Crónica de una camiseta firmada

« El Chelsea viene pa’ca pa Montreal »

Ese fue el bombazo que le tiré al combo de colombianos mientras almorzábamos. « Almuerzos-Tertulias deportivas » que ya se han vuelto costumbre, porque cada vez que el Gusta tiene reunión por allá, nos avisa desde el día antes a todos: Iván, el Galindo, el Dani, Boris y yo para que al día siguiente nos veamos todos al medio día,  en la cafetería del noveno piso del edificio donde trabajamos y entonces, le « jalamos la tira » a cuanta actualidad futbolística nos sepamos y empiezan los debates y la bulla en español. Ese día (principios del mes de julio), casi terminando el almuerzo se las tiré: « Ojo que por ahí supe que el Chelsea de Inglaterra viene para Montreal… Van a establecer la base de entrenamiento en la Caserne Letorneux pero jugaran en USA… y si es así, y si las bolas son ciertas, Falcao estará por acá! ». Ya yo había visto la noticia y  decían dónde iban a entrenar, así que les dije que yo les mandaba la info después por correo.

Efectivamente, ese día después del almuerzo les mandé el correo a todos. Solo había encontrado la noticia en el portal de TVA con fecha del 3 de junio. Curiosamente, no encontraba más nada… Nada! Ningún otro dato en otro lado. Pero si el río sonaba, era porque los peñones venían bajando. Y entonces desde ese día, Iván y yo, nos dimos a la tarea de perseguirlos río abajo… Perseguir  los peñones.

Es así como voy a tratar de relatar un poco (Va a ser largo de todas formas, pero les juro que con todas las peripecias y volatines que hicimos podría escribir una revista completa) las vicisitudes que como hincha viví para conseguir uno de mis sueños: conocer a futbolistas de elite y lograr que me estamparan la bancaria en una camiseta!

Fase I : Operación Chelsea

Operacion Chelsea

Mi querido amigo Ivan Ortega se los puede confirmar: Eso le escribimos a cuanta persona se nos ocurrió! Le escribimos a Falcao, a Lorelei Taron, a Cuadrado, a cuanto periodista ingles twitteaba al Chelsea, a la misma web del Chelsea… pero nada! … Nadie contestaba!

Ya en ese momento, sabíamos que Falcao y Cuadrado vendrían a la gira, pero se unirían al equipo solo en Nueva Jersey, después del primer partido de pre-temporada el 22 de julio… Pero nada! Nadie nos decía cuando aterrizaba el Chelsea en Montreal.

De repente, Suazzz! Me respondió un twitter el señor @PhilipHarmeling diciéndome: « Llegan mañana a Montreal por las dos próximas semanas »… Pensé: « Coño, mañana! O sea 15 de julio! Ay juemadre!… Yo a esos manes los voy a pescar en el aeropuerto para que me firmen una camiseta ».

Y entonces, me surgió otro problema: Yo no tengo camisetas del Chelsea!… Y ni p’al carajos me iba a aparecer por allá con una camiseta blanca o un cuaderno! Yo quería firmas en camisetas para enmarcarlas! … y entonces me acordé de un gran par de amigos que tengo (lambonería detectada ja ja ja). Llamé al Kike y le pregunté… negativo! Kike tiene un closet lleno de camisetas de fútbol hasta de los equipos inimaginables… pero no tenia del Chelsea!… Chao chao, muchas gracias compi, acto seguido: Llamar a Raúl, a quien yo le había ya pillado antes una del Chelsea. Y así fue y lo llamé: « Si compa, yo tengo una, pero esta jodona…. Atrás dice  “Lampard” y la “P” se le está despegando ». – « Bueno, nada de nervios! Yo paso mañana por tu casa a recogerla! Si consigo lo que quiero, yo te regalo una nueva! Si no, te la devuelvo »

Así que ese día 15 de julio, Iván y yo pasamos pendientes al twitter del Chelsea FC, tratando de averiguar por cual aerolínea viajaban y tratar de averiguar a qué horas aterrizaban. Pero por mi madre que es más fácil conocer la agenda de Obama que de estos manes. Nadie nos daba razón de la aerolínea. Esculcamos todas las fotos para ver si había algún indicio. De repente en una de las fotos, pillé una banderita británica y busqué en Google a que compañía aérea podía corresponder: Nojoda! Se parecía bastante a la de British Airways! Y el vuelo Londres-Montreal de British llegaba a las 8 :50 PM! Voy pa’lla soplao despues del trabajo!

Tuve que pensar cómo hacer con el carro (normalmente por ecología y economía me voy a mi trabajo en autobus). Así que me regresé en bus hasta mi casa, recogí el carro y me devolví hacia Montréal para buscar la camiseta donde Raúl y de ahí soplarme para el aeropuerto. Cuando voy conduciendo para el terminal aéreo, me acordé de un pequeño detalle: Mierda… el parqueo en el aeropuerto de Montréal vale 35 barras canadienses! Ni p’al carajo yo voy a pagar eso sin tener la seguridad 100% que voy a conseguir mi objetivo!

Entonces, di como sopotocientas vueltas a los barrios « aledaños » (decir aledaños es ser generoso… quedan en la p-m) al aeropuerto hasta que encontré un lugar donde podía parquear. Así lo hice y comencé a caminar a paso rápido para el terminal… Fueron 15 minutos caminando rápido! Hasta que al fin llegué, cuando de repente Iván me llama y me dice: « Marica, ya esos manes llegaron y están montados en un bus… En el twitter acaban de montar la foto »… Strike uno… los había pelado… Lo peor de todo, no los bajaron por donde sale todo el mundo en las llegadas internacionales: Los bajaron por un muelle de Air Canada, donde casualmente YO acababa de pasar caminando / corriendo hacia 15 minutos!

Con las mismas me devolví ardido para mi casa, aunque a sabiendas que más oportunidades tendría. Hablaba con Iván y me mantenía al tanto si escribían Azpilicueta, Asmir o el mismo Chelsea, si decían donde se iban a alojar. Infructuoso.  Bueno, ese día me devolví con las manos vacías pa la casa.

