Clases de fútbol para señoras – Lección #8: El fuera de lugar

fueradelugar

!Es ahora o nunca!, llegó el momento de entender el famoso fuera de lugar.

Primero dejaremos claro cuál es el espirito de esta regla, qué es lo que se pretende y después entraremos en los detalles técnicos.

La regla del fuera de lugar fue creada para inhabilitar a los jugadores de ataque que se quedaban esperando el balón en el campo rival, cerca de su objetivo, para anotar a placer (en el fútbol callejero los llamamos los “pescadores”). Parecía injusto que mientras unos corrían, otros se dedicaran a esperar el balonazo para definir solos frente al arquero. Hasta ahí bien, ¿cierto?

Ahora sí, entremos en los tecnicismos:

Un jugador está en fuera de lugar cuando en el momento en el que su compañero le hace el pase, él se encuentra (así sea poquito) después de la “línea imaginaria” que trazaría el penúltimo jugador del equipo contrario. El penúltimo jugador casi siempre es un defensa, pues el último es generalmente es el arquero.

¿Entendieron?, ¿nada?… a ver pues, se los explico con plastilina (literalmente)…

Algunas precisiones importantes:

Nunca se cobra fuera de lugar antes de la línea de medio campo.

Tampoco se cobra si el recepcionista del pase está antes de la línea del balón al salir el pase (situación que suele presentarse en los contragolpes).

Tampoco se cobra en el saque de banda, ni en el tiro de esquina, ni el saque de puerta.

Si de todas formas le quedan dudas, usted repita lo que dice el comentarista, siempre y cuando no contradiga a su marido.

Por @ivanj_ortega

Espere próximamente: La Polla

Anuncios

Clases de fútbol para señoras – Lección #4: Las faltas

Spain's Alonso gets a boot in his chest by Netherlands' de Jong as they fight for the ball during their World Cup final soccer match at Soccer City stadium in Johannesburg

Palabras más, palabras menos, es cuando el árbitro condena el juego “brusco”, aunque prefiero llamarlo uso de fuerza desmedida o mal intencionada. La palabra “brusco” es poco habitual en el fútbol porque imagínese un futbolista diciéndole a otro: ¡ay, brusco!… (ojo, no soy homofóbico en lo absoluto, pero como que no cuadra).

Un mínimo de contacto es aceptado, lo llamamos “hombro” o “carga lícita”, pero generalmente cuando un jugador golpea a otro con fuerza desmedida, con o sin intención, se cobra falta. Si hay intención, así sea un golpe ligero también es falta y podría acarrear amonestación según el criterio del árbitro.

Toda zancadilla, codazo, jalón de camisas, de pantalonetas, rodillazo, puño, trompada, es ¡faltaaaaaaaa!

Nota: Los forcejeos en los tiros de esquinas o tiros libres raramente son cobrados como falta, pero cuando son muy descarados al árbitro no le queda más opción.

Por @ivanj_ortega

Espere próximamente : Lección #5: Las tarjetas

Clases de fútbol para señoras – Lección #3: Los árbitros asistentes

Juez de linea1

En los partidos oficiales siempre se utilizan dos jueces de línea, dedicados a ayudar en los señalamientos de los fueras de lugar (tema a venir, no se preocupen), saques de banda, tiros de esquina y saques de puerta, y a colaborar con algunas jugadas dudosas o en situaciones que podrían merecer sanciones disciplinarias.

Ellos (o ellas) solamente advierten sobre las infracciones mediante un banderín pues es el árbitro central quien decide si acata o no la sugerencia del asistente. Es muy parecido a lo que vive “el hombre de la casa” en muchos hogares en el mundo, “solo puede opinar, ya que no tiene facultades para la toma de decisiones” (dije muchos, no todos, calma, calma…).

También los acompaña un cuarto árbitro que se encarga de anunciar los cambios con la paletica y los minutos que se adicionan al tiempo reglamentario. Este se encarga también del trabajo clerical, registros, etc. En caso de lesión del árbitro central lo puede remplazar.

En algunos torneos de Europa se ha implementado una norma donde se coloca un asistente detrás de cada arco con el fin de evitar errores de apreciación en cuanto al traspaso de la línea de gol. Para el mundial se utilizara una tecnología llamada el “ojo de halcón” que todavía no está del todo aceptada.

Nota: Los colores de banderín no tiene ningún significado, ni el tamaño de los cuadritos, ni la cantidad… es fútbol, no carreras de carros… por si acaso.

Por @ivanj_ortega

Espere mañana:

 Clases de fútbol para señoras – Lección #4: Las faltas

Clases de fútbol para señoras – Lección #2: El árbitro central

Arbitro1

El árbitro es ese otro muchacho que ven corriendo todo el partido pero que nadie le pasa el balón. Viste de negro o de colores llamativos y se encarga de impartir justicia, es decir de hacer cumplir las reglas previamente establecidas por la “International Board”, que es la entidad que se ocupa de las regulaciones del juego y que está conformada por las federaciones británicas y la misma FIFA (es aquí donde empiezan a enterarse de cosas que sus propios maridos no saben).

Cuando usted vea que su marido está “madreando” al árbitro, no lo cohíba y más bien únasele con toda confianza pues los árbitros son las únicas personas en el mundo a las que se les puede mentar la madre sin que se ofendan realmente… hágale, desahóguese usted también.

Un chismecito aquí entre nos: dicen por ahí que el 99% de los árbitros son gays, algo que realmente no tiene relevancia mientras lo hagan bien… aunque si sería muy divertido que los que si lo son se salieran del closet como el de este video:

Nota: El árbitro se hace acompañar de otros tres o cinco asistentes que analizaremos en la siguiente lección.

Por @ivanj_ortega

Espere mañana:

 Clases de fútbol para señoras – Lección #3: Los árbitros asistentes