¿Cambio de rey?

Mou o Pep?

Mou? Pep? Qué define un gran DT?

Lo títulos, la forma de jugar, la verdad no lo sé, creo que ambas, lo cierto es que estamos viendo un arranque de liga muy discreto de los equipos guiados por los dos timoles, teniendo resultados el de Guardiola pero con mucho sufrimiento para ganar, utilizando y/o aprovechando sus individualidades, en los últimos minutos de juego y con decisiones arbitrales dudosas para lograr las victorias. Del equipo de Mourinho, nada que decir, juega mal y pierde, la defensa uno de sus fuertes es un coladero sin filtro, diría yo q es un aro más bien, todo lo que pasa del medio campo termina en jugada de riesgo y gol, es el equipo más goleador de la Premier, de no creer.

Esto me lleva a pensar o a reflexionar sobre cuándo culmina la curva ascendente de los directores de estos grandes equipos y cuestionarme sobre las razones de ello. Estos dos magnánimos han sido considerados los mejores en su saber durante muchos años y sus títulos los avalan, solo que el más grande, la Champions League, hace tiempo que no logran si quiera llegar a la final y pelear por el título; ellos están contratados para ganarla, los demás títulos tienen su valor pero sin duda los presidentes de sus respectivos equipos les solicitan indefectiblemente ganar a nivel europeo. Sin duda el nivel de exigencia de ambos desgasta a los jugadores, los cuales indefectiblemente les causa desaplicación de seguirles el ritmo; no hay duda son directores de no más de 3 años en cada equipo.

Dicho esto, ¿debemos reconsiderar quienes son los mejores de Europa? El análisis es complicado, está claro que Luis Enrique, actual campeón, es un caso especial donde los jugadores son los protagonistas casi que exclusivos. Pellegrini siempre falla en Europa, con la nómina más cara del planeta no ha logrado nada y en el Real Madrid se vanaglorió de ser el mejor segundo de la historia de la liga, vaya particularidad! El caso de Simeone habrá que seguirlo muy atentos, toda vez que ya no puede utilizar la figura de equipo pobre para justificar victorias y derrotas, hoy posee un equipo comprador y con una nómina top; esto también presume un desafío ya que no es fácil manejar un vestuario de estrellas y ahí también se ve la mano del entrenador, si lo logra sin duda se graduará como un grande, tiene todo para serlo.

Otro favorito es Klopp, pero habrá que ver cuál es su decisión después de su año sabático, asume la prensa que será el reemplazo de Guardiola en Múnich, señor también de carácter pero con mucho menos cansancio profesional que los antes citados, por esto habrá que seguirlo muy de cerca al igual que Emery a quien se le avecina un gran equipo para ser llevado bajo sus riendas.

Termino diciendo, que este articulo me puede condenar ya que en este mundo loco del futbol las variables son infinitas y al final de las temporadas podremos estar hablando de títulos de los dos actuales monarcas en los banquillos, ya que sin duda Mou y Pep son genios capaces de remontar cualquier situación adversa.

Por: @juliuspinedo

Los técnicos que sí son de buenas…

Luis Enrique, vas en coche!

« El técnico no tiene la culpa, la culpa tenemos nosotros los jugadores » es una frase de defensa de parte de los futbolistas hacia su DT. Solemos escucharla cada vez que a un equipo de fútbol no se le dan los resultados esperados, por lo cual, el técnico acapara, de parte de la prensa y los aficionados, la mayor parte de responsabilidad de las debacles y vergüenzas deportivas, y entonces, los jugadores de dicho equipo la pronuncian, con el fin de intentar quitarle la totalidad « ese peso » de responsabilidad del fracaso.

Sin embargo, pocas o nulas veces se ha lanzado a la inversa cuando a un equipo le ha ido bien. Quiero decir, no creo (o más bien, no recuerdo) haber escuchado a un jugador decir: « El mérito no es del DT, es de nosotros los jugadores » aunque sea un secreto a vox populi que hayan sido ellos quienes hayan cambiado una puntual situación caótica de malos resultados con actuaciones brillantes, o que hayan sacado adelante un proyecto futbolístico donde ha primado más (mucho mas) el aporte de cuerpo y mente del jugador, que las capacidades de estratega del técnico.

