Clases de fútbol para señoras – Lección #4: Las faltas

Spain's Alonso gets a boot in his chest by Netherlands' de Jong as they fight for the ball during their World Cup final soccer match at Soccer City stadium in Johannesburg

Palabras más, palabras menos, es cuando el árbitro condena el juego “brusco”, aunque prefiero llamarlo uso de fuerza desmedida o mal intencionada. La palabra “brusco” es poco habitual en el fútbol porque imagínese un futbolista diciéndole a otro: ¡ay, brusco!… (ojo, no soy homofóbico en lo absoluto, pero como que no cuadra).

Un mínimo de contacto es aceptado, lo llamamos “hombro” o “carga lícita”, pero generalmente cuando un jugador golpea a otro con fuerza desmedida, con o sin intención, se cobra falta. Si hay intención, así sea un golpe ligero también es falta y podría acarrear amonestación según el criterio del árbitro.

Toda zancadilla, codazo, jalón de camisas, de pantalonetas, rodillazo, puño, trompada, es ¡faltaaaaaaaa!

Nota: Los forcejeos en los tiros de esquinas o tiros libres raramente son cobrados como falta, pero cuando son muy descarados al árbitro no le queda más opción.

Por @ivanj_ortega

Espere próximamente : Lección #5: Las tarjetas

Anuncios

Clases de fútbol para señoras – Lección #3: Los árbitros asistentes

Juez de linea1

En los partidos oficiales siempre se utilizan dos jueces de línea, dedicados a ayudar en los señalamientos de los fueras de lugar (tema a venir, no se preocupen), saques de banda, tiros de esquina y saques de puerta, y a colaborar con algunas jugadas dudosas o en situaciones que podrían merecer sanciones disciplinarias.

Ellos (o ellas) solamente advierten sobre las infracciones mediante un banderín pues es el árbitro central quien decide si acata o no la sugerencia del asistente. Es muy parecido a lo que vive “el hombre de la casa” en muchos hogares en el mundo, “solo puede opinar, ya que no tiene facultades para la toma de decisiones” (dije muchos, no todos, calma, calma…).

También los acompaña un cuarto árbitro que se encarga de anunciar los cambios con la paletica y los minutos que se adicionan al tiempo reglamentario. Este se encarga también del trabajo clerical, registros, etc. En caso de lesión del árbitro central lo puede remplazar.

En algunos torneos de Europa se ha implementado una norma donde se coloca un asistente detrás de cada arco con el fin de evitar errores de apreciación en cuanto al traspaso de la línea de gol. Para el mundial se utilizara una tecnología llamada el “ojo de halcón” que todavía no está del todo aceptada.

Nota: Los colores de banderín no tiene ningún significado, ni el tamaño de los cuadritos, ni la cantidad… es fútbol, no carreras de carros… por si acaso.

Por @ivanj_ortega

Espere mañana:

 Clases de fútbol para señoras – Lección #4: Las faltas

Clases de fútbol para señoras – Lección #2: El árbitro central

Arbitro1

El árbitro es ese otro muchacho que ven corriendo todo el partido pero que nadie le pasa el balón. Viste de negro o de colores llamativos y se encarga de impartir justicia, es decir de hacer cumplir las reglas previamente establecidas por la “International Board”, que es la entidad que se ocupa de las regulaciones del juego y que está conformada por las federaciones británicas y la misma FIFA (es aquí donde empiezan a enterarse de cosas que sus propios maridos no saben).

Cuando usted vea que su marido está “madreando” al árbitro, no lo cohíba y más bien únasele con toda confianza pues los árbitros son las únicas personas en el mundo a las que se les puede mentar la madre sin que se ofendan realmente… hágale, desahóguese usted también.

Un chismecito aquí entre nos: dicen por ahí que el 99% de los árbitros son gays, algo que realmente no tiene relevancia mientras lo hagan bien… aunque si sería muy divertido que los que si lo son se salieran del closet como el de este video:

Nota: El árbitro se hace acompañar de otros tres o cinco asistentes que analizaremos en la siguiente lección.

Por @ivanj_ortega

Espere mañana:

 Clases de fútbol para señoras – Lección #3: Los árbitros asistentes

Clases de fútbol para señoras – Lección #1: El arquero

Arquero2

El arquero es aquel muchacho que siempre esta vestido de forma diferente a sus compañeros (generalmente porta buzo y guantes) y al que todos le echan la culpa por los goles recibidos. Su trabajo es evitar en última instancia que el otro equipo marque goles.

