Esta película no es nueva

Pelicula

Teniendo una historia tan grande y cambio reciente de entrenador se podría pensar que Real Madrid debería estar caminando por senderos más luminosos que los actuales. Si esto es así, ¿Qué está ocurriendo en el seno del equipo merengue?

Se dijo que Benítez era el problema (el suscrito apoyó esta teoría), pero la realidad fue otra, sin duda el porcentaje de responsabilidades tendrá que ser más compartido; los jugadores entran en esta ecuación sin duda.

Luego de Wolfsburgo, me senté en el metro rumbo a mi casa esperando mi parada y comencé a recordar las últimas temporadas, la conclusión es devastante, regalamos ligas, Champions y demás por falta de concentración en minutos cruciales de las respectivas competiciones.

La verdad desde la salida de Mourinho (no lo santifico, solo pongo una fecha como punto de referencia), se ha notado una total relajación, y/o división de la plantilla, directivos, Dts y hasta de Chendo (caso copa). Con Ancelotti ganamos la décima (olé olé olé!!), pero también regalamos dos ligas más que encaminadas (bastante tiempo sin ganar una), con Benítez perdimos hasta el orgullo y ahora con Zidane ¿Vamos a perder la Champions por 45 minutos terribles?

Creo que nadie puede dar fórmulas mágicas para arreglar o remontar esta llave vs los alemanes, pero lo que si podemos decir y hacerle saber a Florentino Perez, es la necesidad de renovar la plantilla, existen jugadores que solo viven para hacer proezas a ratos y ser recordados solo para callar a periodistas e incluso a compañeros de profesión que nada tienen que ver con el éxito o fracaso merengue.

No voy a dar nombres, no soy nadie para ello, asumo que en la directiva blanca existe capacidad para analizar esta situación, la liga no se ha ganado precisamente por eso, son jugadores con capacidad de concentración de 15 partidos al año para ganar Champions y algún partido importante vs Barcelona. Yo no sé los demás hinchas que pensaran, pero yo necesito jugadores que lo den todo en los 50 partidos que se juegan al año, se gane o no, siempre se sabrá que dieron todo para conseguir los títulos que seguramente de esta forma van a llegar.

Espero que siga Zidane, pero debe ser firme en sus decisiones de pretemporada, llegadas y salidas sin amores en búsqueda de conformar una plantilla con un hambre renovada de gloria y obvio llena de calidad.

Sin duda esta película ya es una saga, lleva varios capítulos y temporadas de los cuales espero no pagar un billete más.

Por: @juliuspinedo

Anuncios

Ma première finale de Champions League

 

Tomado de www.impactmontreal.com
Tomado de http://www.impactmontreal.com

 “Dada las circunstancias les comparto mi primera entrada en francés. – Versión en español más abajo”.

Ce soir je vais assister pour la première fois dans ma vie à une finale d’un tournoi international de soccer. Non, malheureusement ce n’est pas la finale de l’EUFA Champions League, mais une finale est une finale, alors j’irai voir le match définitif de la CONCACAF Champions League.

Ce soir, devant plus de 60 mil spectateurs, l’Impact de Montréal affrontera le Club America du Mexique au Stade Olympique à partir de 20h. Pour ceux qui ne sont pas au courant, le match-aller est fini 1-1 au Stade « Azteca », ce qui nous donne la chance de devenir champions avec un match nul 0-0… Épique pour le soccer canadien!

De mon côté, je trouve un peu bizarre que la vie m’ait donné la possibilité, ici à Montréal, de voir la définition d’un tournoi de cette dimension (une place pour la coupe du monde des clubs de la FIFA est en jeu), car même dans mon pays d’origine, la Colombie, un pays extrêmement footballeur, j’avais assisté à peine à une couple de matchs de la phase de groupe de la « Copa Libertadores de America ».

Quand je suis arrivé au Canada, il y a dix ans, j’étais prêt à laisser tomber le foot. Dans ma tête le football ne serait qu’un souvenir d’enfance, un souvenir de mon lointain pays. Mais non, oh surprise!, ça n’a pas été nécessaire, car petit à petit la beauté du soccer avait commencé à séduire les Canadiens et surtout les Québécois et aujourd’hui, plus que jamais, il y a du soccer au tour de moi.