El jueves 16, amanece el twitter del Chelsea con una foto primer plano de un balón, montado sobre una baranda de un balcón y con la descripción « Buenos días Montreal »… Ahí comenzó la segunda diarrea: «Mierda!  ¿De qué hotel será ese balcón? ». Imprimí la foto porque de la manera que estaba tomada, mostraba gran parte de Montréal y además habían cosas que podían ayudarme a deducir la ubicación de la foto: había una grúa gigante trabajando, algunos pintorescos edificios, un puente al fondo… Así que a medio día me puse como un gran pendejo en la mitad de la calle a mirar para todos lados y comparar las cúspides de los edificios y las grúas visibles con los de la foto. Cuando de repente Iván vuelve y me llama: «Esa foto es tomada en el mirador del parque Mont-Royal*… esos manes no están ahí »… Strike dos… Ya comenzaba a cabrearme.

Nos encontramos Iván y yo para almorzar… El tema de conversación fue la impotencia de no lograr obtener información concreta. Quedamos que él iba a llegar el viernes 17 después de medio dia a la Caserne Letorneux y que me informaría cualquier vaina. No eran las 2:00pm del jueves cuando me dice: « Juanca píllate el twitter del Chelsea » … Reviso y veo fotos donde Terry y Diego Costa están en el centro de entrenamiento firmando camisetas… Ardidera de nuevo. Al mismo tiempo Iván me dice que se le complico la vuelta p’al día siguiente y no podrá ir a averiguar lo de las jornadas de entrenamiento… Entonces, le digo: «Ivancho, si tu no vas voy yo después que salga del trabajo, y ahí me les parqueo hasta que logre averiguar algo ».

Así fue. Ese viernes trabajé normalmente pero con la cabeza puesta en el Chelsea. Iván y yo hablamos y a las 12:00m me dijo : « Ya entrenaron en la mañana y se devuelven al hotel, en la tarde entrenan de nuevo ». Yo ya tenía la camiseta en el bolso, y me imaginaba a todo el equipo haciendo fila pa firmarla : Courtois, Terry, Cahill, Fabregas, Moses, Azpi, Diego Costa y el gran Eden Hazard… « Claro viejo Juanca, ¿dónde te pongo la firma?… ¿aquí? »… Pero sacudí la cabeza y me dije: « Nojoda, con que me la firme uno me doy por bien servido… Y si me pusieran a escoger, que me la firme Eden Hazard ».

Yo calculaba que ellos habían salido del entrenamiento matinal a las 12:00m y que estarían regresando como a las 2:00pm. Sobra decir que salí del trabajo a las 3:30pm hecho una veleta. Ese día me fui en metro y autobús hacia el lugar de entrenamiento. Cuando llego a eso de las 4:00pm veo: El edificio cerrado pero con un vigilante afuera, unas vallas metálicas de seguridad y una monda de pelaitos afuera con suéteres azules. Epa! Aquí es la vuelta! Ya deben estar adentro. Una puerta mitad de vidrio mitad de metal era « custodiada » por el vigilante. Pero hasta ahí, nadie decía nada, ni confirmaba o desestimaba nada.

Yo pensando que estaban adentro entrenando, cuando de repente diez minutos después se dispara una bulla del gentío que había : El autobús del Chelsea venia llegando! Si! Iban apenas a llegar para entrenar la segunda jornada! Se parquea el autobús y empiezan a salir esos monstruos y la multitud a corear sus nombres. Uno tras otro fue bajando y entrando directo por la puerta metálica y de vidrio, que quedaba en el justo frente de la puerta del autobús. Ahí como pude traté de grabar un vídeo que al final no grabé, tratando de alzar más la mano que todos los que tenía adelante.

Cuando entro el ultimo jugador, la multitud se dispersó. Quedé pensativo sobre esto y entonces escuché a uno de los vigilantes (en esos momentos ya eran tres los de seguridad) decirle en francés a un man que también estaba en las nubes, que por los costados se podía ver un poco el entrenamiento. Empecé a caminar así por los costados y sentí el acento particular de uno de los vigilantes que estaba en uno de los laterales del edificio: era latino!. Me devolví y le metí conversa. Me dijo que era mexicano y empecé a mamarle gallo con el empate de México y Trinidad y Tobago en la copa Oro. Y hablando y hablando, entonces me dijo que los jugadores del Chelsea iban saliendo del entrenamiento entre 7 :00 y 7 :30pm . Tres horas me tocaba esperar! Pero yo iba con mi idea, y si me tocaba plantarme dos o tres horas ahí para lograr la firma, ahí iba a retoñar.

Entonces, se me ocurrió comer algo entre ese tiempo. Le pregunté al mexicano que si conocía de algo cerca donde pudiera comprar algo para pasar el rato. Me dijo: « No conozco mucho por aquí, porque nosotros estamos donde esté el equipo ». Entonces le dije que yo iba a buscar, y le pregunté si le provocaba algo de tomar. Me dijo que le regalara un té helado. Fui, comí y regresé, le traje su té y me quedé hablando otro rato con él. En ese momento, le dije: « Yo vengo hoy pa ver quien me firma, pero mi interés principal es por Falcao… que debe entrenar con ellos después que regresen de Nueva Jersey »… En ese momento el man me confirmo que el siguiente entrenamiento después del regreso, era el jueves 23 de julio a partir de las 4:30pm. Ya tenía la fecha de llegada del Tigre! Tenía un dato de oro! Estaba emocionado! Pero las emociones de ese día no terminaban ahí!

Le dije al man que iba a ponerme por la puerta principal para ver cómo me iba a plantar para cuando el equipo se fuera. Empecé a « medir » cuál iba a ser mi posición para poder pedir el autógrafo. Vi donde estaba la puerta metálica con ventanitas de vidrio y calculé donde terminaba la parte delantera del autobús. Así que me paré en la barricada de seguridad de tal forma, que si un jugador esquivaba la puerta del bus, se enfocara directo conmigo. También me quité la camiseta del Chelsea (que me la había puesto) por dos razones : una, si me la firmaban yo la enmarcaba, y no la quería enmarcar sudada. Y dos, que es más difícil hacerse firmar una camiseta puesta que si se la daba estirada en las manos, porque el jugador tiene que llegar hasta tus barbas, mientras que si yo se la acercaba, corría una gran chance que la tomara en sus manos y la firmara.

