología me ha estado regalando en los últimos meses: la posibilidad de virtualmente verme  un partido de fútbol, comentarlo con mis amigos, repetirme los goles, enterarme de las incidencias, o mejor, de ¡TODO!, en tiempo real, sin estar al frente del televisor, ni del computador y muy muy lejos de mis compañeros y comentaristas futboleros (algunos incluso todavía sin conocer en la vida real).

Pero lo mejor de todo es ya no hay que esperar a que alguien suba los videos en YouTube, los comparta en RojaDirecta.com o que los repita el noticiero de la noche (y eso, si acaso).

Y no se necesita saber mucho. Soy un consumidor común y corriente, un usuario promedio, que utiliza, si acaso, un 10% de las funcionalidades que ofrecen estas aplicaciones, sin embargo logré sumergirme en un increíble mundo paralelo regido por una especie de “mezcla explosiva” de aplicaciones que de un lado me permiten gozar de un partido en vivo como si lo estuviera viendo y del otro, hacerlo mientras lo comento y analizo, o consulto lo que está pasando con millones de personas al mismo tiempo.

Si logro estar frente al televisor, igual aprovecho del acceso a las redes para resolver dudas o hacer mis aportes, pero la verdadera belleza se aprecia en todo su esplendor cuando el partido lo coge a uno “con los pantalones abajo”, es decir, en la calle, o sin el canal apropiado del TV Cable o con RojaDirecta.com en un mal día (como casi siempre)…

Ahora, afortunadamente la magia de las redes sociales ya ha solucionado el problema, especialmente si tienes en tu Smartphone el tridente: WhatsApp®, Vine® y Twitter®.

Veamos cómo es la cosa:

Para tener acceso inmediato al resultado en tu celular es suficiente con seguir una cuenta fiable de Twitter® y listo. Eso remplaza la vieja tecnología del “minuto a minuto” ofrecido por muchos portales. Solo sigues la cuenta de uno de los equipos en cuestión o simplemente alguna cuenta oficial de noticitas deportivas o de un buen periodista que ya conozcas. Además, la cosa se pone más interesante cuando sigues cuentas que tuitean  mini videos tipo “loop” desde la aplicación Vine® o en su defecto que re-tuiteen a los que hacen los “Vines”. Por ejemplo, veamos este gol que vale repetir un millón de veces:

La cosa es tan fácil como que cualquiera hace un video de la imagen del televisor con su celular, lo sube a la aplicación Vine® y de ahí automáticamente se publica en Twitter si las dos cuentas están sincronizadas. Todo en cuestión de segundos. Por mucho que quieran detener la bola de nieve por aquello de los derechos, no lo van a poder hacer… es imposible.

Mientras tanto, durante el trámite del partido, puedes ir siguiendo vía Twitter® los comentarios de todos tus “following” que están viendo el encuentro y que lo comentan apasionadamente en esta plataforma. Si usas un hashtag (#) para filtrar, la tarea es incluso más fácil, por ejemplo, #COLVSBRA. Además, puedes incluso interactuar con periodistas y especialistas que se ponen de vez en cuando a “charlar” con sus seguidores durante los partidos.

Por otro lado, si es un partido de suma importancia o que se presta para calurosos debates entre amigos, los grupos de WhatsApp® toman un giro tan repentino como extraordinario; por un momento todos suspenden el envío de “material” y se ponen a comentar el partido, a enviar memes y hasta a enviar audios cantando los goles… ¡ojo!, cualquiera que trate de cambiar el tema, es ignorado deliberadamente. Después del partido, el grupo vuelva a la normalidad. 😉

Durante los amargos y largos momentos en los que no hay partidos, puedes aprovechar que estas siguiendo todo tipo de cuentas futboleras en Twitter y te pones al día con las últimas noticias, rumores de fichajes, puedes ver videos de goles que te perdiste. También puedes saltar a los enlaces de columnas y notas un poco más desarrolladas publicadas por la prensa especializada, o vas y visitas las últimas entradas de tus blogs favoritos, como este, ¡por ejemplo! 😉

