La espina clavada…

Es bien difícil no llenarse de odio cuando a uno lo pasean de esa forma, he leído, he escuchado y he visto expresiones de odio contra el proceso en estos últimos dos días lo cual no es sano. Por mas que uno se sienta estimulado a multiplicar estas expresiones o a encontrar la combinación perfecta de palabras para atacar a los culpables y para sentirse aceptado por quienes dedican su valioso tiempo a pegarle una ojeada a este blog prefiero morderme el labio, o mejor dicho, los dedos para extraerme de esa idea.

  • Se falló: Eso está clarísimo, todos lo sabemos, no hay que ser un bárbaro en la materia para decir lo obvio, yo lo confieso, se la canté al sr K y a Sahasi, quería que ganáramos en el centenario, nojoda que papayaso ese, sin Suarez ni Cavani, no creo que tengamos otra así de clara, sin embargo eso no fue mas que una motivación para que los Uruguayos nos introdujeran ese tren de órgano viril masculino que nos dejó caminando mal, nos bajaron de nuestra propia nubecita. Pero ojo, lo que saca de quicio no son los puntos, es la forma, me deja barro que todos en Colombia sabíamos que Uruguay atacaba por arriba, pregúntenle a la niña Male, a la niña Ampi, ellas no saben de futbol, no tienen idea con que se come eso, sin embargo hasta ellas lo saben, Uruguay iba a atacarnos por arriba. Godin nos tiró un tráiler en La Paz y en Montevideo hizo la película, ni siquiera brincó, es mas, se agachó, me recuerda cuando mi mamá lo intuía y me decía, deja la brincadera que te vas a caer, así ella tuviera que venir a empujarme, tumbarme o hacerme zancadilla yo iba a terminar en el piso, tal cual le paso a la tropa del profe Pekerman, cuando Godin la enterró de cabeza el castillo de naipes se vino abajo y a partir de ahí todo cambio.
  • Colombia no viene jugando bien: No por lo sucedido en Uruguay, para nada, si fuera así estaríamos hablando de un accidente, pero es que ni contra los deportivos tapita que jugamos amistosos (en ese momento lo importante era lo económico evidentemente), ni contra las selecciones en la copa América (cuando lo deportivo era lo importante), ni contra Perú en el primero de la eliminatoria hemos visto futbol fluido, juego de asocio o el tradicional “toque toque” ahora rebautizado como tiki taka por los catalanes… Nada, si Perú nos presionaba un poquito, nosotros tirábamos un pelotazo y reflexionando al respecto si nosotros no somos ingleses o alemanes significa que en esencia estamos haciendo algo mal. Colombia necesita recuperar su norte y que todos dentro del equipo sepan que vamos a jugar bonito o feo o a la contra o a destruir o a encerrarnos o a especular o a reventar a pata y a echar vick vaporud en los ojos de los rivales en los tiros de esquina o a lo que sea, pero a algo.
  • No todo está perdido: Los jelpris me dijeron que había amanecido guerrillero cuando propuse dañar el aire acondicionado del vestuario visitante en el metropolitano, ayer Ecuador le ganó a Bolivia en una piscina, o mejor dicho, en media piscina, porque en mitad de tiempo drenaron solo la mitad de la cancha donde atacaría el local. Estas son las eliminatorias suramericanas, las mas difíciles del mundo (dicho por Cafu, aunque es bastante evidente), hay que sacar ventaja de local, como sea. Colombia ha hecho la tarea de momento, todo aquel que venga a Barranquilla hay que mandarlo pa su casa con el rabo entre las patas, goleado si es posible, y después hay que salir a arañar cualquier tres puntos de visitante, eso debe ser suficiente para volver al mundial. El futbol da revancha, con seguridad un buen partido frente a Chile vuelve a montar a todo el mundo en el bus de la selección y adicionalmente hay que bajarle un poco al drama, con seguridad no seremos los últimos o los únicos en perder en Uruguay.

En definitiva si hay que trabajar duro para cambiar el bajo nivel de conjunto, pero no todo está perdido, estamos empezando la eliminatoria y hay mucho margen de mejora y aunque suene muy Sheldon Cooper tengo que soltar esta perla, Abel Hernández se acaba de convertir en enemigo público de la selección Colombia, espero con ansias que Uruguay venga a Barranquilla, porque allá el juego es a otro nivel, viejo Abel, ese día veremos si te haces el pasecito cagao ese de baile o si te enseñamos como es que se mueve el cuerpo.