Caserne Letouneaux Montreal

Entonces, en ese momento pensé : Si se la doy en las manos, se le va a dificultar la firmada por que la camiseta no estará estirada. Miercoles! Voy a buscar un cartón por ahí tirado por la calle para metérselo a la camiseta para que puedan afirmarse!… Pero esto es Montreal, y aunque hay suciedad en un lado que otro, encontrar un pedazo de cajeta tirado en ciertas zonas es bastante poco probable. Así que corrí como un loco por los barrios cercanos tratando de encontrar algo que me sirviera… nada… ninguna cajeta que pudiera romper.

Ya casi pensando regresarme, pasé cerca de un conjunto de apartamentos y vi que la caneca de la basura reciclable estaba afuera. Me acerqué y la abrí : nada de cajas, se ve que la basura la habían vaciado hacia poco… La única : una caja vacía de pizza congelada. Pues, del ahogado el sombrero, la empiezo a tratar de coger, pero como estaba en el fondo me toco doblarme bastante, casi meter medio cuerpo para poderla alcanzar. Cuando la agarro y salgo, la empiezo a vaciar porque estaba llena de las orillas de la pizza, cuando con el rabito del ojo veo que una viejita con rulos en la cabeza se estaba pillando todo el show desde su balcón. Yo cogí mi cajeta aun con algunos recortes de pizza adentro y empecé a caminar pa no dar más boleta, pero la miré y ella me miro con esos ojos como tratando de decir : « Pobrecito, se ve que no has comido nada todo el día ».

Terminé de botar los restantes de pizza en otra caneca y me fui a apolostrar otra vez en el puestecito que pensaba era el mejor para lograr un autógrafo. Me estacioné ahí a las 6 :00pm. Pero solo recién a las 7 :00pm vi que varios de los pelagatos que estaban mirando los entrenamientos venían corriendo a buscar un lugar en la baranda de seguridad. « Epa, ya se acabó el entrenamiento », pensé. Así fue, el autobús, se acercó y se parqueo en el frente, pegado a la puerta. Listo, ahora, solo esperar.

De un momento a otro, comienzan a dar vueltas algunos manes que yo no conozco. Sé que futbolistas del Chelsea no son. A los pocos minutos estos entran. Unos segundos después aparece un morenito, con pelo estilo Bob Marley, vestido casual, hablando por celular. No, este tampoco es futbolista. El man estaba como esperando a alguien, porque salía, daba dos vueltas dentro de las barandas de seguridad hablando por celular siempre mirando hacia la carretera y luego volvía a entrar para quedarse detrás de los vidrios de la puerta.

En la segunda salida que hace, la misma rutina : hablando paja, mirando lejos… Cuando como que le empezó a molestar el sol y se puso las gafas. En ese momento me di cuenta, o más bien, todo el mundo se dio cuenta que estábamos viendo a una leyenda del Ajax de Ámsterdam, de la Juventus de Turín y la selección de Holanda: el cuatro pulmones Edgar Davids! Claro! Todo el mundo conoce a Davids jugando con gafas! Nadie creo que lo recuerde sin los lentes!

Todo el mundo empezó a corear su nombre y a llamarlo para autógrafos. Pero yo, aunque algún día posiblemente me arrepienta, no lo hice. No iba a poner a Edgar Davids a firmarme una camiseta del Chelsea, club donde nunca jugó. No tengo ni la más remota idea de qué estaba haciendo ahí en el entrenamiento, si esté trabajando con el Chelsea o estaba de paseo. Pero de que era él, era él. Dos minutos después apareció un taxi y se montó, no sin haberse tomado unas cuantas fotos con aficionados. Yo le tomé un par.

Edgar Davids en Montreal

Entonces, empezaron a montarse en el bus los utileros y miembros del cuerpo técnico. Como les comenté más arriba, yo había hecho « cálculos trigonométricos » para determinar cuál era la mejor posición en la baranda. En el puesto que estaba, quedaba prácticamente al frente del parabrisas del autobús, con bastante vista hacia adentro… Y entonces, comenzaron a montarse los futbolistas.

Uno por uno fueron montándose y todo el mundo a corear sus nombres, tratando de llamar su atención para que viniesen y nos regalaran un autógrafo. Saludaban, eso sí, pero se iban directo adentro. Recuerdo que se montó John Terry y más atrás Gary Cahill y pensé: « huy, ya se montaron dos de los duros… Ya son dos menos de los que me interesan ». Siguió Azpilicueta y la misma vaina. Se montó Mourinho y a pesar de la imagen que da en televisión, fue muy amable y saludo, pero siguió su camino y se montó en el bus. Quedo como en el segundo puesto del autobus, y yo alcanzaba a verlo desde el lugar donde yo estaba. Yo me lo quedé viendo con la cara y los ojos del gato con botas de Shrek y le mostré la camiseta, agitando el marcador negro, dándole a entender que si podía firmarnos. El solo se limitó a a hacer el «pulgar arriba» como el « todo bien, todo bien » del Pibe y a medio guiñar el ojo.

Siguieron montándose los barbaros: Fábregas sonrió y se montó. Matic hizo la misma. Pocos segundos después aparece Diego Costa detrás de varios. Ellos empiezan a montarse y la gente a corear « Diegooo…Diegooo » pero el solo saludaba y se montó en el autobús. No recuerdo quien iba delante de él y se estaba demorando para caminar, así que Diego Costa debió pararse unos segundos al lado del asiento del conductor. El miro hacia acá, y le volví a aplicar la cara de gato con botas mostrándole la camiseta y el marcador: Diego sonrió y me mostró el reloj aduciendo que iban tarde no se pa que. Por lo menos, proyectó una imagen completamente diferente a lo que muchas veces demuestra en la cancha como jugador recio, intratable y conflictivo.