Listo, ya saben todos mis secretos…

Anuncios

Gente de mala memoria

futbol-y-playa-foto

Nací y fui criado en una ciudad costera turística. En las vacaciones siendo chicos de colegio, mis amigos y yo nos volcábamos a la playa a pasar el rato, jugábamos futbol a la vez que echábamos ojo a las pelaitas que llegaban del interior o del exterior del país buscando siempre coronar plan para las noches. Una vez un amigo y yo contamos con la fortuna de conocer un par de extranjeras que venían en un tour de excursión de esos que hacen en los colegios cuando los muchachos están próximos a graduarse. Nuestra suerte fue que eran compañeras de cuarto en el hotel y a la vez amigas de parranda por lo que mi amigo y yo las acompañamos hasta altas horas de la madrugada siempre con la intención de mejorar las relaciones internacionales de nuestros países.

Cuando el sol se asomó tímidamente por la ventana mi amigo se paró como un resorte, “mierda, me van a matar en mi casa, vamos, ¡corre!”.  Y así fue, todo debería haber acabado ahí, una anécdota más de unas vacaciones bien disfrutadas. Tan solo una hora más tarde, mientras finalmente me encontraba descansando en mi cama, sentí una voz diciéndome “compa, levántate”… Sin distinguir aun entre el mundo de los sueños y la realidad, abrí un poco mis ojos y entre una luz borrosa como saliendo del medio de la neblina apareció mi amigo, “¡nojoda!, ni me acordaba que te habías quedado en mi casa” le exclamé (en realidad no lo habia hecho), a lo que él respondió, esta vez un poco más incisivo, “joda, deja de dormir tanto, vamos a despedirnos de las pelaas…” fue entonces cuando por fin mi retina enfocó el reloj que colgaba de la pared de mi cuarto “primo no son ni las 9, he dormido como 2 horas, aún estoy borracho, saca la colchoneta y tírate ahí al lado”, pero él insistió y me atacó por mi lado débil, “vamos a despedirnos de las pelaitas y te invito a desayunar”… Este pechito nunca le ha dicho que NO a una invitación a comer, y el desayuno es mi comida favorita, así que mis horas de sueño me tocó dejarlas acumuladas para las siguientes vacaciones.

Resulta que cuando mi amigo llegó a su casa temprano en la mañana, se percató que la luz de su baño estaba encendida y la puerta cerrada, por lo que sagazmente se cambió por ropa deportiva y corrió a la cocina a echarse agua en la cara, volvió al cuarto y se encontró a su padre. “Aja papi, aquí llegando de trotar”, pero el papá, mas zorro aun, lo invitó a que salieran a hacer vueltas, “erda papi la verdad es que vengo cansao, la vacilo más echándome un mochito” y el papá ni corto ni perezoso le refutó, “No mijo, si madrugas a hacer ejercicio no aguanta que bajes el nivel de energía, así que, pa’ la calle, chau”. Fue así como este personaje terminó de vuelta a mi casa tan pronto.

Cuando llegamos al hotel de las chicas, me sucedió algo que no me esperaba, me encontré la excursión de las 50 y pico de niñas haciendo el check-out del hotel, “¿y ahora?” pensé… La enamorada de mi amigo se nos acercó y nos saludó efusivamente, la invadía la alegría al ver que sus nuevos amigos con funciones “cancillerescas” regresaban a darle el último adiós. Mientras empezaba una empalagosa despedida con mi amigo me señaló hacia un punto en el medio de la multitud para hacerme saber dónde estaba su roommate. Con el mareo matutino derivado de altas dosis de licor mezcladas con pocas horas de sueño caminé hacia donde su mano me indicaba y salude a mi, vamos a decirle, “amiga” de beso en la mejilla, al tiempo le tomaba la mano y la jalaba para alejarme un poco de la muchedumbre ruidosa que solo ahondaba mi resaca. Ella caminó un par de metros conmigo antes de detenerse y dejarme esta frase que aun retumba en mi cabeza “creo que me estas confundiendo con alguien”… Y si…

Discúlpame “amiga”, a veces gozo de muy mala memoria.