Es el único que puede tocar el balón con las manos y brazos mientras esté dentro de su área, excepto cuando un compañero de su propio equipo le pase el balón (con los pies o con las manos en un saque de banda – otro tema para despuesito).

También es conocido como el portero, el guardavalla, el guardameta, el cuidapalos o el canservero…

A la hora de insultarlos (algo que su marido hará frecuentemente), usted puede acompañarlo usando expresiones como: “tapa más una tanga”, “ese man es un colador viejo”, “tiene las manos de mantequilla”, “papá, ese era tu palo” o simplemente “que arquero tan guevón”. Si ya le da mucho pesar, puede salir a defenderlo: “Ay mujeee, el pobre”…

Es una de las posiciones más malagradecidas en el fútbol: Es frecuente verlos cómo pasan en un segundo de héroes a villanos… así, como cuando su marido logra una promoción, le promete que le va a cambiar el comedor y finalmente se lo embolata a última hora…

Por @ivanj_ortega

Espere mañana:

 Clases de fútbol para señoras – Lección #2: El árbitro central

Clases de fútbol para señoras – Introducción

Pizarron-para-senoras

Bueno, señoras, ante la inminente derrota en la guerra por el control remoto y otros dispositivos con acceso a los medios de comunicación durante el Mundial, les sugeriría irse preparando con conocimientos básicos, trucos y astucias que les permitan entender un poco más de “la cosa” y sumarse de buena fe a la pasión que vivirá su cónyuge, pues como dicen por ahi, si no puedes con el enemigo, ¡únetele!

Por eso, con el fin de que puedan compartir estos momentos en familia de forma acertada y agradable, he preparado, de puro “chévere”, una serie de mini-entradas educativas que iré publicando poco a poco en las próximas semanas, para, al mismo tiempo, colaborar con la paz “Mundial”…

Sólo dos advertencias:

  1. Si el equipo de su marido va perdiendo o está a punto de ser eliminado, absténgase de hacer comentarios, incluso si tiene algo sabio que aportar de lo que aprenderá en este blog.
  2. Si usted se da cuenta que su marido está diciendo algunas imprecisiones, disimuladamente hágalo venir a este blog. NO sé le ocurra ridiculizarlo…

¿Listas? Empecemos de una por el principio: ¿Si saben lo que es un balón?, ¿Si?… ah bueno, empezamos bien.

El fútbol es un deporte donde juegan dos equipos de 11 jugadores cada uno, que incluyen un arquero y diez jugadores de campo. Los jugadores pueden utilizar cualquier parte del cuerpo para transportar el balón menos los brazos y las manos, exceptuando al arquero que lo cobijan algunas particularidades (mejor dicho, para no generar confusión, lo del arquero se los explicare en la próxima lección).

Gana el equipo que, al final del partido, haya metido más veces el balón en el arco contrario (ahí es cuando su marido grita ¡Gooool! o ¡Golazo ijeputa!).

Un gol representa una alegría tan grande como esa que usted siente cuando se da cuenta que bajó unos kilitos o como cuando va por la calle y se da cuenta que otras mujeres la ven con envidia ya sea por su figura, sus sandalias, su blusita, o su cartera… (o incluso por su esposo)

Un partido se juega en dos tiempos de 45 minutos, con 15 minutos de intermedio para descansar. A cada tiempo se le agregan unos minutos para reponer el tiempo perdido, de ahí a que cuando uno les dice que “faltan 5 minutos”, realmente faltan unos 15 o 20, pues además tomamos un tiempo para ver la repetición de las mejores jugadas y los goles y para escuchar las reacciones y comentarios… ahorita, en tiempos de redes sociales, también tomamos un tiempo extra para chicanear o estrilar en FB, Twitter, Instagram o Whatsapp… Atención: Ceder desinteresadamente este tiempo adicional puede ser crucial para mantener unas relaciones armoniosas durante el Mundial.

Para que no se pierda estas lecciones, visite esta página regularmente, sígame en Twitter (@ivanj_ortega) o simplemente suscríbase a este blog ingresando su correo electrónico en el campo “No te pierdas la próxima”.

Espere mañana:

Clases de fútbol para señoras – Lección #1: El arquero