Ya yo estaba pensando « Mandinga sea… Este va a ser el strike tres, tronco de decepción », cuando sale por la puerta uno que faltaba por montarse: Nada más y nada menos que el gran Eden Hazard! Todo el mundo comenzó a gritar su nombre y él, esquiva la puerta del bus y se dirige a la gente! En ese momento me di cuenta que todos mis cálculos habían servido: él salió y se dirigió directo a donde yo estaba, yo me estiré hacia él con una mano sosteniendo el cartón de pizza forrado por la camiseta y la otra mano con el marcador. Él tomó mi marcador y me firmó mi camiseta de primero! Wooowww! Sueño cumplido! El que yo quería! El mejor del Chelsea! El mejor jugador de la Premier League 2014-2015! El jugador emblemático de la selección actual de Bélgica!… El único problema : Se llevó mi marcador! Siguió firmándole al resto de la gente con mi marcador y yo le gritaba : « mon crayon, mon crayon! », no por egoísmo, si no que yo pensaba que si venia algún otro a firmar, me iban a coger « desarmado » y me iba a quedar como Armando… mamando.

Eden Hazard at Montreal july 2015

Afortunadamente (o desafortunadamente) ningún otro jugador se detuvo a firmar autógrafos. Eden Hazard se tomó fotos, firmó autógrafos y fue muy amable con todo el mundo. Se despidió de la gente diciendo adiós con mi marcador en la mano y se montó en el autobús, mientras la gente lo aplaudía y coreaba su nombre en señal de agradecimiento. Un instante después, se bajó el chofer del autobús y me trajo mi marcador, Hazard se lo había dado para que me lo trajera.

Entonces el autobús partió rumbo al hotel, dejándome a mi más contento que a MacGyver en un deshuasadero: Tenía una camiseta del Chelsea firmada por uno de los mejores jugadores del mundo de la actualidad (así mi querida esposa me dijera que eso no era una firma si no un garabato), pero también tenía los datos (hasta ese momento y aun varios días después desconocidos) de donde se estaban alojando, los periodos de entrenamiento, los mejores momentos para pedir los autógrafos (a la entrada o a la salida), pero sobre todo, cuando llegaban el « Tigre » Falcao y Juan Guillermo Cuadrado y a qué horas seria el entrenamiento con ellos presentes.

Llame entonces a Iván, con la voz aun entrecortada de la emoción le relaté un poco lo acontecido y a partir de ese momento se puso en marcha la fase II : La Cacería del Tigre. Eso, mis queridos amigos, con todo el gusto y la emoción se los relato en la próxima entrega! Hasta pronto! 

Nota del blogger : A la fecha de publicación de este post, la camiseta del Chelsea había sido firmada por Eden Hazard, Juan Guillermo Cuadrado, Nemanja Matić y Diego Costa.

___________________________________

*Sitio turístico de Montréal

Anuncios

¡Desgraciados desagradecidos!

Argentina's Lionel Messi walks with his silver medal past the Copa America trophy during the presentation ceremony after Chile defeated his team in the Copa America 2015 final soccer match at the National Stadium in Santiago, Chile, July 4, 2015. REUTERS/Ivan Alvarado
July 4, 2015. REUTERS/Ivan Alvarado

Entiendo que para los argentinos debe ser muy frustrante tener al mejor del mundo (y de la historia para muchos) y a una gran camada de jugadores y quedarse en blanco en dos sendas finales en un poco menos de un año, o peor aún, ver cómo siguen sin títulos con la selección absoluta desde 1993.

Lo que NO entiendo es que una gran parte de la población argentina y de la prensa se le haya venido encima con todo a Messi, como si fuera el ÚNICO responsable de lo que pasó en ambas finales. Miren por ejemplo como se despachó Leo Farinella (@leofarinella) en la editorial del Diario Olé del domingo pasado:

Hay que pedir perdón, agachar la cabeza como Messi sabe hacerlo perfectamente, y darle para adelante. Apretar los dientes para la próxima vez ser un equipo más parecido a Mascherano. Está mal puesta la cinta de capitán. Terminemos con esto. El mejor jugador del mundo no nos representa en los momentos importantes.

Si quieren ver esta estupidez completa aquí les dejo todo el artículo.

¿Cómo se atreven? Es ridículo, con todas las alegrías que les ha regalado, con los sueños que les ha permitido soñar… Ya quisiera yo poder, como colombiano, llegar a vivir algo así.

Otro periodista argentino, Pablo Carroza, más sensato y consciente de lo poco que merecen a Messi, le escribió una pequeña carta vía twitter después de la final del mundial de Brasil: Messi, ándate a Europa…

“Tengo miedo que tarde o temprano te termines dando cuenta que nunca te merecimos. Por esa razón deseo que te vayas”

Aquí les dejo el link del texto completo.

Igual, no creo que Lio le ponga atención a todo lo que dicen por ahí. A ese nivel de exposición mediática, ya debe estar acostumbrado. Tampoco creo que abandone a la Argentina. No lo hizo cuando hubiera sido más fácil jugar para España.

Así es, el enano no dudó en incorporase a la selección Argentina, con todo y que fue en España donde lo ayudaron con su tratamiento para el crecimiento y donde lo pulieron para que llegara a ser lo que es hoy. Él nunca dejó de sentirse argentino y ni siquiera el acento lo ha perdido cuando cualquiera lo hubiera hecho al llegar a tierra extranjera con escasos 13 años (Carlos Bacca, por ejemplo, habla con acento un poco extraño, entre español y costeño, y solo duró un par de años por allá).

Y todo para saber que las dos finales perdidas se perdieron “in extremis” y con algo de mala suerte, y que si bien la pulga apareció poco en ambas, su sola presencia era fundamental para que el otro equipo (que no era ni de mancos, ni de mochos) no se le viniera encima.

