Clases de fútbol para señoras – Lección #7: El Mundial

copa-del-mundo-FIFA

El Mundial es la gran fiesta del mundo del fútbol. Todos los que alguna vez jugaron a la pelotica han soñado con estar ahí… es la gloria, solo van los mejores, ganarlo lo es todo… disfrutarlo enteramente por televisión es lo mínimo…

Como tal, es un torneo que incluye a TODAS les selecciones de los países miembros de la FIFA.

Ahora, lo que se viene en Brasil 2014 es llamado El Mundial o La Copa del Mundo, pero en realidad es la fase final del Mundial, pues este realmente empieza con las eliminatorias que juegan todos los países en sus confederaciones (generalmente por continentes) para obtener un cupo de los 31 disponibles. El anfitrión siempre obtiene un cupo, lo que completa la lista de 32.

En diciembre pasado seguramente escucharon algo sobre un famoso sorteo. Este sorteo se hace para organizar ocho grupos de cuatro (8 x 4 = 32, por si acaso), tratando de evitar que queden en el mismo grupo dos países de la misma región y países de gran trayectoria futbolística.

La primera ronda: Los equipos de cada grupo juegan entre ellos un “todos contra todos” y los dos equipos que hagan más puntos pasan a la segunda ronda. En la fase de grupos se otorgan 3 puntos por partido ganado y 1 punto por empate. Si hay empate en puntos entre dos equipos, se aplican criterios de desempate previamente establecidos.

La segunda ronda: Para la segunda ronda pasan entonces dos equipos por grupo, ósea 16 equipos (8 x 2 = 16). Estos equipos se van enfrentando en una serie de llaves donde el ganador pasa a la siguiente ronda. A medida que se avanza, las llaves de la segunda son llamadas octavos de final, cuartos de final, semifinal y final. Los empates en esta fase se definen en dos tiempos extras de 15 minutos y si sigue empatado, se define en una ronda de los emocionantes penales…

Por @ivanj_ortega

Espere próximamente: El fuera de lugar (tema complicadito)

Cuando el tiempo se cuenta en Mundiales

En estos días caí en cuenta de lo grande que esta mi hijo mayor, ¡ya va a cumplir dos Mundiales!, de cómo ha crecido la familia, hace un Mundial éramos tres, ahora somos cinco, que voy para nueve Mundiales de vida y para siete con uso de razón, que no veo a muchos de mis compañeros del colegio desde Francia, desde Francia 98 obviamente, y que Brasil 2014 será el segundo Mundial sin mi papá… (“El fútbol, mi papá y yo”)

Argentina1978Un amigo me preguntó hace un tiempo, – Oye Iván, ¿te acuerdas de la final del 78?, impresionante la cantidad de papelitos que tiraron desde las tribunas, llegaron hasta el campo. – Compa, tu eres que cule viejo, yo nací como tres años después de eso. – Bueno, no es que me acuerde muy bien, tampoco soy tan viejo, me respondió con algo de nostalgia, mientras trataba de acomodarse algunas canas… Dime de cuales mundiales te acuerdas y te diré qué tanto has vivido… esa es mi lógica.

En realidad no sé si sólo me pasa a mí, pero mi referencia natural en el tiempo son los Mundiales. Todo gira en torno a ellos y los eventos importantes de la historia reciente de la humanidad y de mi vida personal los voy entrelazando sin darme cuenta con las copas del mundo de la FIFA para ubicarme mejor.

Pero más allá de contar el tiempo en Mundiales, cruzar las copas del mundo con la historia puede resultar muy interesante, pues el fútbol no es una “isla” como dice el filósofo, odontólogo y director técnico colombiano Francisco Maturana.

En los años 30’s, durante una de las crisis más profundas de la economía mundial, paradójicamente nacieron los mundiales de fútbol, quizás como respuesta a la necesidad “circo” que tenemos todos los pueblos, pues “pan” no había, especialmente en Europa (uno de los motivos por lo que se hizo en Uruguay el primer Mundial). Quién se imaginaria que más tarde los Mundiales de fútbol se volverían semejante máquina de hacer plata, manejada por una organización que va por ahí, cual plaga, chupándose los recursos de los países organizadores, dejándolos con deudas exorbitantes y espectaculares estadios inservibles. Amo el fútbol, pero las maneras de la FIFA no me convencen en lo absoluto.