Ayer leí una entrevista que le hicieron a Hristov Stoichkov por parte de un diario de Madrid. En el titular rezaban algo así como “Cuando Cristiano gane lo que yo gané, entonces si nos podrán comparar”, y siendo hincha del Barcelona y habiendo disfrutado su futbol hasta el cansancio me pregunté ¿De qué hablará Stoichkov?

HRISTO STOITCHKOVBULGARIA & BARCELONA17/06/1996CH21B6CSomos inundados a diario con noticias de Messi Y Cristiano Ronaldo, al punto de que no pasa un día en que no lea que alguien, relacionado con el futbol, diga que uno de estos dos jugadores es lo mejor que ha visto en una cancha en su vida. Stoichkov fue dueño de una zurda magistral, ganó copa UEFA y destacó en todos aquellos equipos donde fue. El tipo marcó un hito en la historia del futbol de Bulgaria, él solito eliminó a Alemania (que venía de ser campeón mundial en el 90 y subcampeón de la Eurocopa del 92) en el mundial de USA 94, además fue ganador de la bota de oro en el mundial del 94 y ese mismo año se llevó balón de oro a casa. Sin embargo no tiene lo que ha mantenido vivas las leyendas de Pele y Maradona, es decir un mundial en su haber.

Me pregunto si en un futuro, cuando Messi y Cristiano cuelguen las botas, también pasaran a ser parte de esa memoria selectiva donde yacen grandes sin mundial y que en su momento fueron “lo mejor que se había visto en una cancha” como Platini, Cruiff, Van Basten, Weah, Di Stefano, Baggio, Zico, Eusebio o Puskas y de pronto en menor medida Hagi, Shevchenko, Asprilla, Laudrup, Francescoli, Seedorf, Best, Gullit, Fontaine, Cubillas etc…

Discúlpame Stoichkov, a veces gozo de muy mala memoria.

Que vivan los cholos

Los cholos

A finales del 2014 hice un breve viaje por Singapur y Tailandia con la firme intención de descansar, conocer, llenar mi pasaporte viejo y por supuesto relajarme. Salí de Singapur y aterricé en Phuket, por haber viajado en una de esas aerolíneas de bajo presupuesto salí disparado del avión, el afán me atormentaba y quería evitarme las tediosas filas de migración. Para mi sorpresa y desdicha me encontré no solo una, sino alrededor de quince filas, todas muy lentas, cual fila pal reclamo de la pensión del seguro social. Pasó el tiempo, 15, 30, 45 minutos y el tamaño de las filas nada más aumentaba, hacia atrás.

De repente apareció una figurita, un chinito (tailandés) con uniforme de migración, y se acercaba a quienes estaban detrás en la fila, el tipo hacia un par de preguntas y salía con grupos de personas quienes pasaban por el lado de la migración de consulares, es decir, sin fila.

Me causó curiosidad la cosa y como buen chismoso me acerque a escuchar lo que el tipo decía. Al ver mi curiosidad se me acercó, me preguntó titubeante, con un inglés muy malo, desde donde viajaba. Le conteste que de Australia, el país de los canguros, pero le aclaré que era Colombiano. El tipo asintió y siguió de largo. Al rato volvió al ruedo, mientras yo aún esperaba en esa fila eterna, se me acercó y me dijo entre dientes, “si pagan extra 100 baths por cabeza no hacen fila”. La vaina nos causó risa, este tipo debe estar o mamando gallo o buscando excusas para devolver gente, pensamos.

Nuestros vecinos de fila, estupefactos ante la propuesta, quisieron corroborar lo que les parecía había sido una ilusión, ¿es cierto que estos tipos de migración les ofrecieron pagar para pasar por el lado? Y si, era cierto, aunque en el momento aun pensábamos que se trataba de algo extraño. Los minutos pasaban y veíamos como gente seguía saliendo del final de las filas y pasando por el lado, ante el asombro de cada vez más enterados visitantes, ¡puta, esto tiene que ser el país más corrupto del mundo!, expresaban mis vecinos de fila, a la vez que nos causaba gracia que no faltó quien negociara el paso, “200 baths por los 4”.