Anuncios

¡45 millones de técnicos!

Pékerman. Foto; AFP
Foto: AFP

Por estos días previos al comienzo de las eliminatorias a Rusia 2018 el debate está abierto. Casi todos los colombianos que seguimos de cerca a nuestra querida selección (es decir, todo el país) nos creemos lo suficientemente sabios como para opinar y proponer lo que sería el planteamiento táctico adecuado para enfrenta a Perú mañana en Barranquilla.

La mayoría lo hacemos con buenas intenciones y con el único propósito de tener tema de conversación pero a veces resulta fastidioso que tantas personas estén opinando sobre lo mismo sin tener realmente ningún impacto concreto sobre el asunto.

Ya lo dijo Bacca: “Hay 45 millones de técnicos, pero el que decide es Pékerman”

Si Pékerman escuchase todo lo que dicen por ahí ya se hubiera vuelto loco. Hay gente que incluso ha puesto alineaciones con 12 jugadores!

De todas formas, ya que han salido al ruedo unas 44 millones de alineaciones, pues voy con la mía… ¿Qué más da?

Lo primero es definir el modulo táctico.

La figura preferida de Pékerman en Barranquilla ha sido siempre el 4-2-2-2 optando por poner en la primera línea de volantes un jugador de marca-marca y otro mixto.

En el mundial aplicó con éxito rotundo el 4-2-3-1, optando por lo mismo para la primera línea de volantes, pero respaldado por un excelente momento de los jugadores en fase ofensiva.

En la Copa América de Chile aplicó la misma del mundial pero con un doble pivote de marca-marca. No funcionó porque las lesiones nos dejaron mal parados y por el bajo rendimiento individual en ataque de nuestros mejores jugadores, pero parecía ser una buena opción a explotar con Sánchez y Valencia de doble 5.

Dicho esto, yo de Pékerman me decantaría por el usual 4-2-2-2 con el doble pivote de marca-marca. Es decir, el planteamiento usado normalmente en Barranquilla pero con la intención que tuvo para la Copa América, esperando que los de arriba generen juego y opciones, respaldados por dos utilitarios en la recuperación del balón.

Voy con:

Ospina;

Arias, Murillo, Zapata, Fabra;

Mejía, Sánchez;

Cuadrado y Cardona; abiertos por las bandas.

Teo y Bacca; entrando y saliendo.

¡Ya está! ¡A comer papitas a la huancaína!

¡Vamos que vamos!

Andamos graves y con el “Ki” por el piso

James Rodriguez - Sayayin

Las eliminatorias se acercan y es evidente que nuestra querida selección Colombia tiene muchos problemas, sobre todo porque andamos con el “Ki” pero por el piso. Los seguidores de la serie Dragon Ball Z/GT sabrán a lo que me refiero, aunque igual creo que es necesario explicarle a todos los lectores de donde viene este intento de analogía.

En resumen, según la popular serie animada manga Dragon Ball Z/GT, el “Ki” es una especie de energía interior que tienen todos los seres vivos (concepto que está inspirado un poco en artes marciales como el Kung-Fu) y que es usada como fuente de poder. Así pues, los guerreros que llegan a dominarla son capaces de potenciar sus capacidades de combate de tal forma que logran concentrar en sus golpes altos niveles de energía causándole mucho daño al oponente. Por ejemplo, el popularísimo “Kame Hame Haaaaaaaaaaa!”

yo-tambien-intente-hacer-un-kame-hame-ha

Pero no nos desviemos, volvamos al fútbol. Entonces, el “Ki” es en el futbol algo como la “confianza” que se tienen los jugadores en sí mismos. Esa confianza (energía) bien canalizada es la que les permite hacer cosas extraordinarias, hacérselas de crack para sorprender al oponente y a los espectadores, para atreverse a inventarse algo, para sentirse respaldados en sus oficios y cumplir cabalmente con sus deberes. Esa confianza en sus habilidades se va alimentando de su entorno, de sus colegas, entrenadores y de sus propias sensaciones y de los resultados (obviamente)… He ahí donde vienen los problemas para la selección y para nuestros muchachos.