HittlerAlgún desprevenido (por no decirle otra cosa) dirá – Ve, que tan raro que los mundiales de 1942 y 1946 no se hicieron. No lo culpo, la memoria colectiva ya ha olvidado los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Supongo que por esta razón todos los días nacen nuevas guerras aún más crueles que ignoramos insensiblemente, mientras no nos suspendan los Mundiales.

Sin exagerar, en los Mundiales se proyecta lo que ha pasado o lo que esta pasando en el mundo.

Los Mundiales se han prestado como escenario perfecto para propagandas de fascistas, de nazis, de comunistas, de capitalistas, de socialistas, de aristocracias, de dictaduras militares, de revolucionarios, de democracias, de hippies y hasta de narcotraficantes. Todo el “mundo” está mirando, ¡hay que aprovechar!

Han habido partidos que se han jugado por el honor de naciones encontradas por rivalidades políticas, culturales o territoriales. No me imagino la tensión cuando se enfrentaron las dos Alemanias en 1974, en los tiempos de la guerra fría, o en el Argentina – Inglaterra de 1986, tras la guerra de las Malvinas, o en el Estados Unidos – Irán del 98, en pleno conflicto nuclear, el día en el que curiosamente se celebraba el día del Fair-Play y les tocó tomarse una foto abrazados.

E.U-Iran-1998

Los gobiernos se sirven de ellos (sus jugadores) para proyectar el (falso) poder de sus Estados, para demostrar poderío económico o militar y hasta para demostrar “dizque” superioridad de raza, por lo que lastimosamente algunas copas se vieron empañadas por amenazas, casos de corrupción, amaños, muertes, y todo tipo de situaciones anormales heredadas de las clases dirigentes que invaden sin escrúpulos este hermoso deporte.

El hombre en la luna (Buzz Aldrin)Pero no todo es malo. En los Mundiales se evidencian los avances de la ingeniería y de la tecnología, especialmente en cuanto a las telecomunicaciones y a las trasmisiones por televisión se refiere. Sólo con mirar la calidad de las imágenes y de las repeticiones te das cuenta de la increíble evolución que por fortuna nos ha tocado vivir. El primer mundial a color (solo para algunos países) fue en 1966 y sólo tres años después el hombre ya estaba en ¡la luna! En 1970, muchos todavía lo vieron a blanco y negro y hoy, muchos no lo veremos ni en HD ni en 3D. Seguramente algunos hasta los veremos por internet (“La jartera de verse un partido de fútbol por internet”).

Hamburger SV v Bayern MunichEn los Mundiales también se perciben los avances de la moda. Hasta hace poco los jugadores andaban patillones, con afros, bigotones y con pantalonetas estilo narizona. Cada cuatro años cambian los estilos de los uniformes, los materiales utilizados, la indumentaria, los balones, los guayos, etc. Es una hermosa batalla librada sin par entre Adidas y Nike que termina sacándonos enormes cantidades de dinero sin que nos demos cuenta. Igual, es increíble cómo es posible ver el paso del tiempo con solo detallar la forma de vestir y de peinar de los jugadores de fútbol.

La música, las canciones, los artistas, los ritmos y los sonidos que acompañan los mundiales también nos transportan paralelamente a otros tiempos. La música por si sola ya tiene este increíble don, pero al combinarla con el fútbol se potencian sus efectos transportadores… Por ejemplo, gústeles o no, Francia 98 = Ricky Martin, Sudáfrica 2010 = Shakira, sólo por mencionar algunos.

¿No es increíble todo lo que puede haber dentro un rectángulo enmarcado con líneas de cal?

“Sólo es un juego”, dicen algunos… ¡Bahhh!