En fait, aujourd’hui il y a plus de joueurs inscrits aux ligues de soccer amateur que de hockey (un fait réellement impressionnant), il y a de beaux terrains de soccer partout, il y a déjà plusieurs équipes professionnelles participant à une ligue extrêmement compétitive comme la MLS des États-Unis, il y a eu trois évènements FIFA en moins de dix ans (coupe du monde under-20  masculin, under-20 féminin et féminin majeur dans quelques semaines) et comme si ce n’était pas assez, ce soir un club canadien va gagner pour la première fois un titre international à domicile.

Le résultat : La base de partisans ne cessera pas de grandir, l’argent commencera à rentrer en quantités industrielles et un jour… un jour commenceront à émerger des joueurs hautement compétitifs, un jour le Canada sera le pays hôte du mondial de la FIFA, un jour on marquera le premier but dans une Coupe du Monde!

Quant-à-moi, je me déclare, à partir de ce moment, partisan numéro 1 de l’Impact de Montréal, puisqu’aujourd’hui ça sera ma première finale, mais pas ma dernière, j’en suis sûr!


Mi primera final de Champions League

Esta noche voy a asistir por primera vez en mi vida a una final de un torneo internacional de fútbol. No, desafortunadamente no será la final de la Liga de Campeones de la EUFA, pero una final es una final, así que iré a ver el partido definitivo de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Esta noche, delante de más de 60 mil espectadores, el Impact de Montreal enfrentara al Club América de México en el Estadio Olímpico desde las 8 de la noche. Para aquellos que no lo saben, el partido de ida quedo 1-1 en el Estadio Azteca, lo que nos da la chance de quedar campeones con un empate 0-0. Toda una epopeya para el fútbol canadiense.

De mi lado, encuentro un poco raro que la vida me haya dado la posibilidad, aquí en Montreal, de ver la definición de un torneo de esta dimisión (un cupo para el mundial de clubes de la FIFA está en juego), pues incluso en mi país de origen, Colombia, un país tremendamente futbolero, había asistido a penas a un par de partidos de la fase de grupos de La Copa Libertadores de América.

Cuando llegué a Canadá, hace diez años, estaba dispuesto a abandonar el fútbol. En mi cabeza el fútbol no sería más que un recuerdo de infancia, un recuerdo de mi lejano país. Pero no, ¡oh sorpresa!, no tuve que hacerlo, pues poco a poco la belleza del fútbol había ido seduciendo a los canadienses y sobre todo a los quebequenses y hoy, más que nunca, hay fútbol a mi alrededor.

De hecho, hoy hay más jugadores inscritos en ligas de fútbol aficionado que en las de hockey (algo realmente impresionante), hay hermosas canchas por todas partes, hay ya varios equipos participando en una liga extremadamente competitiva como la MLS de los Estados Unidos, ha habido tres eventos FIFA en menos de diez años (Mundial sub-20 masculino, Sub-20 femenino y femenino absoluto en unas semanas) y como si fuera poco, esta noche un club canadiense va ganar por primera vez un título internacional en casa.

El resultado: la base de hinchas no parara de aumentar, el dinero comenzara en entrar en cantidades industriales y un día… un día comenzaran a emerger jugadores altamente competitivos, un día Canadá será el anfitrión de un mundial de la FIFA, un día marcaremos nuestro primer gol en una Copa del Mundo.

En lo que a mí respecta, me declaro, a partir de este momento, hincha número 1 del Impact de Montreal, porque hoy será mi primera final, pero no mi última, ¡de eso estoy seguro!

Las bolas están marcadas

Semifinales UCL 2015

Las  bolas estaban marcadas, pero no con calor, ni con frio, están marcadas de historia! Los más grandes clubes de la historia nos invitan a fantasear con unas semifinales de ensueño, estilos distintos de juego, formas de ver el futbol contrastadas y exitosas que permiten imaginar encuentros de alto nivel táctico; dos técnicos de alto vuelo en estas instancias (Pep y Carleto) y dos “novatos”(Lucho y Allegri) que pintan más que bien.