Cuando finalmente llegamos ante el oficial de migración que recibía los pasaportes, ese tailandes HP nos hizo pararnos al lado y esperar hasta que prácticamente se vaciara todo el aeropuerto. Vino otro chino de estos y empezó a preguntarnos maricadas, “¿Dónde está su reservación del hotel?, ¿Dónde está su tiquete de regreso para Colombia?, los colombianos deben traer todo impreso”.

El reloj siguió avanzando al igual que el resto de turistas, 99.9% australianos, y no todos con caras blancas y de ojos claros, sencillamente con el pasaporte azul. Yo traté de cogerla suave, al fin y al cabo no había afán, pero luego de largos minutos de presión y de aguante, los agentes los lograron el objetivo. Cada que viajo logro abrir un poco más mi mente, a estos tailandeses no se les puede dar papaya, los manes son montadores, así que con la piedra volada cambié mi actitud. “Escuchen señores, su PUT@ embajada en Sydney no nos pidió ningún PUT@ papel impreso para venir a su PUT@ país, yo no tengo tiquete de regreso para Colombia porque sencillamente yo vivo en Australia, y para allá es hacia donde regreso, todas las PUT@S reservas están online, y ni crean que les voy a dar mi clave de mis correos electrónicos, si necesitan mirar algo pongan WIFI en el PUT@ aeropuerto, si quieren me devuelven para Australia, yo les reclamaré a sus consulares su PUT@ trato racista, seguramente si les hubiese pagado los PUT@S 100 baths no estarían jodiendo tanto”… etc.

Tras mi descarga, uno de los tipos amistosamente y con cara de asustado me pidió calmarme al tiempo que me dijo que era fan de James, como si a mi me gustara el PUT@ Real Madrid.

El futbol está lleno de ejemplos donde el racismo salta a la vista. Fue muy sonado el caso de Dani Alves cuando le tiraron un banano y él sarcásticamente lo tomó y mordió un pedazo, Ballotelli una vez dejó la cancha por insultos similares y hace poco leí que a Vladimir Marín también le lanzaron una fruta al campo a lo que copió la reacción del lateral brasilero del Barça.

Dani Alves Banana

Hace un par de años un amigo chileno me contó de un gracioso video en YouTube donde el ejército de su país entrenaba atacando maniquís con camisetas peruanas, y despectivamente decían “¡mata al cholo!”.

España perdió contra Holanda nuevamente en partido amistoso, cada vez se ve más lejos del nivel que los llevó a ser campeones del mundo y de Europa, hoy día no son más que un equipo promedio y ya sus periodistas empiezan a pedir la cabeza del bigotón Del Bosque. Lo que me causó curiosidad es que el nombre que se repetía constantemente en el debate era el de Diego Simeone. Me lleva a pensar en las vueltas de la vida, en un país donde le han tirado bananas a un suramericano, ahora se rinden e imploran para que un Cholo los devuelva al rumbo del éxito deportivo que recientemente los abandonó.

Antes y después del clásico (el retorno del meme)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (4)

Viernes 20 de marzo, 48 horas antes del clásico español.

Nota: El siguiente texto no ha sido modificado para acomodarse al resultado del partido.

Con optimismo espero la victoria del Barcelona FC este domingo. Ya tengo todo listo para disfrutar de un gran partido. Se define en parte La Liga española (y quizás el futuro de Ancelotti o de Luis Enrique) lo que lo hace siempre interesante. Además, sueño con vengarme de todos aquellos que me bombardearon con “memes” y otros chistes “malos” después de la victoria del Real Madrid en la primera vuelta.

El optimismo reina del lado culé por varias razones: primera, las últimas presentaciones de Messi han sido sublimes y si nada extraño ocurre, podemos esperar ver algo parecido (ya habremos sabido lo que paso, lo sé). Lo que está jugando el enano es bárbaro: túneles, pases, recortes, cabezazos, recuperaciones, goles de todo tipo, mejor dicho, el catálogo completo. Segundo, me parece que Suarez viene bien y cuando ese “loco” esta embalado es difícil aguantarlo. Y tercero, en lo colectivo, según lo que vimos ante el Manchester City por los octavos de la Champions, también vienen muy bien en general. Ese partido pudo terminar fácilmente 5 a 0 si no es por el arquero.

