Eso de hablar de fútbol con gente que no sabe…

Emoticon - suicidio

Debatir sobre quien debió haber ganado el balón de oro, sobre cuál es el mejor equipo, sobre tácticas, esquemas, sobre transferencias, sobre recuerdos, sobre jugadores de antaño, sobre los mundiales, mejor dicho, sobre todo lo que tenga que ver con el fútbol, es un verdadero placer, incluso, la cosa se pone mejor todavía cuando se desata la polémica con argumentos que no compartimos, nos encendemos y nos vemos en la obligación de replicar: ¡es la verga!, en serio ¡Ah! y cuando se me da por defender al profe Carlos Antonio Vélez, ¡es la triple verga!… Todo con un mínimo de respeto, claro.

De ahí aprendemos un poco de todo, de fútbol y de tolerancia, de saber escuchar y de puntos intermedios, de política, geografía, historia y hasta de religión… Hasta ahí me le mido a hablar de fútbol con el que sea, sin ningún tipo prejuicios (hasta con los nuevos madridistas)… Bueno, con el que sea pero que sepa lo mínimo.

Sí, porque lo que es un placer, con todo y que puedo ofuscarme, puede llegar a convertirse en un horrible calvario cuando alguien por ahí, ignorante de que para hablar conmigo de fútbol hay que saber lo básico y estar algo actualizado, se atreve a soltarme frases como estas:

-Oye Iván, ahora todo el mundo dizque hincha del “Real Barcelona”… (WTF?!)

-¿Cómo era que se llamaba el negrito ese de Brasil que jugaba en pila? – ¿Pelé?, – Si, ¡ese! – ¡No me jodas!

-Ombe, el muchacho ese nuevo de barranquilla, jovencito él, ¿por dónde estará?, ¿pachequito era que se llamaba?

– ¿Dónde es que juega el pelaito ese nuevo, yeims?

– A mi háblame del Pipa de Ávila pa’ atrás… *fin de la conversación*

En fin, yo entiendo que hagan un esfuerzo para sostener una conversación agradable y que abusen un poco de nuestra paciencia, pero hay un límite, y no es que este pidiendo un análisis profundo de los movimientos en diagonal interna del falso nueve que se convierte en un punta de lanza definida para armar así un módulo de 4-3-3 en fase ofensiva, no, sólo pido un poco de mesura y de respeto para los que con tanto esfuerzo hemos sacrificado parte de nuestras neuronas para conservar datos, estadísticas e información sobre este deporte maravilloso.

¡Que gracias!

Anuncios

¿Cuál es la vaina con el “Profe” Vélez?

carlos-antonio-velez

Los que me conocen saben que no me gusta meterme de abogado del diablo, pero esta vez me tocó.

Yo entiendo que para muchos su tono es prepotente y su discurso fastidioso, cargado de odio y de energía negativa, algo que respeto pues es cuestión de gustos y de percepciones, y con lo fácil que es cambiar de canal o sintonizar otra emisora no le veo tanto lio, pero lo que si me tiene “mamao” es que se le quiera desprestigiar (si es que todavía le han dejado algo de prestigio) con notas viciadas y mal intencionadas, imprecisas, acomodando frases  aisladas totalmente descontextualizadas y que estos articulillos se propaguen como virus en las redes a través de personas que no tienen ni las mas mínima idea de fútbol y que critican (por criticar) por algún vago y viejo recuerdo “de algo que dijo que no les gustó” sin corroborar la verdadera y actual posición del tipo…

O ¿cuantos de ustedes lo odian por lo que alguien les dijo que dijo?, ¿cuantos de ustedes lo odian sin haber escuchado por lo menos un minuto de su programa radial “Planeta Fútbol”?, ¿cuántos de ustedes lo odian porque se creen lo que algún tipo escribió por ahí? No los culpo, así somos, pero si lo quiere odiar de verdad, por lo menos tómese el trabajo de conocer de cerca su trabajo.