La pobre presentación en la copa américa pasada, que incluso encuentro positiva pues nos puso los pies sobre la tierra, no es realmente el motivo de mis inquietudes por el bajón de “Ki” que padecemos. Eso ya pasó y se supone que ya ha sido superado, por lo menos individualmente.

Lo que me preocupa sinceramente es que en este comienzo de temporada europea no tenemos a ninguno de los nuestros (en especial, a ninguno de ese formidable grupo-base del mundial) como titular indiscutible en su club. En realidad, a pesar de estar en grandes clubes, muy pocos compatriotas están “rompiéndola” y se ven algunos ya con muy pocas posibilidades de hacerlo. Ni los mismos de siempre, ni los nuevos que esperan turno, parecen tener un “Ki” que destaque realmente para hacer diferencia, al menos para el inicio de las eliminatorias.

Así, sin decir nombres, tenemos varios calentando banca, con competencia fuertísima, otros peleando por unos minuticos, un par tratando de ganarse al nuevo entrenador, otros tantos recién adaptándose a sus nuevos clubes y ligas, alguno por ahí con el puesto prácticamente perdido, otros más que andan lesionados, y hasta tenemos algunos que ni siquiera tienen equipo…

La verdad, no veo cómo llegaran nuestros muchachos a las convocatorias con un “Ki” lo suficientemente elevado como para arrástranos a la victoria. Necesitamos al menos un par, y creo que hoy, no lo tenemos.

¿Y por qué el estado de ánimo y el nivel de autoconfianza -de Ki- de los nuestros me preocupan tanto?

Pues sencillo, la selección de Pékerman ha basado siempre su éxito en el rendimiento individual de los “extranjeros”. El maestro Roshi, digo, el profe Pékerman, ha sabido aprovechar los destellos individuales del “Ki” de los nuestros con tanta lucidez y oportunismo que no tenemos como agradecerle (en serio). Pero hoy, al no haber elementos con tan altos niveles de “Ki”, el cuerpo técnico deberá hacer uso de otros medios y recursos, y es ahí donde la gente que sabe de fútbol tiene sus dudas.

El equipo de trabajo de Pékerman se caracteriza por no apelar demasiado al trabajo táctico, sino que más bien se enfoca en un trabajo mental y motivacional (valido y ultra necesario), y por supuesto, muy ligado a explotar el “Ki” de los jugadores mejor dotados técnicamente, PERO no cabe duda que este “approach” nos deja expuestos en la medida en que los nuestros lleguen a las convocatorias con tan poca confianza y tan bajos de ritmo que no haya tiempo para subirles el “Ki”, o recuperarlos, dicho de otro modo. Y en la medida en que nuestros rivales sepan contrarrestar nuestro bajo “Ki” con el suyo, de poder a poder, o con otras herramientas (con táctica, por ejemplo, al estilo Venezuela), estaremos dando ventajas.

En fin, sin el tiempo necesario para hacer un vasto trabajo psicológico en los pocos días que duran las concentraciones, las ayudas tácticas, las alternativas del fútbol local y una buena preparación física podrían ser claves para compensar la falta de confianza y de ritmo de competencia de nuestros mejores jugadores “europeos” y para afrontar con exito esta larga eliminatoria.

Pero bueno, quién sabe, quizás eso no suceda así, pues al parecer Don José conoce los secretos del “Ki” y seguramente confía en que podrá nuevamente salirse con la suya. Apelara quizás a técnicas clandestinas para hacer explotar el dichoso “Ki” de Falcao, James y su combo, y nos hará desbordar nuevamente ese orgullo patrio que pocas veces podemos sacar a relucir. Además el profe sabe que cuenta con su propia nubecita voladora (¡Ospina!), aquella que nos salva cada vez que estamos a punto de caer el precipicio.

Maestro Roshi - Nube voladora

En las próximas semanas sabremos, de acuerdo a sus movimientos, como es que el maestro piensa sacarnos de esta.