En la otra orilla, incluso si las cosas parecen haberse calmado después de haber clasificado a los cuartos de Champions League sin merecerlo, tras el  desastroso partido que perdieron 4 a 3 en el Bernabéu ante el Shalke04, a ciencia cierta no se sabe si el partidillo que ganaron en Liga después de eso haya sido suficiente para sobreponer al equipo ante semejante “vergüenza”, como lo calificó el mismo Cristiano.

El regreso de varios lesionados hace pensar a algunos madridistas que el equipo de la primera ronda (ósea el de antes del partido con el Milán por allá, en una arabia de esas) está por volver. No estoy tan seguro. Ver a Cristiano reclamarle a Bale porque se le robó su golcito dejar ver que no todo está superado. No es normal que un tipo que ha ganado el Balón de Oro tres veces haga pataletas como si no entendiera que el fútbol, a la larga, es un juego de equipo.

Hasta aquí dejo las especulaciones. Ahora pasemos a los hechos…

Lunes 23 de marzo, 24 horas después…

“La venganza nunca es buena, mata al alma y la envenena”… ¡Baaaah!

Mis queridos madridistas, lo siento, pero perdieron el partido y me toca ser consecuente con lo que les prometí después del clásico pasado

Ahí les dejo unos memes pa’ que lloren!!!!

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (1)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (3)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (2)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (5)

Bueno ya, esta bien, si quieren pensar que jugaron mejor, los dejo porque en parte es verdad. Hicieron un buen partido y alancé a pensar que el empate era hasta buen negocio, pero que hayan mejorado y que por pasajes hayan hecho ver mal al Barça no es suficiente para ganar un clásico. Con un jugador como Gareth Bale que hizo solo dos pases buenos en los últimos 30 minutos no pueden pretender ganarle al Barça. ¡Ni de chimba!

El Barça tampoco se lució como esperaba y me decepcioné porque Messi no apareció en el primer tiempo, pero igual, se sacó adelante el partido como equipo, se aprovecharon las opciones y se manejó la ventaja en el segundo tiempo, quizá gracias a las pocas variantes en el medio campo del Madrid, que no tuvo forma de reaccionar.

Que hablamos cuando termine la temporada, como dijo Cristiano, listo… hablamos al final, pero por ahora, hagan lo que más les gusta, recordar las copas de Di Stefano en los cincuentas, la Champions del año pasado y cosas de esas, porque el presente y el futuro próximo no les promete mucho en el “estado actual” de las cosas…

¡Ufff, qué fresquito!

Estadísticamente los hinchas nacemos para sufrir

Hincha llorando

Así usted sea hincha del equipo más ganador del mundo, la mayoría del tiempo su equipo no es el que sale campeón (verdadero júbilo máximo). Es un hecho estadístico. Si saca la cuenta de cuantos títulos ha celebrado de su equipo “del alma” desde que tiene uso de razón, no llega ni a la tercera parte del total de competencias disputadas en ese periodo. En cambio, el resto de las veces, se ha visto sumido en la derrota, la desolación y la tristeza por la eliminación, y expuesto a la burla y al “bembeo” de su entorno. Sin contar que haya incluso sufrido un descenso de categoria.

Haré la demostración con tres de los equipos más ganadores del planeta en los últimos 20 años, para que se haga una idea, amigo hincha de un equipo “normal”, de cuanto ha sufrido usted por su amado equipo.

Tomemos al Real Madrid, al Barcelona FC y al Bayern de Múnich que son puntos extremos, pues compiten en ligas domesticas tremendamente desequilibradas y manejan presupuestos exorbitantes. Igualmente, vamos a ser conservadores y supongamos que estos equipos compiten sólo por 3 títulos al año, sabiendo que en realidad podrían ser 6 títulos si ganan absolutamente todo (así no los penalizamos por no haber accedido a las copas reservadas a los campeones del algún torneo del año anterior).

Entonces, si tomamos la Liga, la Copa y una competencia internacional, tenemos que para 20 años, desde la temporada 93-94, hay un total de 60 títulos disputados, donde no se tendra en cuenta la importancia relativa que los hinchas le pudieran dar a cada uno.