Bueno, pasemos a lo bueno,  ¿Que nos pueden deparar estos emparejamientos? Para este servidor ambos cruces están 50-50, cada equipo tiene su armas, eso sí, salvo Barcelona los  oncenos llegan con bajas sensibles, eso se tendrá que tener en cuenta al momento de hacer las quinielas respectivas. Sin duda la mejor ofensiva en forma física y futbolísticas es la MSN, eso le dará un plus vs los bávaros, pero no olvidemos que los Culés son de los cuatros finalistas el que más sufre sin el balón, es solo pasar le medio campo propio y los sudores comienzan a intensificarse en el equipo de Lucho. Por su parte el Bayern deberá dedicarse 100% a limitar la llegada de balones libres a los 3 de arriba, arma letal y casi que exclusiva de los catalanes para ir de cara al gol. Y aprovechar su juego colectivo para penetrar la permeable defensa del Barcelona.

Por el lado de Juventus-Madrid, considero que será una serie de pocos goles, no solo por la férrea defensa italiana, sino también por las ya conocidas bajas que sufre el club merengue, que tal vez recupere algo de su poder en el juego de vuelta, ya veremos, por lo pronto muy limitado en su ofensiva dependiendo casi en su totalidad de las genialidades de James y Cristiano. Juventus posee a un Tévez en estado dulce, tal vez en su mejor temporada con la squadra de la “Vecchia Signora”, pero mermado por la ausencia de su mejor hombre Paul Pogba, quien sufre también de los rigores de una temporada exigente.

Esto está abierto señores y señoras, veintiún  copas de Europa nos invitan a pensar que estaremos de frente a unas semifinales donde veremos reunidos a los cuatro clubes con más historia del mundo (faltando únicamente el AC Milán), los cuales solo nos pueden regalar momentos inolvidables  e irrepetibles de esta locura llamada futbol.

Por: @juliuspinedo

Es cuestión de gustos

Primera entrega de mi gran amigo Ernesto Llamas (losjelpris) como autor invitado de este Blog. ¡Bienvenido Ernie!


Premier League (TM)

Tengo la fortuna de compartir un chat con primos que disfrutan del futbol tanto y más que yo, es la mejor herencia que me dejó mi hermano, un espacio donde sin importar la diferencia horaria o la distancia siempre encuentro a alguien para hablar del tema que nunca me aburre, Futbol.

Hace como 10 meses (memoria de novia peleona) tuve una discusión con uno de estos sujetos, el cual me reservaré el nombre a fin de proteger su identidad. El “K”, como es conocido en el bajo mundo y en las canchas, me refutaba cuando yo expresaba mi predilección y admiración por la liga premier de Inglaterra o Barclays Premier League sobre el resto de las ligas en Europa. Mi argumento lo baso simplemente en que hay 5 equipos que por capacidad estructural, deportiva y financiera pueden acceder al título de liga y títulos de copas nacionales en iguales condiciones, diferente a España donde solo dos equipos (que se reparten casi el 80% de los ingresos de la liga y copa) pueden hacerlo y cada diez años un tercero con suerte se les une, también diferente a Alemania donde el Bayern Munich tiene como 200 títulos o a Italia donde ya no es lo mismo desde que el Inter, el Milan y en menor escala la Juve dejaron de ser competitivos en los mercados de compra y venta de jugadores debido a sus regulaciones internas relevantes a impuestos y gastos.

Hace una semana “K” me pasó un tweet del señor banal en el que felicitaba precisamente la liga Italiana por mantener 7 equipos vivos en competencias internacionales. Ayer el futbol te volvió a dar la razón K, tras la muerte en la orilla del Arsenal frente al Mónaco el martes, quedaban las esperanzas inglesas cifradas en manos del City. La mala fortuna quiso que se enfrentaran a un Messi en subida, el man está haciendo lo que quiere en el campo, y como no, el equipo azul de Manchester no fue mas que otra víctima y evidencia para desmentirme. Chau Chelsea, chau Arsenal, chau City, hace días chau Liverpool y me saludan al United que ni siquiera vino.