Dejen jugar al moreno

Jackson Martinez y Falcao

Veo en las redes sociales un movimiento Pro-Falcao, me parece extraordinario  darle ánimos al referente de la selección en los últimos años y máximo goleador de la tricolor, esto nos deja muy bien como pueblo y como seguidores fieles de la mejor generación de futbolista que ha parido la tierra de Simón Bolívar.Dicho esto y reiterando la necesidad que tenemos de recuperar al “Tigre” para el resto del camino a Rusia 2018, me pregunto  también ¿Debemos apoyar también al máximo goleador colombiano en Europa en los últimos 3 años Jackson Martinez?

Antes de continuar aclaro que esta pregunta no es para el DT, por que el sabrá porque sigue Falcao de titular, los ve a diario y además posee los conocimientos de sobra y experiencia para tomar estas decisiones, esta pregunta es más un experimento social de ¿Por qué Radamel si merece apoyo y no Cha Cha Chan Martinez?

Méritos de sobra tiene de lejos el nuevo delantero del Atlético de Madrid, las cifras y su calidad lo avalan como ariete de alto nivel, rompió los mismos records que impuso el gran Falcao del Porto y al parecer llamo la atención por algo de Diego Simeone, tal vez el DT más en forma de Europa. No estoy seguro, pero no recuerdo casos similares en la historia de las selecciones en donde se deje en banca a un jugador con estas cifras, salvo desacuerdo personal con el cuerpo técnico.

Para terminar, debo decirles que en mi humilde opinión hay que pensar también en Jackson quien sin tanto bombo ha logrado destacarse en Europa, al igual que todos en la selección se sacrifica y entrena duro para tener su oportunidad por tanto pido el mismo apoyo que se les está dando a otros integrantes de la plantilla para que triunfen en esta copa. La verdad no me quiero imaginar que está pensando Martínez al ver esta situación donde no se le valora del DT para abajo, me da pena pero la selección no es de nadie ni una ONG, el futbol es cruel y siempre debe jugar el mejor y por ese camino debemos seguir, apoyando al que mejor este y deseándole pronta recuperación para el que no. Falcao va ser pieza fundamental en las eliminatorias, pero en estos torneos cortos y de eliminación directa no hay tiempo para cariños y mimos (por cierto llevan 3 partidos de ternuras sin resultados a la vista).

Por eso digo y reitero que hay que dejar jugar al moreno!!!

Por:@juliuspinedo

Se nos mejoró el caminao pero seguimos cojeando

 

Foto EFE
Foto EFE

¡Victoria histórica!, a punta de corazón, del corazón de Carlos Sánchez, cierto, pero todavía vamos cojeando…

Especialmente me refiero a los laterales -a pesar de haber visto a Zúñiga y Armero meterle ganas, no ofrecen una real funcionalidad por la evidente falta de ritmo-, y además no veo mucha gestación colectiva de opciones… ¿cuantas opciones claritas en 180 minutos?, ¿dos?, ¿una?, ¿ninguna?… individuales, si, un poco más, pero ¿será suficiente?

Por otro lado, volvió a pasar lo mismo del mundial: regalamos un tiempo. Esta vez fue el segundo y al menos íbamos ganando, pero volvimos a dar “papaya”. Nos faltó mantener un poquito más el balón. También tuvimos un poco de suerte y tuvimos a Ospina (como siempre), pero ganamos con méritos, desarticulamos a Brasil y nos llegaron poco a pesar de haber tenido el balón casi el 70% en el 2T.

Igual quedé muy contento porque se la jugaron con todo, así se juegan estos partidos, con hambre. Dijo Dunga: “parecían jugando por un plato de comida”. Muchos se ofendieron con esa frase porque supuestamente nos dijo “muertos de hambre”, pero para mí eso es más que un cumplido… ¡excelente!, ojala no se les quite nunca el hambre.

Además, comprobé, una vez más, que Pekérman conoce muy bien a sus jugadores, sabe cuales botones presionar y siempre, en los momentos difíciles, los hace reaccionar de buena manera. No sé qué les dice, ni como los amenaza o los motiva, pero le creen y con eso le basta. Nomás recordemos el 3 a 3 con Chile, o cuando nos repusimos de la derrota en Venezuela en las eliminatorias para enfrentar a Argentina y sacarle un punto en el monumental.