Por ahí hay un cierto tipo que escribe para el portal “las2orrillas” que me tiene asombrado por su malicia. Su capacidad para acomodar sus notas en contra de Vélez es impresionante. Tanto que me imagino que lo veremos prontamente dirigiendo algún noticiero tendencioso y amarillista de esos que nos gusta a los colombianos… Para ratificar su pobre trabajo investigativo y su desconocimiento del fútbol, destaco que incluye en sus notas cosas como que Cuadrado es zurdo… ¡por Dios! y que el agente de Carbonero es Pascual Lezcano cuando en realidad es un señor llamado Efraín Pachón.

Otro señor (@cuervoji) opina que el profe Vélez se debe retirar en una nota publicada por El Espectador en su sitio web. Ese está en las mismas, se deja llevar por viejas impresiones y viejos odios, le dice “Diosantonio” en tono de burla pero  se ofende porque le dicen “Profe” y hasta pide la renuncia de Uribe en el mismo escrito (plop!) http://www.elespectador.com/opinion/el-inefable-profe-velez-columna-502239

Pero vayamos por partes. Me gustaría que antes de criticar se entendiera que su labor no es de cronista, sino de analista y comentarista deportivo por lo que su opinión es válida en su discurso, es decir que le pagan para que analice, opine, critique y elogie lo que a él le parece y tiene derecho a tratar de convencernos de sus argumentos (validos o no). Ahora, entiendo que por su forma de hablar muchos queden con la impresión de que se cree el dueño de la verdad absoluta, pero ese es su trabajo, dar su opinion. Allá usted si le cree o no…

Que nunca jugó fútbol profesional, que no sabe lo que es patear un balón, que no sabe lo que es un camerino, todo absolutamente cierto, pero se ha demostrado en muchas ocasiones que eso no le quita ni le pone a los analistas deportivos. Yo si prefiero a un verdadero periodista deportivo que a Willinton Ortiz analizándome un partido (y no tengo nada en contra del viejo Willy). Para eso, me imagino que en su formación de periodistas, les enseñan a estudiar y a investigar los temas que están tratando… pero, como ahora todo el mundo “sabe de fútbol”, cualquiera desmerita a aquellos que si se han esforzado por especializarse en la materia… Lastimosamente hay algunos periodistas que esa parte no les quedo muy clara, ¿qué tal Felix de Bedout hablando de fútbol por Univision? ¡Desastre!, ¡tragedia!

Dicen que fue lo peor que le pudo haber pasado al fútbol colombiano. A ver, digamos que es cierto que le armaba las nóminas al “Bolillo”Gomez, que influenciaba a “Pacho” Maturana y a los directivos de la federación, que los obligaba a darles la primicia, etc. ¿Es culpa de él que estos se hayan dejado impresionar e influenciar?… ¿cierto que no?

Dicen que tenía infiltrados en la selección que le aseguraban la “chiva” que lo mantenía al tope del periodismo deportivo… No soy periodista pero ¿y es que buscarse sus fuentes no hace parte del trabajo del periodista? ¡Allá los jugadores y técnicos que se dejaban manosear!

Muchos odian sus conceptos tácticos y estratégicos, dicen que están pasados de moda, que utiliza palabras inventadas y raras que confunden al oyente. Puede que sea verdad, pero es cuestión de gustos y creo que hasta dan para reírse un rato. No le veo la razón para retorcerse de la ira por eso…

Durante el proceso de la eliminatoria le hizo duras críticas a Don José (Pékerman), pero ojo, también elogió las cosas buenas, tanto que desde enero estaba pidiendo que le renovaran el contrato al profe Pékerman antes del mundial (sabiendo que a estas alturas va a ser mas dificil y mas costoso). Durante el mundial ha destacado con lujo de detalles los aciertos de Don José (pero eso si no lo escribe el tipo de “las2orillas”).

Por ahí dicen que anda feliz porque eliminaron a Colombia y que desconoce el logro de Pékerman y sus muchachos y que está criticando fuertemente la calidad de james. Por favor, ¿en serio creen que es verdad? Aquí les dejo un trino con el audio de lo que dijo recién acabado el partido con Brasil.