En la final del Mundial, perdida en tiempo extra contra una Alemania apabullante, Messi apareció muy poco, pero incluso con su ya acostumbradas pinceladas hubieran podido, con un poquito de suerte y si Higuain y Palacios se hubieran apretado mejor los guayos y el corazón, haber ganado el Mundial en el mismo tiempo reglamentario.

Contra Chile “fue distinto, pero igual”: tampoco pudo. En este caso, una Argentina, menos “bilardezca”, más jugona y menos táctica, no supo descifrar el acertijo que le planteó otro argentino, el entrenador de Chile, Jorge Sampaoli (¿y para él ni un elogio?, ¿ni un insulto?). Con menos posibilidades para hacer su juego, el “tata” Martino debió ayudar a sacar a Messi de ese embrollo, pero nunca supo cómo hacer y esperó a ver si el enano resolvía solo. Yo, de argentino, me le hubiera ido con todo contra el “tata” y no contra Messi, ni contra Gonzalo Higuain (que volvió a fallar). Este es un juego de conjunto y salvo en el mundial del 1986, nadie ha ganado solito-sólo un torneo de estos…

Argentinos, piensen cómo cualquier otro país disfrutaría del fútbol de un pequeño genio como Messi. En Colombia, con alguien que haya hecho menos de la mitad, sin títulos y sin nada, estaríamos muertos de la dicha… o quizás no, de pronto seriamos igual o peor que ustedes: ¡unos desgraciados desagradecidos!…

El otrora gran fútbol

Messi - Ronaldo

Llegada estas fechas y como es normal hemos visto finalizar otra temporada más,  donde el gran Lionel Messi  y el extraordinario CR7 disputaron mano a mano  una vez más por ser el mejor de Europa, claro está que el dominio del portugués se vio sobrepasado por el gran final de temporada del argentino y su banda blaugrana, llevándose todos los títulos en contienda.

Este mano a mano que lleva ya casi una década, nos deslumbra y  ese mismo brillo creo que nos enceguece y afecta nuestra percepción de la idea de lo que realmente se necesita para ser considerados como los mejores de la historia. Esta imagen me nace de ver la actuación en las finales de los actuales números unos CR7 y Messi a nivel selección donde es más difícil por el poco tiempo de trabajo; el primero no fue capaz ni siquiera de  voltear la torta a una Portugal muy escasa  en la pasada edición de Brasil 2014 y el segundo más que desaparecido con su selección en los tramos importantes tanto de Copa Mundo como la recién terminada copa América 2015.

Yo solo tengo 35 años, no vi jugar a leyendas como Di Stefano, Cruyff ni Platini, por eso mis referentes son Maradona, Ronaldo Nazario, Zidane, Ronaldinho, Cristiano Ronaldo, Messi y otros tantos que por una u otra razón estuvieron en la cima del mundo futbolístico entre 1985 y el día de hoy, es decir de las últimas tres décadas. Dicho esto y viendo la performance actual de CR y Messi a nivel global, no me queda duda que los héroes de antes no se rendían nunca ganaran o perdieran, pero nunca se rendían, sin duda el otrora futbol fue mejor, más competitivo y con un cantidad de cracks mucho mayor, antes habían 5 o 6 peleando por todo, ahora nos limitamos a este duelo en una liga que no tiene un tercer rival (esperemos que Atlético no haya sido solo una ilusión y el Valencia siga In crescendo).

Haciendo alusión a la última final, daba pena ver a Messi ayer caminando la cancha desde el minuto 30 desaparecido fiel copia de la Copa Mundial de Brasil donde poco y nada hizo, repitiendo que en el último año no hay nada que anotar de CR quien estuvo en su peor rendimiento futbolístico de los últimos años solo dedicado a marcar goles intrascendentes. Recordemos que las estrellas  actuales poseen muchas ventajas que los anteriores grandes ni soñaban en tener,  por ejemplo un balón que parece de playa que ocasionan muchos fallos de los arqueros y curvas increíbles, apoyo tecnológico médico y farmacológico de otra era que les potencia su rendimiento hasta niveles casi robóticos. ¿Nos imaginamos a Diego o Nazario con estas prerrogativas?

Tengamos memoria y recordemos que antes se  jugaba con balones que parecían ladrillos, los cuales se les aumentaba el peso al doble en caso de alguna llovizna ligera, jugaban con un reglamento más permisivo donde las rojas eran casi tan frecuentes como el cometa Halley ocasionando que los talentosos sufrieran el triple en relación a faltas y juego sucio y aun así seguían hacia adelante; al señor Messi cada vez que le toca extrañar la alfombra roja con la que es beneficiado cada fin de semana en España  sufre mucho, no puede convivir con el juego brusco legal.

Para concluir es imposible negar la calidad de estos dos monstruos del futbol actual, los cuales nos han llenado de tardes y noches fantásticas y que sin duda quedaran en la historia como leyendas. Pero no puedo dejar de compararlos con los Maradona y Nazario de Lima (los dos más grandes que vi), estos dos fenómenos cuando las cosas estaban duras con sus selecciones casi siempre decían presente y cambiaban el curso de sus selecciones estando por estas razones un escalón arriba de todos para mí.

Termino con dos preguntas: ¿Qué paso por la mente de Diego Maradona cuando Alemania empato 2-2 en Mexico 1986? o ¿Quién dijo presente cuando Oliver Khan parecía infranqueable en la final de Korea y Japon?.  Si ellos!!, los dos más grandes talentos que hemos visto, DIEGO ARMANDO MARADONA “El Barrilete Cósmico”   y Ronaldo Nazario de Lima “El Fenómeno”, vaya par de sobrenombres….saludes y que viva el futbol.

Por: @juliuspinedo

Dejen jugar al moreno

Jackson Martinez y Falcao

Veo en las redes sociales un movimiento Pro-Falcao, me parece extraordinario  darle ánimos al referente de la selección en los últimos años y máximo goleador de la tricolor, esto nos deja muy bien como pueblo y como seguidores fieles de la mejor generación de futbolista que ha parido la tierra de Simón Bolívar.Dicho esto y reiterando la necesidad que tenemos de recuperar al “Tigre” para el resto del camino a Rusia 2018, me pregunto  también ¿Debemos apoyar también al máximo goleador colombiano en Europa en los últimos 3 años Jackson Martinez?