Por @ivanj_ortega

#FuerzaTigre, fuerza @FALCAO

Llevo dos días viviendo en la zozobra, sintiendo impotencia, ando aburrido, tengo rabia, estoy ardido, estoy más angustiado que Giovanni Hernández.

Giovanni Hernandez angustiado

No es que de por perdido el mundial, pero si Falcao alcanzara a llegar, por mucho que sea, no lo haría en su mejor forma. Seamos realistas. Tenemos equipo, es verdad, pero de que sentirá lo que ha pasado se sentirá.

¡Es que no hay derecho, ola! llevamos 16 años esperando para ir a un mundial y viene un “guevon” de un equipo de tercera división de Francia y nos jode al mejor, al referente, al que mete miedo, a uno de los lideres del equipo (aclaro que tampoco era para que lo amenazaran de muerte). Fue una jugada fortuita, sin mala intención, pero si da rabia por la forma en que pasaron las cosas. Ni siquiera pitaron la falta. Era penalti y amarilla como mínimo, pero eso es lo de menos. Lo peor es que fue en un partido de la Copa de Francia, un torneo sin importancia. Si hubiera sido en la Champions, en la Premier, en el Calcio, en La Liga o en la misma Ligue 1, pero no, fue en esa copita de barrio.

¿Como es posible que el técnico haya sacado a Falcao en el partido del fin de semana de la Ligue 1 dizque para cuidarlo y lo mete a jugar contra un equipo de tercera división en un partido casi que “de práctica”? Ahora le anda echando la culpa al árbitro. Claro, todos andamos buscando un culpable… incluso el mismo Falcao sabe que lo que le pasó fue consecuencia de una mala movida de su parte y de su representante.

Es que definitivamente irse al AS Mónaco fue un error desde el principio. Una de sus razones fue que la carga de partidos en ese equipo seria baja (no jugaría ningún torneo internacional) y que llegaría fresco al mundial y mire lo que acaba de pasar. Igual, todos sabemos que fue por plata, pero le salió caro, nos salió caro a todos. Ganando aproximadamente 5 millones de Euros anuales en el Atlético de Madrid, que afán había de ir a buscar más plata en un equipo recién ascendido en una liga de inferior categoría. Falca ¿Por qué te dejaste tentar del diablo? ¿Por qué te dejaste tentar del todopoderoso dinero? ¿Por qué? ¿Por qué?

Iván Mejía comentaba el otro día en su programa de radio que Rada se veía triste, que ese balón no le llega limpio nunca, que le toca joderse solo contra esos ásperos defensores africanos que abundan en el fútbol francés, que a ese técnico no le gusta el balón, que le gusta jugar a los zarpazos, a la brava, a lo físico, cero toque, cero habilidad… Y si, Mejía tenía razón y desafortunadamente terminó Falcao pagando los platos rotos.

Hasta donde supe, ya confirmaron que había lesión en ligamento cruzado anterior de su pierna izquierda. La cosa no pinta nada bien para su recuperación (seis meses aproximadamente), aunque por lo menos se fue a Portugal a tratarse con los mejores…

Tenemos buenos delanteros, por lo menos siete (Bacca, Martínez, Muriel, Teo, Montero, Ibarbo y Ramos), pero a mí no me vengan a consolar con eso, ¡déjenme!, que me siento “flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones”

Seguiré con desespero las noticias en los próximos días, semanas, meses, con la ilusión de encontrar la buena nueva de su recuperación para el mundial. Hay que por lo menos pelear, no nos podemos echar a morir. ¡Vamos tigre!, ¡te necesitamos! #FuerzaTigre, fuerza @FALCAO (¡Vamos Iván deja la depre!)

Y los otros, a cuidarse pues, que ya el mundial está ahí nomás.

@ivanj_ortega

De este blog y del año del Mundial

Arrancó el 2014 y con él llega la ilusión que tenemos todos los Colombianos y amantes del fútbol de una buena presentación de nuestra selección en el Mundial de Brasil.