 

Pero, ¿qué le critica realmente al Profe Pékerman?

Por ejemplo, su hermetismo exagerado, y no con él solamente, sino con todos los periodistas del país y con el país entero. Todos los periodistas, desde los rockeros de fútbol mundial de RCN hasta los mismos de Caracol se quejaban de lo mismo. No sé si recuerdan el extraño manejo que le dio a los amistosos o que nunca hablo con Colombia ante la angustia por la lesión de Falcao en esos días o lo del raro manejo de la lista de los 30 pre-convocados.

Que ese hermetismo ayudo a consolidar el grupo y a lograr estos resultados es otro cuento, pero ellos como periodistas estaban inconformes y los entiendo. Para nosotros los hinchas, que siga el hermetismo, ¡qué carajo!

Pero su más dura crítica y la de otros como Iván Mejía y Hernán Peláez es la presencia en el seno de la selección de un señor agente de jugadores llamado Pascual Lezcano de quien dicen es el yerno de Don José. Este señor no hace parte del cuerpo técnico, no es médico, no es fisioterapeuta, no es nada, no está en la nómina de la federación y hasta le ha hecho uno que otro desplante a los propios directivos en Cotia (sede de la concentración en Brasil). Algunos de los jugadores de la selección son representados por este señor, así que supongo que es normal que al periodismo no le parezca ética su presencia.

Muchos pusieron el grito en el cielo cuando salieron algunos apartes de lo que dijo sobre James Rodríguez. Nuevamente el tipo este de “las2orillas” se fajó y sacó al ruedo unas declaraciones de Vélez en donde se quejaba de la falta de compromiso de James para marcar y que exageraba con lucimientos innecesarios y que tenía a veces baches en donde se perdía del partido. Todo eso si lo dijo, pero ¡hace más de ocho meses!

No sé si recuerdan que su propio técnico en el AS Mónaco lo sentó por varias semanas por esos mismos problemas… Después llegó el partido contra Ecuador en Barranquilla y el pelao James se fajó, entendió que tenía falencias en ese sentido y corrigió lo que se le había criticado. Hace unos días explicaba el porqué de la buena presentación de James y describió técnicamente las nuevas características goleadoras de James, que no era lo que se le conocía y que seguía cometiendo algunos errores tácticos por mejorar, pero ahí, una vez más, tomaron a mal sus declaraciones.

Por último, estoy de acuerdo con la mayoría de ustedes; sus declaraciones sobre Costa Rica están completamente desatinadas y fuera de foco, porque si algo nos ha enseñado el fútbol es que no hay rival pequeño y que los partidos hay que jugarlos. Ahí si me da pena Profe, pero no puedo defenderlo… Sin embargo, queridos lectores, les dejo dos punticos para reflexionar:

¿A alguno de ustedes le gustaba el juego ultradefensivo y mezquino de la selección Colombia de Pinto?

¿Alguno de ustedes, mientras la hacía fuerza a Costa Rica en los penales contra Holanda, se acordó de lo que se quejó porque Corea del Sur y Turquía, equipos de bajo calibre, llegaron a las semifinales del 2002?

¡No me odien!

¡Chao!

Aqui les dejo estas perlas:

http://www.las2orillas.co/que-es-lo-que-tiene-contra-pekerman-carlos-antonio-velez/

http://www.las2orillas.co/velez-dice-que-james-tiene-poses-de-agrandado/

¿Qué será lo que saben que los demás no saben?

¿Qué será lo que saben Pekerman y Bedoya que los dirigentes de las otras 31 selecciones no saben? Resulta muy extraño que todas la demás selecciones que participarán en el Mundial tienen programado por lo menos un partido de preparación, especialmente para la próxima fecha FIFA en marzo. Los rivales del grupo de nosotros tienen dos o tres partidos ya confirmados.