Antes de continuar aclaro que esta pregunta no es para el DT, por que el sabrá porque sigue Falcao de titular, los ve a diario y además posee los conocimientos de sobra y experiencia para tomar estas decisiones, esta pregunta es más un experimento social de ¿Por qué Radamel si merece apoyo y no Cha Cha Chan Martinez?

Méritos de sobra tiene de lejos el nuevo delantero del Atlético de Madrid, las cifras y su calidad lo avalan como ariete de alto nivel, rompió los mismos records que impuso el gran Falcao del Porto y al parecer llamo la atención por algo de Diego Simeone, tal vez el DT más en forma de Europa. No estoy seguro, pero no recuerdo casos similares en la historia de las selecciones en donde se deje en banca a un jugador con estas cifras, salvo desacuerdo personal con el cuerpo técnico.

Para terminar, debo decirles que en mi humilde opinión hay que pensar también en Jackson quien sin tanto bombo ha logrado destacarse en Europa, al igual que todos en la selección se sacrifica y entrena duro para tener su oportunidad por tanto pido el mismo apoyo que se les está dando a otros integrantes de la plantilla para que triunfen en esta copa. La verdad no me quiero imaginar que está pensando Martínez al ver esta situación donde no se le valora del DT para abajo, me da pena pero la selección no es de nadie ni una ONG, el futbol es cruel y siempre debe jugar el mejor y por ese camino debemos seguir, apoyando al que mejor este y deseándole pronta recuperación para el que no. Falcao va ser pieza fundamental en las eliminatorias, pero en estos torneos cortos y de eliminación directa no hay tiempo para cariños y mimos (por cierto llevan 3 partidos de ternuras sin resultados a la vista).

Por eso digo y reitero que hay que dejar jugar al moreno!!!

Por:@juliuspinedo

Gracias Gerard

Celebracion Cristiano Ronaldo

De pequeño siempre fui considerado tímido por mis amigos y familiares, aunque hacia parte de un grupo grande de amistades del barrio, era de los que menos hablaba aunque de vez en cuando me hacía notar con algún comentario. Donde siempre me destaqué un poco fue en los deportes, en especial en el futbol sala, jugando por muchísimos años en el equipo de mi barrio “La Cabaña”; fuimos bastante afortunados de ganar muchos torneos debido a que mis compañeros eran muy buenos, aunque éramos jugadores de barrio siempre nos creíamos verdaderos súper estrellas, ya que el aforo de la cancha siempre estaba a tope y ver 300 personas apoyándote siempre te sube un tanto el ego.

Lo que si no recuerdo es haber ofendido a nadie, ni verbal ni físicamente luego de ganar o perder un partido o final tradicionalmente realizada en épocas navideñas, siempre lo vi así, no sé si por mi timidez o la educación que tuve no me dio para ser un mal perdedor o aun peor un mal ganador.

Con cincuenta mil espectadores se nos sube mucho más, pero igual no entiendo porque nuestro querido Gerard Piqué, ya conocido por sus “macarras” celebraciones en contra de su némesis natural deba tocar el tema de la fiesta de CR7 en plena celebración del histórico triplete culé. ¿Por qué no dijo que todo comenzó cuando ganaron el clásico en la segunda ronda? o cuando atlético ganó  4-0 horas antes de la sonada fiesta? Para mí esto se llama ser mal ganador, pero en extremos que rayan en una enfermedad crónica de nombre Madriditis, que pensé se encontraba extinta después del gran ciclo de Pep, pero veo que aún existen rezagos de este mal.

Esta fue una temporada muy tranquila entre ambos clubes, lejanas a las calientes dos temporadas Mou Vs Pep donde nos gustaban más las ruedas de prensa que el mismo clásico entre ambos equipos, razón por la cual no veo la necesidad de este comentario en pleno jubilo catalán.

Gallarda y ejemplarizante la respuesta de los capitanes del Madrid al restarle importancia, al menos de forma pública, al ridículo del central blaugrana, estamos en eso de acuerdo, que nada peor  para el Real Madrid que irse una temporada en blanco  y tener que sumarle  salir a responder esta burla, quedarían peor.

Ahora lo importante para el lado merengue, es lo bueno de este asunto ¿Que significan estas palabras? pensaríamos que nada, pero si yo fuera Rafa Benítez este video lo pongo en cada camerino previo a un encuentro vs barca en la próxima temporada.

Señor Piqué, como madridista debo darle las gracias, hemos pasado por momentos difíciles este final de temporada por nuestra huerfandad de títulos, el camino parecía obscuro y sin brújula pero gracias a ti se ve una luz al final del camino que cada vez es más  y más grande . Te has metido con el triple ganador de un balón de oro, un ex compañero por cierto, estoy seguro que has logrado motivarle, para que el Portugues con gusto y razón pida calma ante sus anotaciones, ya lo hecho, y te aseguro que no solo él sino toda la plantilla trabajará para que estas palabras se aglutinen, no sé dónde.

Recuerda que el comandante responde con goles y por docenas, el clásico llegará y los títulos volverán a estar en disputa, pero cuando el tiempo te llegue tendrás los cojones para darle la mano, para luego arrepentirte de tus beodas declaraciones.

Sin duda eres nuestro jugador número Doce, gracias por darnos un norte, aunque ni te hayas dado por enterado por tu penoso estilo de celebrar.

Por: @juliuspinedo

Los técnicos que sí son de buenas…

Luis Enrique, vas en coche!

« El técnico no tiene la culpa, la culpa tenemos nosotros los jugadores » es una frase de defensa de parte de los futbolistas hacia su DT. Solemos escucharla cada vez que a un equipo de fútbol no se le dan los resultados esperados, por lo cual, el técnico acapara, de parte de la prensa y los aficionados, la mayor parte de responsabilidad de las debacles y vergüenzas deportivas, y entonces, los jugadores de dicho equipo la pronuncian, con el fin de intentar quitarle la totalidad « ese peso » de responsabilidad del fracaso.