Este blog nace de esa ilusión, aprovechando la “luna de miel” que vivimos la mayoría de los colombianos con la selección Colombia. Pero este blog no solo será sobre Colombia, porque a los que nos gusta el fútbol, en el año del Mundial no solo nos preocupamos por el avenir de nuestro equipo en el torneo, sino que aprovechamos para revivir todo lo que significa el fútbol en nuestras vidas y para disfrutar todo lo que viene con el Mundial. Ese es verdadero fondo de este blog.

Así pues, me propongo, si mi voluntad y Dios lo permiten, a terminarlo justo después de la final, ya que seguir más allá sería ir en contra de la naturaleza, pues el mundo se somete involuntariamente a un proceso de desintoxicación de fútbol durante los meses siguientes. Personalmente he constatado que aquellos que por accidente se les atraviesa un partido de fútbol, desde un Barcelona-Real Madrid hasta un Patriotas-Chico, voltean la cara para otro lado, incluso para “protagonistas de nuestra tele”.

Ahora sí, hablando del Mundial y de Colombia, siendo honestos, nos debemos esperar, como mucho, cuatro partidos. Más de ahí sería una toda una proeza, digna de carro de bomberos, entrevistas a los vecinos, tíos, sobrinos y abuelos de los jugadores, utileros, directivos y entrenadores, como nos tiene acostumbrados el Gol Caracol desde que comenzó por allá, a principios de los 90s.

Los próximos seis meses que se vienen serán de un completo de bombardeo de noticias, notas, entrevistas, especiales (les recomiendo Misión Brasil en la página del golcaracol.com), documentales, blogs, publicidad y promociones relacionadas con el Mundial. Con cualquier comprita en la “Olímpica” tendrás la posibilidad de ganarte boletas para Brasil. Un verdadero “regalo envenenado”. Ir a Brasil, así sea que te regalen las entradas resulta carísimo o incomodísimo en su defecto.

Se vienen todo tipo de televisores para todos los presupuestos y de todas las tecnologías. Sony y  Samsung siempre nos sorprenden con algo. Si ya están los 3D, ni se me ocurre que será lo que viene. Espero por le menos que bajen de precio. En mi caso, por pura y mera “coincidencia”, mi esposa le pidió uno al niño Dios, así que ¡problema resuelto!

Ah! y ya se viene la cancioncita de Coca-Cola que muchas veces suena más que la misma oficial de la FIFA. Sera que vuelve Shakira? Con tanta música buena que hay en Brasil espero que no. Tampoco demoran los comerciales nacionalistas de Cerveza Águila y los consumistas de Nike, de Adidas, etc. Ahora es cuando los publicistas sacan su arsenal así que disfrutemos pero con cautela para que nuestras tarjetas de crédito no sufran demasiado.

Y como de costumbre, muchos esperamos con ansias el famoso álbum de Carvajal y Panini para tratar de llenarlo hasta que las figuritas que escasean sistemáticamente nos hagan claudicar o nos obliguen a recorrer el centro, casetica por casetica, hasta conseguirlas. Bueno, afortunadamente ahora tenemos e-bay.

Italia90-album USA94-album Francia98-album

Lo único que pido es que por favor NO nos vengan con los muñequitos de la selección Colombia ni con el lagarto intergaláctico de Max caimán, ni con Pele y sus predicciones, ni con partidos de preparación contra la selección de Centroamérica.

Munequitos-seleccion-col Max-caiman

Que de algo nos sirva lo que aprendimos en el ’94. Tampoco nos de miedo ser optimistas. Transmitámosles buena energía a los nuestros sin decirles que son los mejores del mundo (algunos se la creen), que sientan que los apoyamos y que creemos en sus capacidades y en su compromiso con Colombia. Esperemos que los sabios de la prensa, como el “gordito” Mejía, el “profe” Vélez, “Refisal” Hernandez Bonnet y su combo hagan su parte y no nos los agranden.

Suerte mi selección, ¡feliz 2014!

¡Ahí nos vemos!

Espere próximamente: El fútbol, mi papa y yo.