Basándonos en la fidedigna información de Wikipedia tenemos que:

* Los hinchas del Real Madrid sólo han celebrado en un 21.6 % de las veces posibles, pues han ganado 13 títulos (7 ligas, 2 copas, 4 Champions). Vea el detalle aquí.

* Los hinchas del Barcelona FC sólo han celebrado en un 28.3 % de las veces posibles, pues han ganado 17 títulos (9 ligas, 4 copas, 3 Champions y una Recopa). Vea el detalle aquí.

* Los hinchas del Bayern de Múnich, como un caso único y espectacular, han celebrado en un 41.6 % de las veces posibles, pues han ganado 25 títulos (13 ligas, 9 copas, 2 Champions y una UEFA). Vea el detalle aquí.

Así pues, como hincha, incluso si es del gran Bayern de Múnich, usted está destinado a vivir más sufrimientos que alegrías y no hay nada que pueda hacer al respecto. Ni los brasileros, a nivel de selecciones nacionales, con sus 5 mundiales encima sobrepasan el 25% en los “gozosos” (sobre 20 participaciones mundialistas hasta hoy).

Sin embargo, esté tranquilo, puede sentirse orgulloso, pues ese sufrimiento hace parte de lo que significa hinchar con el alma por un equipo.

Aquí, en representación de los hinchas del mundo, los dejo con un noble hincha del Deportivo Independiente Medellín. Para él, todo mi respeto y admiración…

¡Súbale un poquito al volumen de su dispositivo y disfrute!

¡A seguir sufriendo! Es la única forma verdadera de disfrutar el fútbol.

Que la auyama le da fuerza a los futbolistas y otras artimañas

Auyamas deliciosas

Por aquella época, cuando pesaba aproximadamente los mismos 20 kilos que hoy tengo de sobra, y no había poder humano que me hiciera comer (¡increíble!), no les quedó más remedio que valerse de viles artimañas para hacerme ingerir algo de comida y ver si engordaba un poquito y cogía colorcito.

Estaba tan flaco que se me veían las costillas, estaba como amarillento, y se me veía la cabeza más grande (¡de lo que de por si ya es!). Además, me veía orejón, y si a eso le sumamos que andaba mudando los dientes, pues, imagínense la preocupación de mi mamá.

Así pues, valiéndose de mi amor por el fútbol, ya bien desarrollado por ese entonces, insistieron tanto en meterme “cuentos chinos” para que comiera, que a la larga me los terminé creyendo.

Fue a mediados de 1990 (tenía unos ocho años), en pleno mundial de Italia, cuando me dijeron que la auyama le daba “fuerza” a los futbolistas de la Selección Colombia y que todos, incluyendo al “Pibe” Valderrama, Rincón, Higuita, Leonel, etc. habían pedido expresamente que les llevaran desde Colombia sus propias auyamas para poder alimentarse bien y tener fuerza para jugar los partidos y meter muchos goles (¿no les parece tierno?)… En fin, como ingenuamente me comí el cuento, de ahí en adelante me llevé una “tunda” de auyama en todas sus presentaciones; en cremita, dentro del sancocho, con concha, sin concha, sancochada, en puré, etc. Tanto fue, que todavía es la hora y cuando veo la repetición del gol de Rincón a Alemania en el Giuseppe Meazza, siento un delicioso aroma a cremas de auyama que me golpea la nariz (seguramente se trata de algún truco de esos que el subconsciente nos suele hacer).

Crema de auyama

Aquí les dejo la receta: http://www.recetasgratis.net/Receta-de-Crema-Auyama-receta-26345.html Tip: agregar papa o harina para espesarla un poco.

Después, con la misma historia y aprovechando la “lavada de cerebro” ya realizada por Popeye, introdujeron la espinaca al menú, y claro, volví a caer en la trampa. Habían encontrado en el fútbol la clave para hacerme comer cualquier cosa…

Como ya habían logrado despertarme el apetito (gesto noble, aunque ignoraban que estaban creando un monstro), era la hora de aprovechar para hacerme ingerir más calorías que las que gastaba jugando para ver si ganaba peso. Y entonces fue cuando mi mamá terminó siendo víctima, ahora ella, de las artimañas de las que se valían los grandes productores de suplementos alimenticios para vender sus productos (casi todos engañosos, pero sabrosos). Y yo, ni corto, ni perezoso, también me dejé persuadir por todos esos memorables slogans que nos prometían fuerza y energía para meter más y más goles, como efectivamente lo hacia la auyama (?).