¿Por qué hablo de esto? Pues bien, los recientes resultados del Barcelona (Campeón de Liga, finalista de Champions, finalista de Copa del Rey) me han puesto a pensar mucho… pensar en Luis Enrique. En mi humilde opinión, « Lucho » no me ha convencido – ni siquiera ahora que ya gano una Liga y tiene la posibilidad de ganar dos títulos mas este año – que sea un buen técnico. ¿Por qué? Tal vez porque me da la impresión que ha sido solamente un « Técnico de buenas » como diríamos nosotros (un técnico con suerte), alguien que llegó a un equipo plagado de grandes jugadores, que lo han ganado todo, que tienen la jerarquía y bagaje para jugárselo todo, y sobre todo, que se conocen desde que estaban en preescolar y que fácilmente podrían jugar solitos, sin necesidad que el DT viniese a darles una charla o a enseñarles cómo deben moverse en tal situación o como plantarse en tal esquema. Luis Enrique aquí, tuvo mucha (que digo mucha, abundante) suerte de haber empezado una temporada que bien hubiese podido terminar de la peor manera, pero que en el correr de los días, se encontró con un trébol de cuatro hojas cuando Messi recuperó la motivación, Suarez empezó a rendir, Neymar a hacer lo suyo también y el equipo en general a funcionar.

Para nadie es un secreto, y ya desde el tiempo de Pep en el Barça se escuchaba que Messi es voz autoritaria en el vestuario. Y en esta temporada con Luis Enrique, se palpó cuando Suarez en rueda de prensa expresó que jugando un partido, Messi le dijo: « Quédate por ahí », diciéndole directamente que ocupara la posición de ‘9’ en el campo, posición que bien sabemos no era la asignada por su DT. Y bueno, ya es historia lo que pasaría luego con la famosa MSN: Ha llevado al equipo al lugar donde se encuentra ahora.

Lo siento con mis amigos « Barcelonistas »… Pero no me convence Luchito. Lo recuerdo como jugador: uno que otro golcito cuando jugaba en el Barcelona y otro más cuando jugaba en el Madrid, o el recuerdo de su nariz sangrante mientras le gritaba « Hijo de puta! Hijo de puta! » a Tassotti en el Mundial de USA’94 … Pero a menos que me calle la boca en el futuro (ojo : no soy nadie para pedirlo), no creo que lo recuerde con lo hecho hasta ahora como entrenador… Muchas otras fuentes van más allá, y dicen que hasta no se ha inmiscuido en algunos entrenamientos, limitándose solamente a «cagar» el balón  (tal como lo explicó una vez mi buen amigo @ivanj_ortega) mientras los jugadores hacen todo el trabajo. Reitero, no me convence tomando como base lo que acabo de exponer, y sumándole sus resultados como DT del AS Roma en la Serie A y como DT del Celta de Vigo en la Liga española.… Y que conste que yo no soy « hincha » ni del Barça ni del Madrid.

Es que hay técnicos que SI son de buenas! Se encuentran con unos equipitos que pueden jugar hasta en lo oscuro. A lo largo de mi vida donde – gracias a Dios – he visto bastante fútbol, me he podido encontrar con algunos casos parecidos (algunos opinión personal, otros, opiniones generalizadas) de Directores Técnicos que la encontraron fácil, porque sus jugadores se organizaban solitos, porque tenían un fuera de serie que les arreglaba el caminado, o por que el equipo tenía tanto tiempo de conocerse que podían jugar con los ojos cerrados. Aquí menciono unos diferentes a Luis Enrique:

– Claudio Ranieri: Ha pasado por infinidades de grandes equipos (Fiorentina, Valencia, Atlético Madrid, Chelsea, Parma, Juventus, Roma, Inter Milán)… Sin embargo, de la mayoría de estos se ha despedido siempre por la puerta de atrás. Sus 15 minutos de fama (o más bien, su etapa de entrenador que lo dio a conocer) fueron en la Fiorentina entre 1993 y 1997… Donde de pura casualidad jugaban figuritas como Gabriel Batistuta, Stefan Effenberg y Brian Laudrup.

– La cuota colombiana, Hernán Darío « Bolillo » Gómez: Este man nunca me ha gustado por las pocas aspiraciones que deja entrever cuando planta un equipo y cuando habla frente a un micrófono. No creo haber visto un equipo que él haya tomado de la nada y lo haya puesto a funcionar (que alguien me corrija). Fue tan de buenas que cuando empezó dirigiendo al Atlético Nacional en Colombia, le habían dejado una plantilla de base que se conocía a la perfección y una identidad inculcada por Maturana que no tenía ni necesidad de explicarla. Caso igual con la selección Colombia que se clasificó a Francia ’98: La base de esa selección (Pibe, Rincón, Asprilla, etc., etc., etc.) tenían años luz de conocerse y podían jugar hasta con gafas de cuero.

– Y para cerrar… Adivinen… otra vez el « Bolillo »… Nadie le puede quitar que fue el técnico que clasificó por primera vez a Ecuador a un mundial (Corea-Japón 2002)… Pero, quienes jugaban ahí… Pues nada más y nada menos un grupito de jugadores de los cuales algunos ya tenían hasta 10 años de estar jugando juntos en la selección: Los Tenorios, los Hurtados, los Ayovi, Méndez y el bueno de Aguinaga. Esos arreglaban los partidos solitos.