Pero aquí es donde vuelvo a lo mío, el Chelsea le saca 6 puntos al City que es segundo y tiene un partido pendiente, detrás del City está el Arsenal a 1, el United (que no juega a ni mierda) a 2 y por último, tratando de meterse en la pelea, el Liverpool con sus últimos 16 partidos dentro de Inglaterra en calidad de invicto a 4 puntos de los blues. Hay liga, la vaina en dos partidos se podría poner color de hormiga y desde ya los partidos son a muerte, porque en Inglaterra los partidos hay que jugarlos, o si no creen pregúntenle a Mourinho por cualquier Newcastle.

En España la vaina está aun más cerrada, El Barca lidera un punto por encima del Real Madrid y de ahí 8 al tercero que es Valencia. Nadie en absoluto duda que este fin de semana media liga está en juego y me atrevo a decir que ni el más optimista de los técnicos, hinchas o jugadores de los otros 18 equipos piensa que tiene al menos un 1% de posibilidad de ser campeón. ¿Dudas? Me envían los periódicos que digan que el Valencia recorto puntos al líder o al segundo en vez de mencionar su rol de lucha por el tercer lugar contra el Atlético. Ni voy a hablar de Italia o Alemania donde ya están impresos los diplomas de participación para los demás y marcaron el nombre en el trofeo de campeón como Juve y Bayern.

Este fin de semana tenemos un plato futbolero exquisito, el Barca y el Madrid se vuelven a ver las caras en una liga cerrada para los dos, el ganador tiene medio adentro como se dice vulgarmente, no hay plan ni cercanamente comparable, no importa lo que sus esposas o hijos les propongan. Aunque adicionalmente hay un picaito entre el quinto y el cuarto de la premier, viejo K, lo siento, Liverpool vs Manchester United es mucho más entretenido que cualquier Sevilla vs Atlético (mismas posiciones diferentes ligas), por eso pienso que la premier es más entretenida, porque separando a los dos monstruos de Madrid y Barcelona no existe un solo equipo más en España que me motive a verlo (nuevamente ni para que mencionar el cuarto y quinto de Italia o Alemania)… Pero aja… Es tan solo cuestión de gustos.

¡No me insulten al negro!

Tomada de la cuenta @ArsenalEngineer
Tomada de la cuenta @ArsenalEngineer

Esto me ha dado duro: me han insultado a Adrián Ramos en mi cara (claro, por televisión) y delante de millones de personas. La semana pasada, en la quinta fecha de la fase de grupos de la UEFA Champions League 2014-2015, al término del encuentro entre Arsenal y Borussia Dortmund, el célebre y enigmático entrenador Jürgen Klopp se la enfiló al colombiano, descargó en él su impotencia por una derrota más que merecida y empezó a recriminarle quien sabe qué, y ni siquiera lo dejó ir con sus compañeros a saludar a la afición del cuadro alemán que se había desplazado hasta Londres.

Adriancho, el pobre, intentó zafarse pero no pudo, intentó defenderse pero no fue escuchado (y con lo dificil que es defenderse en otro idioma). Su jefe, Klopp, era inclemente, hacia muecas, señas y seguramente hasta se mandó sus palabrotas, todo, sabiendo que millones de televidentes lo estarían viendo. Minutos después las redes sociales hacían su implacable trabajo de difusión para quienes no habian visto el incidente:

Y no es que me haya dado pesar o lastima, o que piense que Adriancho no es un adulto hecho y derecho que necesita quien lo defienda, nada de eso, simplemente, ¡no me parece!… No me parece sano que el jefe venga a sermonearlo a uno delante de millones de personas, cualquiera que sea la profesión, incluso si los mismos futbolistas están acostumbrados y al final no le dan mucha larga…

Juzguen ustedes:

Vi el partido y no creo en lo absoluto que Ramos haya sido el culpable directo de un 2-0 que ya estaba en el marcador cuando lo metieron en el segundo tiempo. Está bien, seguramente no aportó la solución que el entrenador esperaba, le falto movilidad, quizás, o no cumplió con alguna orden específica. Pero en su defensa, me pareció que estaba un poco aturdido, pues recién entro al terreno recibió un fuerte golpe en la cabeza. Conociéndolo, no creo que le falte nada para estar a la altura de un equipo de esa talla.