Sin embargo, pocas o nulas veces se ha lanzado a la inversa cuando a un equipo le ha ido bien. Quiero decir, no creo (o más bien, no recuerdo) haber escuchado a un jugador decir: « El mérito no es del DT, es de nosotros los jugadores » aunque sea un secreto a vox populi que hayan sido ellos quienes hayan cambiado una puntual situación caótica de malos resultados con actuaciones brillantes, o que hayan sacado adelante un proyecto futbolístico donde ha primado más (mucho mas) el aporte de cuerpo y mente del jugador, que las capacidades de estratega del técnico.

¿Por qué hablo de esto? Pues bien, los recientes resultados del Barcelona (Campeón de Liga, finalista de Champions, finalista de Copa del Rey) me han puesto a pensar mucho… pensar en Luis Enrique. En mi humilde opinión, « Lucho » no me ha convencido – ni siquiera ahora que ya gano una Liga y tiene la posibilidad de ganar dos títulos mas este año – que sea un buen técnico. ¿Por qué? Tal vez porque me da la impresión que ha sido solamente un « Técnico de buenas » como diríamos nosotros (un técnico con suerte), alguien que llegó a un equipo plagado de grandes jugadores, que lo han ganado todo, que tienen la jerarquía y bagaje para jugárselo todo, y sobre todo, que se conocen desde que estaban en preescolar y que fácilmente podrían jugar solitos, sin necesidad que el DT viniese a darles una charla o a enseñarles cómo deben moverse en tal situación o como plantarse en tal esquema. Luis Enrique aquí, tuvo mucha (que digo mucha, abundante) suerte de haber empezado una temporada que bien hubiese podido terminar de la peor manera, pero que en el correr de los días, se encontró con un trébol de cuatro hojas cuando Messi recuperó la motivación, Suarez empezó a rendir, Neymar a hacer lo suyo también y el equipo en general a funcionar.

Para nadie es un secreto, y ya desde el tiempo de Pep en el Barça se escuchaba que Messi es voz autoritaria en el vestuario. Y en esta temporada con Luis Enrique, se palpó cuando Suarez en rueda de prensa expresó que jugando un partido, Messi le dijo: « Quédate por ahí », diciéndole directamente que ocupara la posición de ‘9’ en el campo, posición que bien sabemos no era la asignada por su DT. Y bueno, ya es historia lo que pasaría luego con la famosa MSN: Ha llevado al equipo al lugar donde se encuentra ahora.

Lo siento con mis amigos « Barcelonistas »… Pero no me convence Luchito. Lo recuerdo como jugador: uno que otro golcito cuando jugaba en el Barcelona y otro más cuando jugaba en el Madrid, o el recuerdo de su nariz sangrante mientras le gritaba « Hijo de puta! Hijo de puta! » a Tassotti en el Mundial de USA’94 … Pero a menos que me calle la boca en el futuro (ojo : no soy nadie para pedirlo), no creo que lo recuerde con lo hecho hasta ahora como entrenador… Muchas otras fuentes van más allá, y dicen que hasta no se ha inmiscuido en algunos entrenamientos, limitándose solamente a «cagar» el balón  (tal como lo explicó una vez mi buen amigo @ivanj_ortega) mientras los jugadores hacen todo el trabajo. Reitero, no me convence tomando como base lo que acabo de exponer, y sumándole sus resultados como DT del AS Roma en la Serie A y como DT del Celta de Vigo en la Liga española.… Y que conste que yo no soy « hincha » ni del Barça ni del Madrid.

Es que hay técnicos que SI son de buenas! Se encuentran con unos equipitos que pueden jugar hasta en lo oscuro. A lo largo de mi vida donde – gracias a Dios – he visto bastante fútbol, me he podido encontrar con algunos casos parecidos (algunos opinión personal, otros, opiniones generalizadas) de Directores Técnicos que la encontraron fácil, porque sus jugadores se organizaban solitos, porque tenían un fuera de serie que les arreglaba el caminado, o por que el equipo tenía tanto tiempo de conocerse que podían jugar con los ojos cerrados. Aquí menciono unos diferentes a Luis Enrique:

– Claudio Ranieri: Ha pasado por infinidades de grandes equipos (Fiorentina, Valencia, Atlético Madrid, Chelsea, Parma, Juventus, Roma, Inter Milán)… Sin embargo, de la mayoría de estos se ha despedido siempre por la puerta de atrás. Sus 15 minutos de fama (o más bien, su etapa de entrenador que lo dio a conocer) fueron en la Fiorentina entre 1993 y 1997… Donde de pura casualidad jugaban figuritas como Gabriel Batistuta, Stefan Effenberg y Brian Laudrup.

– La cuota colombiana, Hernán Darío « Bolillo » Gómez: Este man nunca me ha gustado por las pocas aspiraciones que deja entrever cuando planta un equipo y cuando habla frente a un micrófono. No creo haber visto un equipo que él haya tomado de la nada y lo haya puesto a funcionar (que alguien me corrija). Fue tan de buenas que cuando empezó dirigiendo al Atlético Nacional en Colombia, le habían dejado una plantilla de base que se conocía a la perfección y una identidad inculcada por Maturana que no tenía ni necesidad de explicarla. Caso igual con la selección Colombia que se clasificó a Francia ’98: La base de esa selección (Pibe, Rincón, Asprilla, etc., etc., etc.) tenían años luz de conocerse y podían jugar hasta con gafas de cuero.

– Y para cerrar… Adivinen… otra vez el « Bolillo »… Nadie le puede quitar que fue el técnico que clasificó por primera vez a Ecuador a un mundial (Corea-Japón 2002)… Pero, quienes jugaban ahí… Pues nada más y nada menos un grupito de jugadores de los cuales algunos ya tenían hasta 10 años de estar jugando juntos en la selección: Los Tenorios, los Hurtados, los Ayovi, Méndez y el bueno de Aguinaga. Esos arreglaban los partidos solitos.