¡Es que hay técnicos que SI son de buenas!!!

Antes y después del clásico (el retorno del meme)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (4)

Viernes 20 de marzo, 48 horas antes del clásico español.

Nota: El siguiente texto no ha sido modificado para acomodarse al resultado del partido.

Con optimismo espero la victoria del Barcelona FC este domingo. Ya tengo todo listo para disfrutar de un gran partido. Se define en parte La Liga española (y quizás el futuro de Ancelotti o de Luis Enrique) lo que lo hace siempre interesante. Además, sueño con vengarme de todos aquellos que me bombardearon con “memes” y otros chistes “malos” después de la victoria del Real Madrid en la primera vuelta.

El optimismo reina del lado culé por varias razones: primera, las últimas presentaciones de Messi han sido sublimes y si nada extraño ocurre, podemos esperar ver algo parecido (ya habremos sabido lo que paso, lo sé). Lo que está jugando el enano es bárbaro: túneles, pases, recortes, cabezazos, recuperaciones, goles de todo tipo, mejor dicho, el catálogo completo. Segundo, me parece que Suarez viene bien y cuando ese “loco” esta embalado es difícil aguantarlo. Y tercero, en lo colectivo, según lo que vimos ante el Manchester City por los octavos de la Champions, también vienen muy bien en general. Ese partido pudo terminar fácilmente 5 a 0 si no es por el arquero.

En la otra orilla, incluso si las cosas parecen haberse calmado después de haber clasificado a los cuartos de Champions League sin merecerlo, tras el  desastroso partido que perdieron 4 a 3 en el Bernabéu ante el Shalke04, a ciencia cierta no se sabe si el partidillo que ganaron en Liga después de eso haya sido suficiente para sobreponer al equipo ante semejante “vergüenza”, como lo calificó el mismo Cristiano.

El regreso de varios lesionados hace pensar a algunos madridistas que el equipo de la primera ronda (ósea el de antes del partido con el Milán por allá, en una arabia de esas) está por volver. No estoy tan seguro. Ver a Cristiano reclamarle a Bale porque se le robó su golcito dejar ver que no todo está superado. No es normal que un tipo que ha ganado el Balón de Oro tres veces haga pataletas como si no entendiera que el fútbol, a la larga, es un juego de equipo.

Hasta aquí dejo las especulaciones. Ahora pasemos a los hechos…

Lunes 23 de marzo, 24 horas después…

“La venganza nunca es buena, mata al alma y la envenena”… ¡Baaaah!

Mis queridos madridistas, lo siento, pero perdieron el partido y me toca ser consecuente con lo que les prometí después del clásico pasado

Ahí les dejo unos memes pa’ que lloren!!!!

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (1)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (3)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (2)

Meme Barcelona vs Madrid 20150322 (5)

Bueno ya, esta bien, si quieren pensar que jugaron mejor, los dejo porque en parte es verdad. Hicieron un buen partido y alancé a pensar que el empate era hasta buen negocio, pero que hayan mejorado y que por pasajes hayan hecho ver mal al Barça no es suficiente para ganar un clásico. Con un jugador como Gareth Bale que hizo solo dos pases buenos en los últimos 30 minutos no pueden pretender ganarle al Barça. ¡Ni de chimba!

El Barça tampoco se lució como esperaba y me decepcioné porque Messi no apareció en el primer tiempo, pero igual, se sacó adelante el partido como equipo, se aprovecharon las opciones y se manejó la ventaja en el segundo tiempo, quizá gracias a las pocas variantes en el medio campo del Madrid, que no tuvo forma de reaccionar.

Que hablamos cuando termine la temporada, como dijo Cristiano, listo… hablamos al final, pero por ahora, hagan lo que más les gusta, recordar las copas de Di Stefano en los cincuentas, la Champions del año pasado y cosas de esas, porque el presente y el futuro próximo no les promete mucho en el “estado actual” de las cosas…

¡Ufff, qué fresquito!

¡No caga balón!

Luis Enrique cagándola muy campante…

Después de muchos años me he visto obligado a reconsiderar la validez de algo que me enseñaron en la escuela de fútbol a la que asistí en mi querida Cartagena, desde que era un niño hasta muy entrado en la adolescencia: Sentarse en un balón de fútbol es de mal gusto e irrespetuoso.