Ahora, si la cuestión definitivamente merecía un jalón de orejas, creo que a ese nivel de exposición mediática, debió haberse hecho con algunas precauciones, o al menos dentro del camerino con sus compañeros como únicos testigos. ¿Para qué exponer al jugador a eso? Cualquiera puede tener una mala noche.

Al consultar vía Twitter a uno de mis periodistas deportivos favoritos por su visión del fútbol, Alejando Pino Calad del Gol Caracol, me respondió que para él no fue una “puteada” y que había que entender que Klopp era un ogro del fútbol. De cierta forma sentí que lo justificaba porque se trataba de una reacción apenas lógica viniendo de él.

Pero, ¿se justifica que la pasión extrema que siente Klopp por el fútbol, que colinda con comportamientos bastante extraños, se desboque en público de esa manera y termine afectando negativamente la imagen de uno de sus propios pupilos? No lo sé. Hace dos años se le hubiera aceptado todo, ahora, siendo colero de la Bundesliga, surgen cuestionamientos sobre sus métodos.

Claro, para algunos esas “puteadas” ayudan -de hecho, a mí mismo, cuando jugaba, me motivaban a callarle la boca al profe-, pero insisto en que, en los tiempos que corren, no deberían nunca jamás hacerse delante de todo el mundo, literalmente, conociendo las nefastas consecuencias del “cyberbullying” en el fútbol (caso de Stefan Medina, por ejemplo) y en la vida de cualquier persona…

Pero en realidad, aunque me dolió mucho que me insultaran al negro, no sé si por verlo como victima de una injusticia, porque yo estaba sensible ese dia, o porque simplemente es un compatriota, no me preocupo demasiado, pues sé que Adriancho tiene la fuerza para no dejarse afectar por esas vainas y además es tremendo profesional. Ya incluso, al inicio de su carrera, estuvo a punto de abandonar el fútbol porque el cuerpo técnico de las inferiores del América de Cali lo consideraba muy delgado y pensaba que la inversión necesaria para acondicionarlo no valía la pena. El mismo Eduardo Lara lo había descartado inicialmente para el Mundial Sub-17 de Finlandia por esas mimas razones (donde finalmente brilló y se lanzó al profesionalismo). A cuanto equipo llegaba se desataban fuertes críticas, incluso en Trujillanos FC de Venezuela, pero con temple, trabajo y mentalidad ganadora siempre ha terminado callando bocas. También fue maltratado por la misma prensa colombiana (no recuerdo bien si fue Mejía o Vélez, pues a la final es casi lo mismo), que se preguntaba quién le había dicho a ese menudo muchachito que servía para el fútbol…

Ahí tienen, así como le calló la boca a tanta gente, así mismo le callará la boca al ogro de Jürgen Klopp. ¡Póngale firma!

¿Si estamos viendo el mismo deporte?

UEFA-Champions-League-Logo-HD-Wallpaper

En Colombia, especialmente en Cartagena, poco o nada llegaba a nuestros televisores del fútbol europeo antes de la llegada de COSTAVISIÓN por allá en 1997 o de DIRECTV y SKY por esos mismos años.

La invasión de fútbol europeo que vemos hoy (hasta por radio) y que muchos creen que hemos tenido siempre no existía hasta hace unos años y lo poco que veíamos eran algunos goles en los noticieros, uno que otro partido viejo que repetían en el Canal 1 o Canal 2 (Canal A) y un poquito de fútbol italiano en las mañanas de los domingos cuando Asprilla y Valenciano se fueron para Italia después del espectacular pre-olímpico de Paraguay en 1992.

Aunque los jóvenes de hoy no lo crean, eso era todo, o por lo menos eso fue lo que yo alcancé a ver. Obviamente, estábamos al tanto de los jugadores y equipos, pero sin muchos detalles como marcadores, puntos, tablas de posiciones, etc.

Con la llegada del cable a precios razonables, nacieron canales como ESPN y FOX Sports para Latinoamérica que según entiendo se transmitían desde Argentina, México o Miami, que incluían, entre otras cosas, un exquisito menú de fútbol europeo. Otros canales como PSN y TyC empezaron a aparecer  y se fueron agregando naturalmente a nuestro ejercicio de zapping futbolero.

