Es cuestión de gustos

Primera entrega de mi gran amigo Ernesto Llamas (losjelpris) como autor invitado de este Blog. ¡Bienvenido Ernie!


Premier League (TM)

Tengo la fortuna de compartir un chat con primos que disfrutan del futbol tanto y más que yo, es la mejor herencia que me dejó mi hermano, un espacio donde sin importar la diferencia horaria o la distancia siempre encuentro a alguien para hablar del tema que nunca me aburre, Futbol.

Hace como 10 meses (memoria de novia peleona) tuve una discusión con uno de estos sujetos, el cual me reservaré el nombre a fin de proteger su identidad. El “K”, como es conocido en el bajo mundo y en las canchas, me refutaba cuando yo expresaba mi predilección y admiración por la liga premier de Inglaterra o Barclays Premier League sobre el resto de las ligas en Europa. Mi argumento lo baso simplemente en que hay 5 equipos que por capacidad estructural, deportiva y financiera pueden acceder al título de liga y títulos de copas nacionales en iguales condiciones, diferente a España donde solo dos equipos (que se reparten casi el 80% de los ingresos de la liga y copa) pueden hacerlo y cada diez años un tercero con suerte se les une, también diferente a Alemania donde el Bayern Munich tiene como 200 títulos o a Italia donde ya no es lo mismo desde que el Inter, el Milan y en menor escala la Juve dejaron de ser competitivos en los mercados de compra y venta de jugadores debido a sus regulaciones internas relevantes a impuestos y gastos.

Hace una semana “K” me pasó un tweet del señor banal en el que felicitaba precisamente la liga Italiana por mantener 7 equipos vivos en competencias internacionales. Ayer el futbol te volvió a dar la razón K, tras la muerte en la orilla del Arsenal frente al Mónaco el martes, quedaban las esperanzas inglesas cifradas en manos del City. La mala fortuna quiso que se enfrentaran a un Messi en subida, el man está haciendo lo que quiere en el campo, y como no, el equipo azul de Manchester no fue mas que otra víctima y evidencia para desmentirme. Chau Chelsea, chau Arsenal, chau City, hace días chau Liverpool y me saludan al United que ni siquiera vino.

Pero aquí es donde vuelvo a lo mío, el Chelsea le saca 6 puntos al City que es segundo y tiene un partido pendiente, detrás del City está el Arsenal a 1, el United (que no juega a ni mierda) a 2 y por último, tratando de meterse en la pelea, el Liverpool con sus últimos 16 partidos dentro de Inglaterra en calidad de invicto a 4 puntos de los blues. Hay liga, la vaina en dos partidos se podría poner color de hormiga y desde ya los partidos son a muerte, porque en Inglaterra los partidos hay que jugarlos, o si no creen pregúntenle a Mourinho por cualquier Newcastle.

En España la vaina está aun más cerrada, El Barca lidera un punto por encima del Real Madrid y de ahí 8 al tercero que es Valencia. Nadie en absoluto duda que este fin de semana media liga está en juego y me atrevo a decir que ni el más optimista de los técnicos, hinchas o jugadores de los otros 18 equipos piensa que tiene al menos un 1% de posibilidad de ser campeón. ¿Dudas? Me envían los periódicos que digan que el Valencia recorto puntos al líder o al segundo en vez de mencionar su rol de lucha por el tercer lugar contra el Atlético. Ni voy a hablar de Italia o Alemania donde ya están impresos los diplomas de participación para los demás y marcaron el nombre en el trofeo de campeón como Juve y Bayern.

Este fin de semana tenemos un plato futbolero exquisito, el Barca y el Madrid se vuelven a ver las caras en una liga cerrada para los dos, el ganador tiene medio adentro como se dice vulgarmente, no hay plan ni cercanamente comparable, no importa lo que sus esposas o hijos les propongan. Aunque adicionalmente hay un picaito entre el quinto y el cuarto de la premier, viejo K, lo siento, Liverpool vs Manchester United es mucho más entretenido que cualquier Sevilla vs Atlético (mismas posiciones diferentes ligas), por eso pienso que la premier es más entretenida, porque separando a los dos monstruos de Madrid y Barcelona no existe un solo equipo más en España que me motive a verlo (nuevamente ni para que mencionar el cuarto y quinto de Italia o Alemania)… Pero aja… Es tan solo cuestión de gustos.

Anuncios

¡No me insulten al negro!