Luis Enrique - No caga balonUna foto del gran Luis Enrique, flamante entrenador del Barcelona FC, me puso a dudar sobre lo que asumí toda la vida como una verdad absoluta e irrefutable dentro de la comunidad del fútbol. Para mí era tan veraz este postulado que cuando vi aquella imagen me pareció algo tan insólito que pensé enseguida que podía ser material para el próximo libro de Luciano Wernicke sobre Historias Insólitas de Fútbol, pues seguramente había sido un hecho puntual que no se repetiría. Pero no fue así. Una y otra vez aparecían fotos similares en las redes que me martirizaban haciéndome sentir una horrible sensación de repudio, algo muy similar a lo que se siente cuando alguien no respeta las mínimas normas occidentales de convivencia (evacuación de gases y/o fluidos en público). Al mismo tiempo que experimentaba esta extraña indignación, me daba pena “ajena” por lo ridículo que se veía Lucho ante mis ojos. Era algo muy similar a lo que se siente cuando uno ve a un jugador profesional que no sabe hacer un saque de banda… ¡Como si fuese un pobre novato en esto del fútbol!

Para colmo de males, semanas después vi una foto de Sebastián Rincón, hijo del gran Freddy Rincón, haciendo lo mismo… ¡No puede ser! ¡Y hasta se está propagando entre los jóvenes!

Sebastián Rincón cagándola muy sonante…

Y es que bien lo dijo Diego Armando Maradona el día de su partido de despedida:

“La pelota no se mancha”

¡Y mucho menos de MIERDA!… Le agregaría yo, tomándolo literalmente.

Esta especie de obsesión nació en mi porque el profe, Walter Moraes “Waltinho” (campeón con Santa Fe en los 60s), nos insistía mucho en que debíamos tratar bien al balón – como podía esperarse de un brasilero – lo que incluía no pegarle puntazos, no reventarla y muchísimo menos sentársele encima. A pesar de sus reiteradas lecciones, algunos lo olvidábamos y sin darnos cuenta nos sentábamos en la pecosa. ¡Ay de aquel pobre que se dejara pillar! Ahí mismo salía el profe como alma que lleva el diablo a pegarle su regañón – ¡No caga balón! ¡No caga balón!, decía en tono “forgte” con marcado acento portugués, como pidiendo un mínimo de respeto para con nuestra preciada joya, aquella que ha sido la protagonista de los hechos más importantes de los menos importantes de la historia de la humanidad (o algo así dijo Jorge Valdano).

Waltinho - tomado de flickr
Walter Moraes “Waltinho”

Es más, los otros profes, que además de inculcarnos buenas costumbres como cuidar los útiles (guayos, canilleras, conos, etc.), también nos insistían en lo mismo y nos decían que los balones – marca Golty®, por cierto – se ponían “huevopatos” por culpa de aquellos que hacían esta gracia de sentarse en ellos. Razón de más para respetar consigna.

La verdad es que tantos años oyendo ese mismo regaño –  ¡Iván! ¡No caga balón! –  tuvieron por efecto que, todavía a estas alturas, no soporte ver a alguien sentado encima de un balón. En serio, me ofende tanto que lo considero un insulto al fútbol mismo. Es como rebajar al balón a un simple objeto, lo cual obviamente no es. ¡No hay derecho! ¡No lo soporto!

Amigos, les confieso que ver a Luis Enrique en “esas” no fue fácil. Muchas preguntas saltaron a mi mente, preguntas que no he podido resolver; ¿Es posible que semejante personaje del fútbol mundial no respete al balón? ¿Será que para los europeos eso no significa un irrespeto? ¿Y si estoy exagerando? ¿Y si sólo era un cuento para que no dañáramos los balones? ¿Y si si es cierto?… De todas formas creo que ya es muy tarde, nunca podre concebirlo, me costaría tanto trabajo romper este paradigma que no vale la pena intentarlo…

Como supongo que le causa gracia esta “batalla interna de pacotilla” que estoy librando, le tengo un ejemplo para que entienda lo que estoy viviendo. Le propongo  – a ver si puede – que la próxima vez que alguien se eche un gas delante suyo, intente no ofenderse y más bien, ¡apúrese a olerlo!, que ya salió un artículo diciendo que eso es bueno para la salud… ¡Rompa ese paradigma! ¡Hágale, lo quiero ver!

Ya que me entendió, ahora ayúdeme a difundir esta esta campaña en las redes sociales para que los jugadores profesionales, entrenadores (en especial Luis Enrique) y aficionados no sigan cometiendo esta infamia y, de paso, para que evite que me vaya a dar un infarto. ¡Gracias!

@LUISENRIQUE21 ¡No más, por favor! Por lo menos cambie la foto del Twitter! #Nocagabalon

Luis Enrique - Twitter
Tomada de su cuenta de Twitter el 20 de Octubre de 2014