Los paquetes de DIRECTV incluían el Canal + de España, TV 5 de Francia, BBC de Inglaterra, RAI de Italia y otros, que nos pasaban regularmente los partidos de las Ligas domésticas, la UEFA League (Eurocopa) y especialmente de la EUFA Champions League (Copa de campeones), que dicho sea de paso es el mejor torneo de fútbol del mundo, táctica y técnicamente por muy encima de los Mundiales y capaz de erizar la piel de los seguidores del buen fútbol de todo el mundo con solo escuchar el himno, seguido del comercial de Heineken, obviamente…

heineken-chanpions-league-wallpaper-1280x800-0012

Una delicia, un manjar de fútbol vistoso, rápido, técnico, táctico, sazonado con lo mejor de Suramérica, algo que venía de la dimensión desconocida para los acostumbrados al fútbol colombiano, algo que ahora podíamos ver de primera mano y casi que “a la carta”.

Comparaciones, odiosas comparaciones…

En Colombia siempre pensamos que lo que viene de afuera es mejor… y va uno a ver, ¡y si!, o por lo menos en este caso…

La llegada del cable trajo algunos cambios importantes en nuestro comportamiento y en nuestros hábitos de consumo de fútbol por televisión, especialmente porque nuestros corazones empezaron a adoptar otros hijos venidos de Europa. Dicen por ahí que el amor no se divide entre los hijos sino que se multiplica por cada uno de ellos y eso le pudo haber pasado a muchos, especialmente a los cartageneros (ver Los cartageneros somos infieles por naturaleza).

Pero más que traernos nuevos amores, nos abrieron los ojos en muchos sentidos. Nos dimos cuenta que nuestro fútbol de toque-toque no era tan vistoso como creíamos, sobre todo porque a muchos “profesionales” les costaba parar el balón o mantenerlo a ras de suelo. Nos dimos cuenta que jugábamos demasiado lento y mucho hacia los costados o “pa tras”, que nos faltaba verticalidad, que nuestros estadios (que todavía se llenaban a mediados de los 90s) no eran la gran cosa, que vivíamos pensando que nuestro fútbol todavía era aquel de la época del “dorado” con jugadores extranjeros y locales de primer nivel, que fuimos AFORTUNADOS de tener una selección Colombia extraordinaria que se había formado “sin explicación lógica” en medio de tan bajo nivel futbolístico… nótese que no nos escapamos de eso con la selecciones Colombia en la primera década del siglo XXI, cuando sólo unos cuantos jugaban afuera. Afortunadamente ya ese no el caso y por eso estamos en Brasil 2014.

La calidad del juego de los clubes europeos nos asombró, nos absorbió, nos conquistó, nos enamoró haciendo que dejáramos poco a poco a un lado nuestro mediocre fútbol local, que para rematar nos lo quieren vender como si fuese un producto de la más alta calidad, donde las estrellas son cada vez más escazas y los clubes dejan partir muy temprano a las “vedettes” del futuro…

Más allá de generar pasiones regionales, de consolidar el gusto colectivo por el fútbol, de conservar tradiciones y amores nostálgicos engendrados en un pasado que fue mejor, nuestro torneo doméstico de fútbol (FPC), como producto, como espectáculo, “nada que ver”, como dicen las señoras…

Mi punto, sin querer hacer de mala fe odiosas comparaciones, se resume en la siguiente anécdota:

Cuenta la leyenda que un inmigrante colombiano en Canadá veía con su hijo (que no conocía mucho de soccer), un partido de la UEFA Champions League – que por fortuna transmitieron por televisión-, y que al acabar el partido, viendo el entusiasmo del niño, al padre se le dio por ponerle un partido de la Liga Postobon para que le fuera cogiendo amor al deporte nacional, lo que supuestamente fortalecería los lazos con sus orígenes… pero, ¡oh sorpresa!, después de algunos minutos el joven le preguntó ingenuamente a su padre – Oye papá, pero ¿si estamos viendo el mismo deporte?

Por @ivanj_ortega