Entonces, disfruté a placer del desfile que pasó por la despensa de mi casa. Pasaron por ahí todos; el Cal-C-Tose, el Sustagen, la Cola Granulada de JGB, el Chocolisto, la Colada Maizena, las Zucaritas (saca el tigre que hay en ti), la Pony Malta (bebida de campeones) y por supuesto, el siempre popular e infaltable Milo (te da energía, ¡la meta la pones tú!)…

Pony Malta James Rodriguez

Pero es que sabían darle al clavo (o al menos los de Nestlé). Por ejemplo, el día en el que llegó a mis manos una lata de Milo que tenía la imagen de un jugador de fútbol haciendo una media volea, no pude evitarlo, fue amor a primera vista, ¡chocolate y fútbol!.. ¡Genios!

Milo Futbol

En fin, me toca aceptar que esos 20 kilos que hoy tengo de sobrepeso fueron paradójicamente causados por el mismo fútbol, acumulándose desde aquel verano del año 1990 cuando la auyama entro a mi vida por las “vías del fútbol” y lograron, a punta de artimañas, despertar en mí un don que tenía oculto:

¡Siempre tengo hambre!

Meme - Siempre tengo hambre

Eso de hablar de fútbol con gente que no sabe…

Emoticon - suicidio

Debatir sobre quien debió haber ganado el balón de oro, sobre cuál es el mejor equipo, sobre tácticas, esquemas, sobre transferencias, sobre recuerdos, sobre jugadores de antaño, sobre los mundiales, mejor dicho, sobre todo lo que tenga que ver con el fútbol, es un verdadero placer, incluso, la cosa se pone mejor todavía cuando se desata la polémica con argumentos que no compartimos, nos encendemos y nos vemos en la obligación de replicar: ¡es la verga!, en serio ¡Ah! y cuando se me da por defender al profe Carlos Antonio Vélez, ¡es la triple verga!… Todo con un mínimo de respeto, claro.

De ahí aprendemos un poco de todo, de fútbol y de tolerancia, de saber escuchar y de puntos intermedios, de política, geografía, historia y hasta de religión… Hasta ahí me le mido a hablar de fútbol con el que sea, sin ningún tipo prejuicios (hasta con los nuevos madridistas)… Bueno, con el que sea pero que sepa lo mínimo.

Sí, porque lo que es un placer, con todo y que puedo ofuscarme, puede llegar a convertirse en un horrible calvario cuando alguien por ahí, ignorante de que para hablar conmigo de fútbol hay que saber lo básico y estar algo actualizado, se atreve a soltarme frases como estas:

-Oye Iván, ahora todo el mundo dizque hincha del “Real Barcelona”… (WTF?!)

-¿Cómo era que se llamaba el negrito ese de Brasil que jugaba en pila? – ¿Pelé?, – Si, ¡ese! – ¡No me jodas!

-Ombe, el muchacho ese nuevo de barranquilla, jovencito él, ¿por dónde estará?, ¿pachequito era que se llamaba?

– ¿Dónde es que juega el pelaito ese nuevo, yeims?

– A mi háblame del Pipa de Ávila pa’ atrás… *fin de la conversación*

En fin, yo entiendo que hagan un esfuerzo para sostener una conversación agradable y que abusen un poco de nuestra paciencia, pero hay un límite, y no es que este pidiendo un análisis profundo de los movimientos en diagonal interna del falso nueve que se convierte en un punta de lanza definida para armar así un módulo de 4-3-3 en fase ofensiva, no, sólo pido un poco de mesura y de respeto para los que con tanto esfuerzo hemos sacrificado parte de nuestras neuronas para conservar datos, estadísticas e información sobre este deporte maravilloso.

¡Que gracias!