Leicester City FC : una verdad que da rabia‏

From GettySports
From Gettyimages

Desafortunadamente, en medio de su espectacularidad, la proeza del Leicester nos prueba también otras cosas.

Una gran demostración de trabajo, disciplina, esfuerzo, dedicación, etc., etc… Una historia maravillosa difícilmente repetirle… difícilmente repetible, ese es mi punto.

Todos somos felices cuando pasan estas cosas, incluso alcancé a emocionarme tanto con la historia de Rainieri y sus pupilos que hasta se me aguaron los ojos, sin embargo y a pesar de todo lo que estos pequeños grandes jugadores nos lograron demostrar, todos sabemos la dura verdad, en el fútbol –y quizás en la vida- el éxito está reservado el 99% de la veces para los que tienen el poder y el dinero.

Las raras veces en las que ganan los débiles son solo accidentes, situaciones fugaces que se desvanecen rápidamente y que serán simplemente recordadas con nostalgia.

Da rabia porque la historia futura del Leicester se puede casi predecir. Al igual que Grecia, Once Caldas y el Porto, campeones –casi simultáneos por allá en el 2004- a punta de esfuerzo y trabajo colectivo, serán prontamente olvidados. Su “cuarto de hora” está sentenciado y, más pronto que tarde, volverán a regir los poderosos perdedores momentáneos…

Fin del cuento de hadas 😦

Anuncios