Está bien que aprendimos algo de la experiencia de USA 94, cuando se jugaron por lo menos 10 partidos de preparación (no tengo el dato) que terminaron por quemar al equipo y que no sirvieron para gran cosa, aparte de llenar de billete a la Federación Colombiana de Fútbol, pero que no se tenga ningún partido amistoso en los seis meses precedentes al torneo más competitivo del mundo raya lo absurdo.

Lo lógico, después del sorteo de los grupos del Mundial, era por lo menos que se programara un partido con un africano y uno con un asiático. Con europeos ya nos hemos enfrentado recientemente y han sido unos exámenes bastante interesantes, y si no se quiere forzar la máquina es entendible que se decida no jugar con europeos, pero no jugar ningún partido me sigue pareciendo absurdo, insisto.

Pekerman ha demostrado, hasta ahora, saber lo que hace. Es un maestro y un gran entendido del fútbol, pero esta vez parece ir en contra de la lógica de todos los demás, que también saben muchísimo de fútbol y de competir en un mundial. Por ahí dicen que tiene un estudio donde se demuestra que en marzo y abril los jugadores se lesionan más fácilmente, pero ¿y por qué los demás si van a jugar?

Dicen también que si pidió partidos y que Bedoya no los pudo conseguir por andar pidiendo mucha plata. Nos dijeron que Nigeria, que México, que Honduras, que Albania, pero nada de nada. Bedoya, a pesar de haber improvisado bastante en la Federación, parece estarle acertando últimamente; gestionó el mundial Sub-20, trajo a Pekerman que nos llevó al Mundial, entrego la nueva sede deportiva de la Federación, se han conseguido buenos resultados en las otras categorías, incluyendo las niñas, entonces es difícil de entender que siendo cuartos en el ranking FIFA, Bedoya no haya logrado conseguir un partidito de preparación. Así pues, supongo que el profe Pekerman debió quererlo así.

Pero si no, la cosa esta difícil porque por lo menos para marzo cada vez hay menos opciones. Los equipos de Asia no están disponibles porque juegan partidos de clasificatoria de la Copa Asiática. Hay por lo menos 100 países que ya están comprometidos de los 200 y pico que conforman la FIFA, ¿y entonces? Nadie sabe, pero si se deciden a jugar, no habrán grandes examinadores y ahí si creería que las lesiones pueden darse si jugamos con equipos torpes y poco experimentados (Guinea Ecuatorial, por ejemplo, anda insistiendo para que echemos el picadito).

Pero lo que exaspera aún más a muchos medios, no es ni siquiera que no jueguen el amistoso, sino que le pongan tanto misterio a la cosa. El profe Carlos Antonio Vélez hace todas las mañanas su respectivo reclamo en su programa radial Planeta Fútbol y dice que si el técnico fuese colombiano le estaríamos dando con todo, pero como es argentino le dejamos pasar todo y que ahora si le creemos a los famosos microciclos. Tampoco creo que sea para empezar a criticar a Pekerman, aunque confieso que comienza a desespérame un poco tanto silencio.

Es un hecho que tanto Pekerman como Bedoya han demostrado “cierta” diligencia y ambos saben que la preparación a un mundial no se improvisa, por lo que confío en ellos y sé que tienen un plan de trabajo, basado seguramente en algún estudio donde se demuestra que los tales microciclos funcionan.

Hasta hoy lunes 10 de febrero 9 A.M., no han confirmado ni lo uno ni lo otro, pero si es por mí, si se logra probar que juntarse a echar una trotadita, jugar PlayStation, echar chistes y practicar el difícil y raro baile de “Miñia”, mejora el rendimiento colectivo del equipo, pues que sigan con los microciclos.

La curiosidad me mata, pero ¿qué se va a hacer? Eso si, a mí nadie me quita de la cabeza que esos dos, de que saben algo que los demás no saben, lo saben…

¡Pilas yo veré!

Sígueme en Twitter @ivanj_ortega o registra tu correo en “No te pierdas la próxima”