¡Es que hay técnicos que SI son de buenas!!!

Gente de mala memoria

futbol-y-playa-foto

Nací y fui criado en una ciudad costera turística. En las vacaciones siendo chicos de colegio, mis amigos y yo nos volcábamos a la playa a pasar el rato, jugábamos futbol a la vez que echábamos ojo a las pelaitas que llegaban del interior o del exterior del país buscando siempre coronar plan para las noches. Una vez un amigo y yo contamos con la fortuna de conocer un par de extranjeras que venían en un tour de excursión de esos que hacen en los colegios cuando los muchachos están próximos a graduarse. Nuestra suerte fue que eran compañeras de cuarto en el hotel y a la vez amigas de parranda por lo que mi amigo y yo las acompañamos hasta altas horas de la madrugada siempre con la intención de mejorar las relaciones internacionales de nuestros países.

Cuando el sol se asomó tímidamente por la ventana mi amigo se paró como un resorte, “mierda, me van a matar en mi casa, vamos, ¡corre!”.  Y así fue, todo debería haber acabado ahí, una anécdota más de unas vacaciones bien disfrutadas. Tan solo una hora más tarde, mientras finalmente me encontraba descansando en mi cama, sentí una voz diciéndome “compa, levántate”… Sin distinguir aun entre el mundo de los sueños y la realidad, abrí un poco mis ojos y entre una luz borrosa como saliendo del medio de la neblina apareció mi amigo, “¡nojoda!, ni me acordaba que te habías quedado en mi casa” le exclamé (en realidad no lo habia hecho), a lo que él respondió, esta vez un poco más incisivo, “joda, deja de dormir tanto, vamos a despedirnos de las pelaas…” fue entonces cuando por fin mi retina enfocó el reloj que colgaba de la pared de mi cuarto “primo no son ni las 9, he dormido como 2 horas, aún estoy borracho, saca la colchoneta y tírate ahí al lado”, pero él insistió y me atacó por mi lado débil, “vamos a despedirnos de las pelaitas y te invito a desayunar”… Este pechito nunca le ha dicho que NO a una invitación a comer, y el desayuno es mi comida favorita, así que mis horas de sueño me tocó dejarlas acumuladas para las siguientes vacaciones.

Resulta que cuando mi amigo llegó a su casa temprano en la mañana, se percató que la luz de su baño estaba encendida y la puerta cerrada, por lo que sagazmente se cambió por ropa deportiva y corrió a la cocina a echarse agua en la cara, volvió al cuarto y se encontró a su padre. “Aja papi, aquí llegando de trotar”, pero el papá, mas zorro aun, lo invitó a que salieran a hacer vueltas, “erda papi la verdad es que vengo cansao, la vacilo más echándome un mochito” y el papá ni corto ni perezoso le refutó, “No mijo, si madrugas a hacer ejercicio no aguanta que bajes el nivel de energía, así que, pa’ la calle, chau”. Fue así como este personaje terminó de vuelta a mi casa tan pronto.

Cuando llegamos al hotel de las chicas, me sucedió algo que no me esperaba, me encontré la excursión de las 50 y pico de niñas haciendo el check-out del hotel, “¿y ahora?” pensé… La enamorada de mi amigo se nos acercó y nos saludó efusivamente, la invadía la alegría al ver que sus nuevos amigos con funciones “cancillerescas” regresaban a darle el último adiós. Mientras empezaba una empalagosa despedida con mi amigo me señaló hacia un punto en el medio de la multitud para hacerme saber dónde estaba su roommate. Con el mareo matutino derivado de altas dosis de licor mezcladas con pocas horas de sueño caminé hacia donde su mano me indicaba y salude a mi, vamos a decirle, “amiga” de beso en la mejilla, al tiempo le tomaba la mano y la jalaba para alejarme un poco de la muchedumbre ruidosa que solo ahondaba mi resaca. Ella caminó un par de metros conmigo antes de detenerse y dejarme esta frase que aun retumba en mi cabeza “creo que me estas confundiendo con alguien”… Y si…

Discúlpame “amiga”, a veces gozo de muy mala memoria.

Ayer leí una entrevista que le hicieron a Hristov Stoichkov por parte de un diario de Madrid. En el titular rezaban algo así como “Cuando Cristiano gane lo que yo gané, entonces si nos podrán comparar”, y siendo hincha del Barcelona y habiendo disfrutado su futbol hasta el cansancio me pregunté ¿De qué hablará Stoichkov?

HRISTO STOITCHKOVBULGARIA & BARCELONA17/06/1996CH21B6CSomos inundados a diario con noticias de Messi Y Cristiano Ronaldo, al punto de que no pasa un día en que no lea que alguien, relacionado con el futbol, diga que uno de estos dos jugadores es lo mejor que ha visto en una cancha en su vida. Stoichkov fue dueño de una zurda magistral, ganó copa UEFA y destacó en todos aquellos equipos donde fue. El tipo marcó un hito en la historia del futbol de Bulgaria, él solito eliminó a Alemania (que venía de ser campeón mundial en el 90 y subcampeón de la Eurocopa del 92) en el mundial de USA 94, además fue ganador de la bota de oro en el mundial del 94 y ese mismo año se llevó balón de oro a casa. Sin embargo no tiene lo que ha mantenido vivas las leyendas de Pele y Maradona, es decir un mundial en su haber.

Me pregunto si en un futuro, cuando Messi y Cristiano cuelguen las botas, también pasaran a ser parte de esa memoria selectiva donde yacen grandes sin mundial y que en su momento fueron “lo mejor que se había visto en una cancha” como Platini, Cruiff, Van Basten, Weah, Di Stefano, Baggio, Zico, Eusebio o Puskas y de pronto en menor medida Hagi, Shevchenko, Asprilla, Laudrup, Francescoli, Seedorf, Best, Gullit, Fontaine, Cubillas etc…

Discúlpame Stoichkov, a veces gozo de muy mala memoria.