Yo no pensé que con la entrada de Teo se podía cambiar la imagen del deslucido partido contra Venezuela, pero eso, más las ganas (huevos), y las soberbias ejecuciones individuales de Sánchez, Zapata y Murillo (todos jugadores defensivos, ojo) se nos mejoró caminao y ahora, aunque cojeando un poco y quizás con la necesitad de muletas de vez en cuando, veo que podemos llegar un poco más lejos.

Pero tranquilos, ¡partido a partido!

Ps1: del vergonzoso comportamiento de Neymar no opino, ya los innumerables memes lo han dicho todo…

¡Esa película ya me la vi!

 

Foto tomada de El Tiempo
Foto tomada de El Tiempo

Con esa frase “el yérman” resumió vía Whatsapp lo que fue la derrota por 1 a 0 con Venezuela (nuestro papá) y vaticinó lo que muy probablemente será una decepcionante participación en la copa América de Chile para nuestra querida selección, haciendo alusión al inolvidable y traumático USA ’94. Todo es muy parecido, es cierto.

Escuché de mis acompañantes de partido comentarios como: “Yo no sé cuál es la guevonada con esos venezolanos que siempre nos ganan” o “Jueputa James has algo care’mon$%$” o “Ahí tienen por mar%$&?”…

De un golpe volvimos a un pasado no muy lejano, a ese frustante bache que duró casi 16 años, cuando meter un golcito era más difícil que cruzar el Niágara en bicicleta, cuando no había ideas, ni soluciones, ni siquiera destellos, ni ilusiones.

Es difícil predecir lo que va a pasar por este primer partido, pero con jugadores con un nivel tan bajo y otros tantos con los “cojones” de lujo, sin corazón y el pecho más frio que Montreal en enero (si James, es contigo), no sé si habrá forma de pasar a segunda fase.  Ya bien decía yo que era mejor “no amar” a James, pero nadie me creyó que era mejor dejarlo quietico.  ¡Esa película ya me la vi!, como diría “el yérman” o como dirían los amigos de Actualidad Panamericana, “esta entecado”.

En fin, si al peor Brasil de la historia no le pudimos ganar, no sé cómo carajos haremos para ganarle al Brasil de Dunga, que lleva 11 partidos jugados, ¡11 ganados!… Ni un empate le han sacado equipos mucho más serios que Bahréin y Kuwait (y que nosotros).

Y si acaso le sacamos un empate, vayamos viendo cómo le vamos a ganar a Perú porque lo vi bastante serio y aplicado.

La veo grave, porque si bien no estaba en la onda de exigir el titulo si esperaba al menos llegar a semis y algo de buen fútbol, pero no ese esperpento que me hizo pensar que lo del mundial fue solo un “bello accidente”. Ojalá me equivoque.

Pékerman, arregla esta vaina porque te veo grave si nos eliminan en primera ronda…

PS: felicitaciones a Venezuela, jugaron bien, con inteligencia y sobretodo con amor y ganas…

La combinación perfecta

El señor K volvió al ruedo, primero enviándome un meme con las 14 finales alcanzadas por clubes españoles en competiciones europeas en los últimos 10 años, dato que por cierto es bastante conveniente, ¿por qué no los últimos 15 o 20 o 100 años? Bueno, de pronto no sería oportuno para defender la liga mas desigual de Europa. Tras la broma conversamos respecto a la selección y lo cerca que estamos de la copa América y se nos volvió a presentar un dilema, el dilema de la combinación perfecta. Cuando me hablan de la combinación perfecta siempre se me viene a la mente el plato mas típico de mi infancia, pargo rojo acompañado de arroz con coco, patacón y esa ensalada de cebolla, aguacate y tomate que me agua la boca solo de imaginármela, como quien dice no hay forma de meter el tenedor y terminar decepcionado. Otros amigos, Jose Roa por ejemplo, salsero empedernido, me emborracharía con su  cátedra respecto a la famosa agrupación que reúne lo mejor de lo mejor del ritmo de los timbales, para él, esa sería la combinación perfecta.