Tomada de la cuenta @ArsenalEngineer
Tomada de la cuenta @ArsenalEngineer

Esto me ha dado duro: me han insultado a Adrián Ramos en mi cara (claro, por televisión) y delante de millones de personas. La semana pasada, en la quinta fecha de la fase de grupos de la UEFA Champions League 2014-2015, al término del encuentro entre Arsenal y Borussia Dortmund, el célebre y enigmático entrenador Jürgen Klopp se la enfiló al colombiano, descargó en él su impotencia por una derrota más que merecida y empezó a recriminarle quien sabe qué, y ni siquiera lo dejó ir con sus compañeros a saludar a la afición del cuadro alemán que se había desplazado hasta Londres.

Adriancho, el pobre, intentó zafarse pero no pudo, intentó defenderse pero no fue escuchado (y con lo dificil que es defenderse en otro idioma). Su jefe, Klopp, era inclemente, hacia muecas, señas y seguramente hasta se mandó sus palabrotas, todo, sabiendo que millones de televidentes lo estarían viendo. Minutos después las redes sociales hacían su implacable trabajo de difusión para quienes no habian visto el incidente:

Y no es que me haya dado pesar o lastima, o que piense que Adriancho no es un adulto hecho y derecho que necesita quien lo defienda, nada de eso, simplemente, ¡no me parece!… No me parece sano que el jefe venga a sermonearlo a uno delante de millones de personas, cualquiera que sea la profesión, incluso si los mismos futbolistas están acostumbrados y al final no le dan mucha larga…

Juzguen ustedes:

Vi el partido y no creo en lo absoluto que Ramos haya sido el culpable directo de un 2-0 que ya estaba en el marcador cuando lo metieron en el segundo tiempo. Está bien, seguramente no aportó la solución que el entrenador esperaba, le falto movilidad, quizás, o no cumplió con alguna orden específica. Pero en su defensa, me pareció que estaba un poco aturdido, pues recién entro al terreno recibió un fuerte golpe en la cabeza. Conociéndolo, no creo que le falte nada para estar a la altura de un equipo de esa talla.

Ahora, si la cuestión definitivamente merecía un jalón de orejas, creo que a ese nivel de exposición mediática, debió haberse hecho con algunas precauciones, o al menos dentro del camerino con sus compañeros como únicos testigos. ¿Para qué exponer al jugador a eso? Cualquiera puede tener una mala noche.

Al consultar vía Twitter a uno de mis periodistas deportivos favoritos por su visión del fútbol, Alejando Pino Calad del Gol Caracol, me respondió que para él no fue una “puteada” y que había que entender que Klopp era un ogro del fútbol. De cierta forma sentí que lo justificaba porque se trataba de una reacción apenas lógica viniendo de él.

Pero, ¿se justifica que la pasión extrema que siente Klopp por el fútbol, que colinda con comportamientos bastante extraños, se desboque en público de esa manera y termine afectando negativamente la imagen de uno de sus propios pupilos? No lo sé. Hace dos años se le hubiera aceptado todo, ahora, siendo colero de la Bundesliga, surgen cuestionamientos sobre sus métodos.

Claro, para algunos esas “puteadas” ayudan -de hecho, a mí mismo, cuando jugaba, me motivaban a callarle la boca al profe-, pero insisto en que, en los tiempos que corren, no deberían nunca jamás hacerse delante de todo el mundo, literalmente, conociendo las nefastas consecuencias del “cyberbullying” en el fútbol (caso de Stefan Medina, por ejemplo) y en la vida de cualquier persona…

Pero en realidad, aunque me dolió mucho que me insultaran al negro, no sé si por verlo como victima de una injusticia, porque yo estaba sensible ese dia, o porque simplemente es un compatriota, no me preocupo demasiado, pues sé que Adriancho tiene la fuerza para no dejarse afectar por esas vainas y además es tremendo profesional. Ya incluso, al inicio de su carrera, estuvo a punto de abandonar el fútbol porque el cuerpo técnico de las inferiores del América de Cali lo consideraba muy delgado y pensaba que la inversión necesaria para acondicionarlo no valía la pena. El mismo Eduardo Lara lo había descartado inicialmente para el Mundial Sub-17 de Finlandia por esas mimas razones (donde finalmente brilló y se lanzó al profesionalismo). A cuanto equipo llegaba se desataban fuertes críticas, incluso en Trujillanos FC de Venezuela, pero con temple, trabajo y mentalidad ganadora siempre ha terminado callando bocas. También fue maltratado por la misma prensa colombiana (no recuerdo bien si fue Mejía o Vélez, pues a la final es casi lo mismo), que se preguntaba quién le había dicho a ese menudo muchachito que servía para el fútbol…

Ahí tienen, así como le calló la boca a tanta gente, así mismo le callará la boca al ogro de Jürgen Klopp. ¡Póngale firma!