Dejando de lado la gastronomía y la música, al profe Pekerman se le presenta la siguiente inquietud, y quiero aclarar que como dice el Jelpri mayor, lo bonito de la vida es crearse inquietudes, en fin venía con el profe, a quien le devoto mi admiración como el gran entrenador que es. Llegan convocados como delanteros de la selección Colombia Carlitos Bacca y Jackson Martinez, ambos de excelente temporada con sus clubes Sevilla y Porto respectivamente tanto en ligas locales como en las competencias europeas. Adicionalmente será la vuelta a un torneo oficial de selecciones mayores para Falcao Garcia hombre insignia y líder de esta generación. Igualmente debe estar convocado Teófilo Gutierrez que al igual que Falcao no ha estado fino en los últimos meses pero que a la hora de enfundarse la amarilla marca una diferencia y por ultimo Luis Muriel quien si gozó de un buen segundo semestre tras firmar con la Sampdoria. Si, ya sé que también llamaron a un Renteria y a no sé quien mas, pero no hay tiempo pa hablar de todos.

Bacca, Falcao, Teo, Jackson

Volviendo a las artes, tuve la oportunidad de ver por primera vez en vivo al circo del sol en Sydney hace tres años. La compañía canadiense trajo a estas lejanas tierras un espectáculo para homenajear al mas grande artista pop que ha emergido en los Estados Unidos, Michael Jackson. No había pierde, el circo del sol, que es el mejor representante de entretenimiento en vivo del mundo, haciendo el espectáculo del considerado rey del pop… Fue imposible hacerlo peor, solo mirarlos daba dolor de ojo, algo apenas comparable con la inauguración del mundial sub 20 en Colombia, y ¡NO Exagero!

No importa si tienes los mejores elementos, eso no te garantiza la exquisitez y ese será el problema de Pekerman, juntar a los de arriba, arriesgar con un Falcao que no está ni cerca del Falcao de hace dos años, apostar por un Jackson que cada que se pone la amarilla parece que se le olvidara jugar, se pone amarillo como decimos coloquialmente, darle la responsabilidad a Bacca que la pide a gritos o apoyar a quien esté mejor en los entrenamientos y juntarlo con Teófilo quien sin lugar a dudas es el que mejor complementa a los goleadores, incluso no habiendo tenido el mejor de los semestres.

Para mí la derecha en este momento es Bacca y Jackson, decisión de playstation, se toman los dos con mejor presente y sale, los dos con viento en la camiseta, los dos enchufados y ya está, a meter goles, a practicar la coreografía (por favor no dejen a Miñia sin copa América). Pal K en cambio hay que cobijar a Falcao, el man estuvo antes para Colombia y ahora Colombia tiene que estar pal man, lo tenemos que rescatar porque si no fuera por el infortunio de su lesión seguiría siendo un top 3 de los numero 9s en el mundo. Al tigre según K lo tiene que acompañar Bacca, porque mirando detenidamente este tipo la rompió en el último año aun por encima de Jackson, pero yo la tengo clara, K no se banca a Jackson, si él fuera el profe Pekerman, ni si quiera lo convocaba. Adicionalmente ambos coincidimos en que el mejor complemento para quien sea el elegido es Teófilo, eso está comprobado en la cancha, es el que mejor se sabe juntar y abrir espacios para los demás.

Nuevamente hablando de culinaria tengo un amigo costeño viviendo en Medellín. El mismo entró un medio día de un viernes a su casa, tratando de aprovechar al máximo sus dos horas de descanso de la oficina para poder dormir un poco el guayabo que no lo dejaba pensar. La empleada le preguntó que se le antojaba para almorzar y él en su prisa le respondió “Biatri, hazte el salmoncito ese que está en la nevera que me voy a tiraa un mochito reparador”. Su sorpresa al despertarse fue encontrar el pobre salmón hundiéndose en una olla de lentejas y bañado en hogao.

Pescado salsa chipotle mandarina

El debate queda abierto, para mi gusto Pekerman es el masterchef de los entrenadores, y en lo que coincidimos el sr K y este pechito es que la sabiduría del profe es infinitamente superior a la nuestra por lo que  cualquier decisión que tome será bancada de lejos, sencillamente porque el “viejito” tiene crédito adquirido después de los cinco partidos que se jugaron en Brasil. Con seguridad, cruzando los dedos obviamente, el tipo no va a sacar la comparsa de barrio esa que trajo el circo del sol a Sydney y mas bien se va a tirar un salmón en salsa de mandarina tipo restaurante San Pedro en Cartagena.